Lo que debe hacer un autónomo para tener una pensión mejor

Los trabajadores autónomos cambian su base de cotización a los 50 años, para conseguir una pensión de jubilación más elevada. Sin embargo, con la reforma de las pensiones, se deberá trabajar hasta los 67 años para optar al máximo, y contarán los últimos 25 años cotizados, por lo que se recomienda un plan de pensiones.

Lo que debe hacer un autónomo para tener una pensión mejor

Según datos el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, el 30% de los trabajadores autónomos cambia su base de cotización a los 50 años. El 85,5% de los autónomos en España cotiza por la base mínima, pero una vez llegan los 50, los profesionales cambian su base con el objetivo de tener una pensión de jubilación más alta.

La base reguladora pasa de los 15 a los 25 años

Según José Antonio Iglesias, subdirector general comercial de clientes y oferta de VidaCaixa, se debe desechar la idea de subir la base de cotización a los 50 años pensando en la jubilación, ya que antes de la reforma de las pensiones “se consideraban los últimos 15 años de cotización para establecer la base reguladora. Sin embargo, a partir de la reforma dicho plazo pasará gradualmente de los 15 a los 25 años. Este aspecto afecta especialmente a los autónomos que aprovechaban los últimos años en activo para aumentar su base de cotización por lo que esta medida minora la base resultante que se tendrá en cuenta para el cálculo de la pensión”.

Jubilación a los 67 años

Pero además, ya no es posible calcular la jubilación a partir de los 65 años. Hasta ahora, la jubilación se calculaba en base a 35 años cotizados y poder jubilarse a los 65, pero estos parámetros han cambiado. Tanto para los trabajadores por cuenta propia, como para los asalariados, a partir del año 2022, para poder cobrar el 100% de la pensión por jubilación que corresponda, se debe trabajar hasta los 67 años, y haber cotizado un mínimo de 38,5 años.

Un plan de pensiones: la mejor opción

Dada esta nueva situación, en el que el sistema de pensiones español es un sistema de reparto, se plantean muchas incertidumbres en la jubilación de los españoles. Según asegura Iglesias, hoy día “por cada persona mayor de 65 años hay 2,5 personas en edad activa para trabajar, no obstante en 30 años esta proporción será de 1 mayor de 65 años por cada 1,42 persona en edad activa”. Esto quiere decir que habrá muchos pensionistas y pocos cotizantes, por lo que, por encima de aumentar la base de cotización, lo más recomendable es optar por la capitalización individual, es decir, abrir un plan de jubilación o de pensiones.

Normas