La mitad de las pymes españolas cuenta con un empleado ‘verde’

El porcentaje es superior a la media europea, que se sitúa en el 37%

España, cuarto país que más empleo verde crea de la UE
EFE

España ocupa el cuarto puesto de la Unión Europea en lo que respecta a la creación de empleo verde entre sus pymes. De hecho, el 53% de las pequeñas y medianas empresas que existen en nuestro país tienen en su plantilla al menos un empleado ‘verde’, ya sea a tiempo parcial o completo.

La cifra es significativa pues se trata de un porcentaje notablemente superior a la media de la UE, que se sitúa en torno al 37%, según datos aportados por la Comisión Europea. Una cifra con la que coincide la Organización Internacional del Trabajo, que reconoce el enorme potencial español de creación de empleo dentro de la economía verde, lo que podría generar dos millones de nuevos puestos de trabajo en los próximos diez años.

¿Qué es un empleo verde?

Por empleo ‘verde’ se considera aquellas personas que se encargan de diseñar sistemas de gestión de calidad, prevención de riesgos laborales y gestión medioambiental en empresas y organizaciones. Una buena predisposición española que se debe, entre otros motivos, a los impulsos generados por iniciativas como el programa Emplea Verde, de la Fundación Biodiversidad, que busca promover el empleo a la vez que se conserva el medio ambiente.

En concreto, este programa lleva a cabo actualmente en torno a un centenar de proyectos, los cuales buscan tener un alcance de casi 30.000 personas y crear 1.000 pymes y empleos verdes en el futuro. Para llegar a ese propósito, se financian proyectos de carácter medioambiental, los cuales buscan mejorar la preparación y cualificación medioambiental de los trabajadores y, con ello, acelerar el crecimiento de nuevas pymes verdes.

Dotación de los proyectos

Tales proyectos tienen entre uno y dos años de duración y su presupuesto abarca entre los 40.000 y los 400.000 euros. Las actividades que incluyen tales iniciativas se materializan en interesantes propósitos, consistentes, entre otros, en cursos de formación, conferencias, estudios, guías y asesoramiento fiscal.

A nivel práctico, se priorizan aquellas iniciativas dirigidas a trabajadores en sectores en procesos de reestructuración o que viven en zonas rurales y, en paralelo, prima la dedicación de trabajadores del sector medioambiental, mujeres, discapacitados, inmigrantes y mayores de 45 años.