Es un sistema que Microsoft ya ha utilizado con Office 365 y con el que le ha ido muy bien
Windows 10 podría venderse con suscripción como Office 365

Windows 10 podría venderse con suscripción como Office 365

Con la próxima llegada de la primera versión en Enero de la January Technical Preview, ya son varios los rumores acerca del precio al que podría llegar la versión definitiva de Windows 10.

Según las declaraciones de Turner , director de operaciones de Microsoft, que se negó a proporcionar nuevos detalles sobre los modos de comercialización del nuevo Windows 10, todo apunta a que podría salir con un sistema de suscripción. Turner explicó en la Conferencia de Tecnología de Credit Suisse: “hay que obtener beneficios económicos de una forma diferente, y hay algunos servicios implicados”. En cuanto a estos ‘servicios implicados”, Turner ha señalado que “hay una oportunidad de llevar servicios adicionales al producto y hacerlo de una manera creativa”.

Esto no significa que definitivamente Windows 10 vaya a cambiar a un modelo de precios basado en suscripción, sino que simplemente se está considerando la opción. Evidentemente, no sería todo el sistema operativo un único elemento de suscripción, sino que este modelo encajaría con la distribución de licencias de forma gratuita y, al mismo tiempo, la adición de “complementos” de suscripción sobre la base del sistema operativo Windows 10.

Esta no sería la primera vez que Windows sacase una versión basada en suscripciones, aunque nunca antes lo había hecho con un sistema operativo, ya que aún está utilizando un modelo similar para su suite de ofimática Office 365 y parece que todo le ha ido muy bien. Ya a principios de este año, desde fuentes cercanas a Microsoft, se dijo que la compañía estaba considerando un proyecto que denominaron “Windows 365” y que se inspiró en Office 365. No hay duda, que Microsoft está valorando todas las opciones, pensando en la mejor manera de lanzar Windows 10, ya que el próximo sistema operativo marcará un hito importante en la historia de la empresa y más aún después del fracaso de Windows 8, que provocó que numerosos clientes se cambiasen a plataformas de la competencia.

El sistema operativo podría debutar a finales de verano/otoño de 2015, por lo que no queda más remedio que esperar para ver si finalmente sale con el modelo de suscripción y dado el caso, quedaría conocer el importe de la misma.

Normas
Entra en El País para participar