Jaime Nieto-Márquez, presidente de Ocopen, asociación de los consultores de pensiones

"Se ha perdido el miedo a la Bolsa en las pensiones"

Jaime Nieto-Marquez, presidente de Ocopen y director general en España de Towers Watson.
Jaime Nieto-Marquez, presidente de Ocopen y director general en España de Towers Watson.

Desde Ocopen, que representa al mundo de las consultoras de pensiones, gestoras y aseguradoras, se insiste en que la sostenibilidad del sistema público de pensiones está garantizado. Su presidente, Jaime Nieto-Márquez, insiste en la importancia del ahorro privado como complemento del públicio. En planes de pensiones hay 100.000 millones de euros, incluidos los 35.000 millones del sistema de empleo.

Pregunta. ¿Cómo se elige un buen plan de pensiones?
Respuesta. Si no se es capaz de analizar la gestión, lo primero que recomiendo a mis amigos es que se fijen en los gastos. Es sencillo. Si la comisión de administración del plan es del 2% y ha rentado el 5%, el rendimiento real es del 3%. Unos buenos gastos serían de solo el 0,7% u 0,8% en planes de renta fija y por debajo del 1,5% en los instrumentos que invierten en Bolsa. Es normal que las entidades intenten colocar productos con comisiones más altas.

P. ¿Qué rentabilidad mínima se debe exigir?
R. Para ver si la entidad cumple las expectativas es importante comparar con planes de la misma categoría, en estadísticas oficiales y en el mismo periodo de tiempo. Cuando se analizan frente a los índices de referencia (Ibex 35, Eurostoxx 50, S&P 500) nos encontramos muchas veces con la sorpresa de que no han sido capaces de batirlos. Si a tres o cinco años su plan no supera al IPC hay que traspasar el dinero.

P. ¿Han cambiado las carteras de las pensiones en los últimos años? ¿Ha aumentado el peso de las acciones?
R. Hay más peso de la Bolsa que hace 20 años y hay menos miedo a la renta variable. Además, se utilizan coberturas [para garantizar las alzas] y se está empezando a entrar en inversión alternativa. Antes las carteras medias tenían un 85% de activos de renta fija y solo un 15% de valores; ahora hay un 75% o 70% del dinero en bonos y un 25% o 30% en Bolsa.

P. ¿Qué no se puede olvidar al contratar un producto de previsión?
R. Lo más importante es que el cliente sepa qué estrategia tiene su plan. Trabajamos mucho en que entienda el riesgo de su estrategia y conozca cuáles son las caídas máximas que puede esperar de esas estrategias.

P. ¿Cómo se construye una buena cartera?
R. Hay que tener una buena diversificación, por activos y zona geográfica, que sea global. Evitar la concentración, para que si ocurre un problema, tenga el menor efecto posible en la cartera.

P. ¿Qué opina de la gestión activa?
R. Creo más en las estrategias que en las personas. No hay buen gestor sine díe, son buenos en un tiempo. Soy partidario de estrategias que sigan buenos índices de referencia y destinar algo de dinero a fondos de autor [buenos gestores]. Es difícil batir a los índices. En los últimos dos años, el plan de empleo de Towers, que es más pasivo que activo, figura ente los diez mejores del ranking.

P. ¿Por qué no hay planes empresariales?
R. Porque los empleados no demandan ese servicio y las empresas no tienen dinero. Las grandes compañías empiezan a ver que algunos de sus empleados no quieren jubilarse porque no les llega con la pensión de la Seguridad Social a la que pueden optar. Cambia el mundo de recursos humanos porque conviven en la misma plantilla personas de ventitantos años con sesentaintantos y se complica la sucesión en los puestos. Esto está provocando que muchas compañías se conviertan en facilitadoras de productos de ahorro. Las empresas negocian con aseguradoras y gestoras mejores condiciones para sus empleados de las que podrían obtener individualmente. En los planes de retribución flexible crece la presencia de los seguros de ahorro para la jubilación. Los empleados están solicitando que se les permita cambiar sueldo por ahorro.

P. ¿Qué ventajas tienen los seguros de ahorro?
R. El seguro colectivo de vida no tiene desgravación pero se efectúa desde el salario bruto y no tiene tope para aportación máxima, es un buen complemento de previsión para salarios altos. Permite además, si se desea, contratar un plan de pensiones individual.

P. ¿Qué ocurre si se cambia uno de empresa?
R. Ese dinero no se puede rescatar hasta el momento de la jubilación. Se podría movilizar hacia otro plan de pensiones de empleo, siempre que la empresa en la que trabajara lo tuviera. El mercado laboral va cambiando y es previsible que la normativa se acompase a los nuevos tiempos aunque de momento no lo permite.

“Nos jubilaremos de media con el 70% del salario”

"Se ha perdido el miedo a la Bolsa en las pensiones"

P¿Es sostenible el sistema de pensiones? ¿Quebrará en 2020?
R. No hay que ser agorero. Ningún Estado va a dejar quebrar el sistema, si no se cubriera vía cotizaciones a la Seguridad Social se subirían los impuestos. La sostenibilidad del sistema no es un tema de debate político. Hemos vivido un enfrentamiento entre la públicas y privadas y hay que verlo como públicas más privadas.

P¿Cómo van a ser las pensiones en el futuro ?
R. No van a poder ser altas por las altas tasas de desempleo, el envejecimiento de la población y la baja natalidad. Todas las medidas que se han tomado para fortalecer el sistema público garantizan su supervivencia pero han supuesto una rebaja en la pensión de jubilación.

P ¿En cuánto serán menores?Se puede predecir
R. Dependerá del nivel salarial, de los años de cotización... pero si antes se hablaba de que las pensiones cubrían de media el 85% del salario, en estos momentos se calcula que nos jubilaremos con el 70%. En el caso de los salarios más altos las coberturas son aún más bajas.

P¿Qué opina del documento informativo de pensiones?
R. Es básico. Esa información debe llegar al ciudadano para que tome decisiones. Es un paso imprescindible para que la gente conozca la situación real. Si el contribuyente viese que la pensión va bajando reaccionaría. Haría que la gente ahorrase. No creo que la comunicación llegue antes de las elecciones y no me parece que sea un tema prioritario de ningún Gobierno. Al Ejecutivo le ha dado miedo entregar la información.

P¿Cómo valoran la reforma fiscal? ¿Los cambios en pensiones?
R. Los cambios legales no son buenos. Generan mucha inseguridad y desapego. Las pensiones no deberían estar al albur político. Estoy en contra de que se topen las aportaciones, parece como si se dijera: “Se puede ahorrar aunque solo 8.000 euros anuales”. Entiendo que fiscalmente se podría poner un máximo, pero financieramente debería ser en función de las necesidades de cada persona.

Normas