Las obras en South Ayrshire arrancan este mes

Iberdrola ultima un gran complejo eólico en Escocia

Imagen del parque escocés de Arecleoch.
Imagen del parque escocés de Arecleoch.

El complejo renovable de la isla cuenta con tres parques eólicos. Los de Arecleoch y Mark Hill ya están instalados y en funcionamiento. Ahora le toca el turno al de Kilgallioch, cuyas obras han comenzado este mes. Según los cálculos de Iberdrola, entrará en funcionamiento a comienzos de 2017. A plena capacidad, South Ayrshire generará 415 megavatios (MW), con lo que se convertirá en una de las zonas eólicas más importantes del mundo.

 El proyecto, desarrollado por el grupo que preside Ignacio Galán a través de su participada Scottish Power Renewables, supondrá unas inversiones de 800 millones de euros. Desde la eléctrica han considerado que es una de las iniciativas renovables “más ambiciosas” en la historia de la compañía. Gamesa, participada al 19,686% por Iberdrola, ha suministrado los aerogeneradores de los parques de Arecleoch y Mark Hill y ahora comenzará con las entregas de las turbinas para Kilgallioch. En total, 182 equipos.

A 250.000 hogares

Con el tercer parque en operación, el complejo renovable de South Ayrshire cubrirá la demanda de energía de 250.000 hogares del suroeste de Escocia. Toda la población de la comarca de South Ayrshire (120.000 habitantes censados) tendrá por tanto cubierto el suministro de electricidad por fuentes 100% renovables.

Las obras del complejo han generado actividad para las empresas de la zona. Una media de 250 trabajadores están implicados en las obras desde el inicio de las mismas.

A su conclusión, el complejo renovable generará 45 empleos fijos. Este personal estará dedicado a la operación y mantenimiento de las instalaciones. South Ayrshire es una zona rural, pero todos los especialistas que serán contratados procederán de esta comarca.

Con este objetivo, los responsables de Scottish Power Renewables han puesto en marcha, con entidades de la zona, un programa de formación en especialidades relacionadas con la eólica terrestre. Uno de estos ciclos de cualificación, denominado The Energy Skills Partnership’s, se imparte en los propios centros de formación profesional de la región.

De los dos parques renovables que ya están en funcionamiento en la actualidad, el de Arecleoch genera 120 MW. Está equipado con 60 turbinas de Gamesa, del modelo G80/2000 que tiene 2 MW de capacidad unitaria. Entró en actividad hace cuatro años.

El centro de Mark Hill suministra hasta 56 MW, también desde 2011. En este caso, Gamesa entregó 28 aerogeneradores de la familia G87/2000, también con 2 MW de potencia por equipo. El parque eólico de Kilgallioch será el más grande. Tendrá hasta 239 MW de capacidad, generada por 94 turbinas de Gamesa, de su gama G114, que alcanzarán los 2,5 MW de potencia por unidad. También contará con otros dos aerogeneradores G90 (2 MW de capacidad cada uno).

Iberdrola es líder en eólica en Reino Unido, con una capacidad instalada de 1.600 MW. Superará a corto plazo los 2.000 MW con ocho nuevos parques .

Segundo ‘offshore’ en Reino Unido

Las aguas de Reino Unido albergan la mitad de la capacidad instalada en eólica marina en Europa. Iberdrola también está presente en este ámbito geográfico del offshore. La multinacional con sede en Bilbao tiene operativo desde 2014 el parque de West of Duddon Sands (Wods), sus primeros aerogeneradores en agua salada. Con turbinas de Siemens, Wods suma 389 MW de potencia.

Este año, el grupo que preside Ignacio Galán ganó la subasta convocada por Reino Unido para la explotación del complejo East Anglia One de offshore. Será uno de los mayores del mundo cuando entre en actividad en 2019 y con una potencia de 700 MW. Los ingenieros piensan equiparlo con turbinas de 8 MW de potencia unitaria.

Sin salir de Reino Unido y también en eólica, Iberdrola ha entrado en el segmento de reciclaje de palas de turbinas, una actividad obligada por la normativa comunitaria en medio ambiente. Es un reto tecnológico y la compañía eléctrica ha comenzado a trabajar para conseguir las primeras patentes, en alianza con Tecnalia y Gaiker, centros ubicados en Euskadi y orientados a nuevos desarrollos industriales. Las palas de los aerogeneradores duran dos décadas.

Normas
Entra en El País para participar