La zona de Asia-Pacífico concentra el 57% del PIB mundial

China logra imponer la creación de un área de libre comercio

El presidente ruso, Vladimir Putin (izda), conversa con el presidente de Estados Unidos, Barack Obama (centro), durante el Foro de Cooperación Asia-Pacífico (APEC) en Pekín (China) hoy, martes 11 de noviembre de 2014. EFERussian Presidential Press Servi CRÉDITO OBLIGATORIO
El presidente ruso, Vladimir Putin (izda), conversa con el presidente de Estados Unidos, Barack Obama (centro), durante el Foro de Cooperación Asia-Pacífico (APEC) en Pekín (China) hoy, martes 11 de noviembre de 2014. EFE/Russian Presidential Press Servi CRÉDITO OBLIGATORIO EFE

China logró hoy, en la clausura de la XXII cumbre de líderes del Asia-Pacífico que se celebró en el norte de Pekín, imponer sus ideas para la creación de una zona de libre comercio regional, un éxito que le refuerza frente a tradicionales potencias como EEUU o Rusia.

Aprovechando el factor cancha y la debilidad coyuntural de Washington, después de que el presidente de EE UU, Barack Obama, perdiera el control del Congreso en las recientes elecciones, y de Moscú, aún tocada por el aislamiento de Occidente por la crisis ucraniana, China logró en la cumbre grandes saltos hacia adelante.

En este sentido, los anfitriones chinos consiguieron que los 21 miembros del Foro de Asociación Económica Asia-Pacífico (APEC) acordaran lanzar el proceso para crear un área de libre comercio en la región, según anunció el presidente chino, Xi Jinping, al término de la cumbre. “Hemos decidido comenzar el proceso para construir una Zona de Libre Comercio de Asia Pacífico (FTAAP en sus siglas en ingles) y hemos adoptado una hoja de ruta para lograrlo”, anunció el mandatario chino, quien afirmó que se trata de “un paso histórico”.

“Tenemos la confianza y la decisión para una integración económica”, aseguró Xi, al afirmar que el futuro FTAAP “beneficiará a las economías de ambos lados de Asia-Pacífico, que se encuentran en diferentes etapas de desarrollo, e inyectará un nuevo ímpetu al APEC, así como a sus miembros”. La zona de libre comercio de Asia Pacífico es un proyecto que se ha debatido en la región durante años, pero que en los últimos tiempos ha cobrado nueva fuerza a raíz de que China, una de las principales potencias regionales, empezara a abanderarlo, informa Efe.

La FTAAP, sin embargo, podría ir en contra de iniciativas similares también debatidas en la región, como la Asociación Trans-Pacífica (TPP), una idea principalmente defendida por EE UU para los países más desarrollados de la zona y que había ganado apoyo en otros países de América, además de en Australia. Otros acuerdos que se alcanzaron hoy, para los que existía en principio mayor consenso, fueron la creación de mecanismos regionales para la lucha anticorrupción o el anuncio de más esfuerzos para ayudar a África a combatir la epidemia del ébola.

Pero además, China se ha apuntado muchos tantos bilaterales estos días, ya que en los márgenes de la cumbre consiguió concluir las negociaciones para un tratado de libre comercio con Corea del Sur, inició un tímido deshielo en su largo contencioso territorial con Japón y firmó acuerdos gasísticos con Rusia.

Respecto a sus relaciones con EE UU, China logró recortar a cero más de 200 aranceles a productos tecnológicos, algo importante para un gigante necesitado de tecnología, y arrancó de Obama (que por fin acudió a la cumbre APEC tras su sonada ausencia en 2013) promesas de más visados para estudiantes chinos. En definitiva, muchos éxitos para una China que en estos momentos es el principal motor de crecimiento de la poderosa región APEC, que concentra el 57% del PIB mundial y la mitad del comercio en todo el planeta.

Como metáfora de estas victorias diplomáticas chinas, Xi recibió en la noche previa a la cumbre a todos los líderes regionales vestidos de traje Mao.

Obama y Putin hicieron relativamente poco ruido en Pekín, y fue muy sintomático el hecho de que en sus intervenciones en el foro de líderes (previo a la cumbre) el presidente estadounidense fuera breve y expresara su deseo de ver una China “al alza y próspera”, aunque eso sí, también “pacífica y estable”.

Putin, por su parte, se vio enfrentado a una batería de preguntas de empresarios chinos que acusaron a Rusia de ser un mercado a veces poco seguro para la inversión foránea, algo que el líder ruso, sin el tono duro y firme de otras ocasiones, intentó combatir con promesas de mayores facilidades aduaneras y de infraestructuras.

En todo caso, el presidente ruso se “desquitó” de estos ataques al protagonizar la mejor anécdota de la cumbre, cuando en la noche del lunes, mientras los líderes asistían a un espectáculo de fuegos artificiales, ofrecía galante y pícaro su abrigo a la esposa de Xi Jinping, la elegante soprano Peng Liyuan. Una imagen que acabó siendo censurada en las redes chinas después de que la ofreciera la televisión estatal CCTV, lo que no hizo sino extenderla aún más.

 

Encuentro bilateral entre Obama y Putin

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y su homólogo ruso, Vladimir Putin, intercambiaron hoyr comentarios hasta en tres ocasiones al margen de la cumbre del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC) y hablaron de Ucrania, Siria e Irán.

Así lo aseguró Bernadette Meehan, portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de Estados Unidos, que añadió que, en total, los dos líderes hablaron entre 15 y 20 minutos.

Aunque cruzaron fugaces comentarios el lunes, al inicio de la cumbre, no llegaron a hablar en mayor profundidad hasta ayer, en un encuentro que se produce cuando Estados Unidos amenaza a Moscú con más sanciones por reconocer las elecciones separatistas que se celebraron en el este ucraniano hace nueve días.

El encuentro entre Obama y Putin de ayer también fue confirmado por el portavoz del jefe del Kremlin, Dmitri Peskov, quien dijo que las pausas de la cumbre “fueron aprovechadas para hablar brevemente con el presidente Obama. Conversaron de manera breve, pero abordaron los temas de las relaciones bilaterales, Siria, Ucrania e Irán”.

La portavoz del Departamento de Estado, Jen Psaki, advirtió esta mañana a Rusia de que si no ceja en su empeño de “desestabilizar” el este de Ucrania y armar a los separatistas prorrusos, “habrá más consecuencias” para Moscú, en referencia a la escalada de tensión en esa zona del país tras las elecciones del pasado día 2.

“Si Moscú sigue ignorando los compromisos que hizo en Minsk (acordados hace dos meses) y continúa la desestabilización y estas peligrosas acciones, los costos para Rusia aumentarán”, añadió Psaki, en su rueda de prensa diaria en Washington.