Breakingviews

Los nuevos costes de financiarse en euros

A las empresas estadounidenses les encanta el euro. Berkshire Hathaway y Coca-Cola están en la lista cada vez mayor de las empresas que emiten deuda denominada en la moneda única. El objetivo es aprovechar los bajos costes de financiación maquinados por el Banco Central Europeo.

Las empresas con domicilio en Estados Unidos, tanto financiero como no financiero, han emitido más deuda con grado de inversión denominada en euros en lo que va de 2015 que en el mismo período en cualquier otro año, aparte de 2007, según datos de Thomson Reuters. Los llamados Yankees Inversos –los Yankees tradicionales eran deuda denominada en dólares emitida por empresas extranjeras– han aumentado un 230% desde el mismo período del año anterior a 31.700 millones de euros.

No es de extrañar. El BCE ha hecho todo lo que estaba en su mano para bajar los costes de la financiación de la zona euro, incluido el nuevo programa de compra de bonos soberanos que comenzó ayer. Como resultado, los costes de financiación de referencia de la zona euro han caído mientras que los de Estados Unidos han aumentado.

Los llamados Yankees Inversos han aumentado un 230%, hasta 31.700 millones de euros

El diferencial ha sido lo suficientemente amplio para los emisores estadounidenses como para ahorrar dinero mediante financiación en euros, incluso después de haber pagado para cambiar sus obligaciones de financiación a dólares. Pero tantas empresas se están subiendo al carro que el coste extra de la conversión de moneda se está incrementando.

Por supuesto, no todos los turistas corporativos estadounidenses necesitan convertir sus obligaciones de financiación a dólares. Además, el margen de conversión aún no es lo suficientemente amplio como para compensar plenamente los beneficios de unos menores costes de financiación en euros. Pero en el mundo financiero, este tipo de operaciones nunca duran para siempre.

Normas