Las oportunidades en renta fija, con lupa

Cómo afinar con la renta fija

Cómo afinar con la renta fija

Uno ya no se puede fiar de nadie ni de nada. Ni siquiera, lo que para algunos ya es el colmo, de la renta fija. Ahora promete tan poco, tan poco, que incluso llega a ser cero. Eso es lo que ha pasado después de que la política de tipos cero impulsada por el Banco Central Europeo haya llevado a mínimos de rentabilidad nunca antes vista a la deuda soberana europea, un activo muy habitual en las carteras de los fondos de inversión de renta fija.

Ante las perspectivas de no ganar nada, ¿qué puede hacer un inversor conservador, el perfil más común entre los dueños de este tipo de fondos? Para unos expertos, salir de estos productos, y para otros, al menos elegir estrategias que utilicen mil ojos, ya que no se descartan más sobresaltos.

Empecemos por ver qué ha pasado en las últimas semanas con la renta fija. Joseba Granero, del servicio de estudios de Banca March, explica que “los fuertes movimientos de las curvas soberanas europeas registrados en las últimas semanas se han debido en gran parte a la incertidumbre de Grecia, a cierto repunte de las expectativas de crecimiento e inflación de la región y a factores de carácter más técnico, como una mayor oferta en mayo, mes en el que habitualmente los tesoros nacionales incrementan las emisiones”.

Con este panorama, Álvaro Sanmartín, economista jefe y asesor del fondo Alinea Global para MCH IS, es muy difícil encontrar valor en estos momentos en deuda. “Las rentabilidades que se ofrecen son bajas y, además, en un entorno de recuperación económica global y con una inflación en tendencia al alza, existe un riesgo bastante significativo de que un cliente entrando a estos niveles se encuentre con retornos negativos a 12 meses vista”. No obstante, “cuando uno dice esto, parece que la única alternativa es la renta variable, pero en nuestra opinión, tampoco esta clase de activo es especialmente atractiva hoy, porque no está ni mucho menos barata”.

Guido Barthels, gestor y especialista en renta fija de Ethenea Independent Investors, admite que “no hemos sido capaces de identificar un único evento que haya causado la ola de ventas masivas en el mercado de bonos, sobre todo porque la salida fue generalizada y global”. De hecho, concluye que la inestabilidad parece estar causada “por las bajas convicciones de la comunidad de inversores” lo que, en su opinión, ofrece oportunidades.

¿Dónde se encuentran las oportunidades?
Para Ricardo Comín, director comercial de Vontobel para Iberia y Latinoamérica, “por orden de menor a mayor volatilidad, creemos que los clientes pueden encontrar oportunidades en renta fija corporativa euro con grado de inversión [emisiones calificadas por las agencias de rating], en bonos de alto rendimiento globales y en deuda de países emergentes”. En esta firma, según Comín, están convencidos de que “la renta fija, en mayor o menor medida, debe estar presente en las carteras de todos los inversores como una herramienta de diversificación”.

Los expertos consultados siguen viendo oportunidades en la deuda pública europea periférica

Según Cristina Martínez, gestora de renta fija de Ibercaja Gestión, “los fondos monetarios y de renta fija a corto plazo son los que tienen una menor rentabilidad potencial”. En cuanto a la coyuntura, “creemos que la reciente corrección de los mercados de bonos es una ocasión para invertir en deuda pública de la periferia europea con vencimiento a largo plazo” y menciona que “la rentabilidad de los bonos a 10 años del Tesoro español e italiano se ha incrementado hasta niveles de diciembre de 2014, mes en el que el BCE todavía no había iniciado el programa de compra de deuda pública”.

En cualquier caso, y tras las declaraciones del Banco Central Europeo, afirmando que podría acelerar las compras de deuda en los próximos meses, “los rendimientos ofrecidos son más atractivos y lo consideramos como una oportunidad táctica para la toma de posiciones en bonos periféricos en el tramo medio y largo de la curva”, reconocen desde Banca March. No obstante, señalan que “se prevé una elevada volatilidad, por lo que se recomienda prudencia ya que los movimientos en precio es probable que continúen siendo pronunciados”.

También desde Ibercaja alertan de otro riesgo, que “el inicio del proceso de normalización de tipos por parte de la Reserva Federal tenga lugar antes de lo previsto o con mayor intensidad de lo que el mercado anticipa. “Esto produciría un repunte en la rentabilidad de los bonos americanos y podría haber cierto contagio en las rentabilidades de los países europeos, sobre todo del núcleo duro”, asegura Cristina Martínez, y prosigue: “Otro sector de renta fija muy sensible a las subidas de los tipos norteamericanos es el de bonos emergentes, tanto públicos como privados, que pueden sufrir una corrección sustancial si los incrementos de tipos son agresivos”.

“Si bien es cierto que los mercados de renta fija ofrecen actualmente más retos que oportunidades, el reciente repunte en la rentabilidad de los títulos gubernamentales no ha hecho otra cosa más que reajustar la rentabilidad al nivel de riesgo que ofrecen y alinearlos un poco más al entorno macro que tenemos a ambos lados del Atlántico”, analiza Karsten Bierre, responsable de asignación en renta fija de Nordea. Y matiza: “Con esto no estamos diciendo que el nivel de rentabilidad que ofrecen actualmente sea justo (fairvalue), sino que el perfil riesgo/rentabilidad que ofrecían a mediados de abril era aún menos atractivo, sobre todo en el caso del bono alemán”.

“Sí que hay oportunidades, aunque no de forma abierta. Es necesario distinguir entre los tipos de interés reales y los nominales. En los reales de algunos activos aún hay huecos atractivos”, indica Juan Luis García Alejo, director de análisis de AndBank. Según este experto, pueden ser una buena opción “los bonos periféricos, que no están tan caros como los alemanes, por ejemplo. Nos iríamos a emisiones particulares o a fondos de inversión que aunque sean de renta fija tengan estrategia de gestión flexible, y también a multiactivos”.

Fondos flexibles y multiactivos
Este tipo de fondos es muy mencionado por los expertos como buena opción si se decide salir de los fondos de renta fija pura. Es el caso de David Ardura, subdirector de gestión de Gesconsult, que afirma que “para nosotros es el momento de valorar productos conservadores y de gestión flexible que se diferencien del producto o vehículo de renta fija puro”.

En M&G creen que siguen existiendo razones para mantener cierta inversión en bonos, así como perfiles de riesgo para los que esta clase de activo sigue siendo adecuada. Para ello “una forma clara de mantener cierta exposición y asegurar al mismo tiempo una cartera diversificada son los fondos multiactivo, que hoy por hoy deben jugar un papel fundamental en las carteras”, recomienda Ignacio Rodríguez Añino, responsable de la gestora en España. Explica que este tipo de alternativas son diversificadas por definición, y “los productos que además cuentan con flexibilidad geográfica ofrecen al gestor la capacidad de invertir en las partes del mercado más atractivas en cada momento”.

Javier Mallo, responsable de Legg Mason para España y Portugal, también lo tiene claro: “Quedan oportunidades en deuda, pero estamos en un entorno que cambia a mayor velocidad y lo que es cada vez más interesante es invertir a través de fondos que cuenten con un número amplio de herramientas, tengan experiencia a la hora de utilizarlas y lo hagan activamente”. En este sentido, recomienda ir incorporando vehículos de renta fija flexible que se adapten a entornos volátiles y tengan capacidad para afrontar entornos de subidas de tipos.

Hay que tener en cuenta que, según datos de VDOS, los fondos de renta fija pierden dinero todos los meses y los mayores avances patrimoniales en abril los registran los fondos mixtos, con un crecimiento de un 9,80%, por valor de 5.847 millones, siendo también los que reciben mayor volumen de aportaciones netas, con 6.160 millones de euros. Como ven, los inversores toman nota.

La opinión de los expertos

Joseba Granero (Banca March)

"Los movimientos de las curvas soberanas europeas se han debido a la incertidumbre de Grecia”

Álvaro Sanmartín (MCH IS)

"Es muy difícil encontrar valor en estos momentos en renta fija. Las rentabilidades que se ofrecen son bajas”

Guido Barthels (ETHENEA)

"No hemos identificado un único evento que haya causado las ventas masivas en bonos”

Ricardo Comín (Vontobel)

"La renta fija, en mayor o menor medida, debe estar presente en las carteras de todos los inversores”

Cristina Martínez (Ibercaja Gestión)

"Los fondos monetarios y de bonos a corto plazo tienen una menor rentabilidad potencial”

Juan Luis García Alejo (AndBank)

"Sí que hay oportunidades, pero es necesario distinguir entre el tipo de interés real y el nominal”

David Ardura (Gesconsult)

"Hay que considerar productos conservadores y de gestión flexible, diferentes a los bonos”

Ignacio Rodríguez Añino (M&G)

"Hoy por hoy, los fondos multiactivo deben jugar un papel fundamental en los portafolios diversificados”

Javier Mallo (Legg Mason)

"Es cada vez más interesante invertir a través de fondos que cuenten con un número amplio de herramientas”

Normas