Las pymes tendrán que tirar de ‘chequera’ para captar talento

Curiosamente, a medida que la formación de los profesionales es mayor, el interés por su salario disminuye

Las pymes tendrán que tirar de ‘chequera’ para captar talento

El salario es el factor más importante, tanto a nivel nacional como internacional, por el que los profesionales se inclinan a la hora de trabajar en una empresa u otra. Un indicador que condiciona los vulnerables presupuestos de las pymes y autónomos de nuestro país, que afectados por la crisis y la falta de crédito, deberán tirar de otras partidas de su presupuesto para adquirir el mejor talento humano para su organización.

Es la principal conclusión a la que llega el último informe de la compañía Randstad, "Employer Branding: cuando la percepción puede convertirse en realidad", en el que se confirma que la seguridad laboral y las perspectivas de futuro son las opciones que ocupan el segundo y tercer lugar en las prioridades de los profesionales. Del mismo modo, indica el análisis, ambos factores han descendido su importancia en los últimos dos años a favor del salario a percibir.

En concreto, el estudio ha analizado, a partir de 11.500 encuestas en España y más de 225.000 en 23 países de cuatro continentes, la opinión que los trabajadores tienen de las organizaciones en las que se desempeñan. En este sentido, el salario es el factor clave para elegir una empresa en la que trabajar, según los encuestados, pues de media ha sido como la opción prioritaria elegida por más del 60% de los profesionales.

La influencia del nivel formativo

Del mismo modo, el ambiente de trabajo agradable se posiciona como otro de los grandes factores de relevancia para que los profesionales se decanten por trabajar en una organización u otra, así como la posibilidad de conciliar trabajo y vida privada. Este último criterio ha aumentado su importancia en nueve puntos desde el último año. Se trata del indicador que más ha aumentado junto con el salario.

Por último, cabe destacar la incidencia que cumple el nivel formativo de los usuarios a la hora de elegir una empresa en la que trabajar. Y es que a mayor nivel de formación, menos determinante resulta la retribución económica recibida sino que son otros los factores que entran a formar parte del juego. Así, el informe destaca que estos profesionales son los que menor importancia le otorgan a la remuneración salarial, especialmente aquellos empleados con títulos superiores, que priorizan que el trabajo les resulte interesante.

Normas
Entra en El País para participar