Afirma que tiene que adaptarse a un nuevo contexto más complejo

La banca critica el exceso de regulación

El nuevo entramado regulatorio frena el crecimiento de las entidades financieras

Alvear afirma que en medio plazo tendrán lugar fusiones transnacionales

La banca critica el exceso de regulación

Los directores financieros de los principales bancos españoles criticaron ayer que la excesiva regulación del entorno financiero puede frenar el crecimiento de las entidades financieras.

Los directores de Bankia, CaixaBank, Bankinter y Banco Popular, participaron en una jornada financiera patrocinada por la consultora Cumbria y la firma Tibco.

Los directores coincidieron en que se encuentran en un un nuevo panorama más complejo marcado por la creciente exigencia de capital y una nueva regulación. Las entidades financieras deben así hacer esfuerzos por dotarse de capital y mantener el ratio de rentabilidad que exigen los inversores y el mercado financiero.

“Se nos viene encima una tormenta regulatoria enorme”, en el sector financiero. De esta forma concluía la directora de Bankinter, Gloria Ortiz, “aunque sólo sea por los recursos que vamos a tener que dedicar a ello”, además de un cambio en la gestión de estas entidades.

“Todavía queda mucho por hacer”, afirmó Ortiz, y añadió que los bancos han sufrido directamente la creación del regulador único, al criticar la escasa delega en los procesos y su lentitud.

Además apuntó que todavía existen diferencias “abismales” entre los bancos europeos y que es necesaria una homogeneización en los cálculos de activos por riesgo.

Las entidades financieras tendrán que adaptarse también al propio sistema de supervisión, con una regulación más anglosajona, diferente a la de los países latinos.

El desafío final de la unión bancaria es que haya estabilidad, crecimiento y que se cree empleo, señaló Francisco Sancha, director financiero de Banco Popular, que añadió que “la excesiva regulación puede llegar a frenar este crecimiento.”

En este entorno, donde el capital es cada vez más importante, los bancos tienen que establecer medidas internas de eficiecia y rentabilidad.

Los bancos están ahora tremendamente vigilados con el objetivo de conseguir transparencia, y critican lo que se conoce como la banca en la sombra, aquellos fondos que tienen acceso al mercado pero se encuentran fuera de este entramado regulatorio.

Javier Panos, director financiero de CaixaBank, resaltó que esta se está empezando a regular, aunque todavía está “muy verde”.

El director financiero de Bankia, Leopoldo Alvear, se mostró convencido de que en el medio plazo se producirán fusiones de bancos en la Unión Europea, mientras que en España puede haber movimientos motivados por la regulación de las antiguas cajas. Alvear incidió en que las fusiones transnacionales tendrán lugar en los próximos años y el regulador único “las va a promover”.

En este sentido, el director financiero de Bankia apuntó que “es pronto aún porque existen discrepancias” que tienen que ser resueltas para que exista un terreno de juego igual para todas las entidades financieras. Por su parte, Javier Pano, recordó que CaixaBank ha intentado una fusión transnacional, en el caso de BPI en Portugal, pero se ha visto truncada “por una serie de condiciones que no se pudieron cumplir”.

Por otro lado, Gloria Ortiz, señaló los efectos positivos de la Unión Bancaria y de las reformas estructurales, que han permitido que la crisis de Grecia no esté teniendo efectos muy negativos sobre la prima de riesgo española. Además admitió que se está viviendo una volatilidad en los mercados, que en contra de lo que podría pensarse hace unos meses, está siendo estable.

Normas