Así se paga un patrocinio en la competición

El precio de mostrarse a 300 kilómetros por hora

Los ingresos acumulados de los 10 equipos de Fórmula 1 roza los 2.600 millones. 1.600 proceden de patrocinios.

Precio de los patrocinios, por zonas, en un Fórmula 1 Ampliar foto

Está considerado como uno de los deportes más punteros, por su contenido tecnológico, su progresión internacional, y su exclusividad: todos los vips quieren ir a las carreras, y las grandes marcas lo utilizan para mostrarse a los 425 millones de personas que componen su audiencia potencial. Y eso, en una época dominada de forma aplastante por Mercedes y con un reglamento que, se considera, minimiza el espectáculo.

Este potencial se traduce en unos ingresos millonarios. En total, la suma de la facturación de las diez escuderías que componen el mundial asciende a 2.598 millones de euros, según el informe Business Book GP2015, que cada año recoge las principales magnitudes económicas que rodean al Gran Circo. Con esa cantidad, los equipos no solo deben poner dos monoplazas sobre las 19 carreras que componen el calendario. También, gestionar todo el desarrollo del coche de la actual temporada y de la siguiente, los transportes de los materiales y el personal de circuito a circuito, financiar el trabajo de las factorías centrales que posee cada equipo...

Un equipo de los dominadores de la competición, en cuanto a potencial económico, tales como Mercedes, Ferrari, Red Bull o McLaren, se compone de más de 500 personas, entre personal que va a las carreras y los que se quedan en los centros de desarrollo. Estas cuatro escuderías manejan presupuestos de entre 400 y 500 millones de euros. La que más, Red Bull, con 468 millones, fruto de sus potentes acuerdos comerciales. El salto presupuestario entre ellas cuatro y la siguiente, Williams, es de más del doble. La brecha se agiganta con los equipos de la zona baja de la parrilla. Manor es el equipo con menos fondos, con 83 millones.

El coche, el gran soporte publicitario

El precio de mostrarse a 300 kilómetros por hora

Un patrocinio en Fórmula 1 no se limita al coche. Alrededor se crean eventos, campañas de marketing, incluso productos. Pero el coche es el rey. Como se observa en la infografía, las zonas laterales, en concreto, los pontones y el área de la chimenea, son las mejor pagadas.

Mostrar una marca en ellas se valora, de media, en 23 millones, al igual que el alerón trasero, muy visible en las retransmisiones televisivas. Según un análisis de Banco Santander, el coche genera el 44% del retorno de la inversión en el patrocinio. De las nueve partes del Ferrari en las que está presente, la más rentable, según ese estudio, es precisamente la parte delantera del alerón trasero, por su exposición a la imagen televisiva.

El patrocinio

De esos 2.600 millones, 1.600, proceden de patrocinios y acuerdos estratégicos. Es la principal vía de financiación de los equipos, por encima de los derechos audiovisuales. Aunque las cuatro grandes escuderías tienen estrategias diferentes.

Ferrari se nutre de sus propios motores, elaborados en su fábrica de Maranello. No necesita, por tanto, ningún acuerdo estratégico con un motorista, y sus principales aportaciones proceden de los patrocinios de Philip Morris y Fiat. El primer caso es singular, ya que el patrocinio de marcas tabacaleras está prohibido desde 2007. En el mundial de 2001, hasta cinco compañías del sector actuaban como patrocinadores principales de otras tantas escuderías. Entre las tres principales, según Bloomberg, aportaban 750 millones de dólares a sus equipos: Philip Morris, a través de Marloboro, West, y British American Tobacco, con Lucky Strike.

Pese a la prohibición, Philip Morris ha extendido su contrato con Ferrari hasta finales de 2018. El patrocinio se valora en unos 150 millones de dólares, pese a no mostrar ni un solo logo. Y es que el contrato permite a la tabacalera vender ciertas partes del coche a otros patrocinadores, a cambio de quedarse un buen porcentaje. Esa ausencia de Marlboro ha sido aprovechada por Santander, que con una aportación menor, de unos 40 millones, es la marca que mejor se muestra en los bólidos rojos.

Red Bull es dueña y, por tanto, principal patrocinadora de su escudería. Su aportación está valorada en 200 millones. El siguiente espónsor en importancia es Infiniti, marca del grupo Renault-Nissan, motorista del equipo, con 40 millones. Pero las desavenencias públicas entre ambas partes, dado el bajo rendimiento de la escudería este año, podrían acabar con su relación como surtidor de motores y, también, con este patrocinio. En el caso de McLaren, es Honda la que realiza la mayor aportación, 300 millones. Una sociedad que comienza a ser discutida por el descalabro que vive en cada carrera el equipo de Alonso. Un modelo parecido llevan a cabo en Mercedesl que contribuye con 250 millones a su escudería, líder total del campeonato.

Normas