Examen del BCE a los bancos europeos

Guía para invertir en banca tras los test de estrés

Guía para invertir en banca tras los test de estrés

Después de meses especulando cómo saldría la banca española en la fotografía del BCE, este domingo se ha conocido al resultado. Todas las entidades del sistema financiero español consiguen pasar el corte. Los esfuerzos puestos en marcha por la banca en el marco de la reestructuración “han dado sus frutos”, tal y como ha indicado el Gobernador del Banco de España, Luis María Linde. La banca española ha salido reforzada y sería junto a la estonia la que mejor resistiría a una situación de crisis.

Una vez pase esta prueba, el foco se pasa ahora por la capacidad de cada entidad para reanimar su negocio tradicional. En este sentido, la ansiada reactivación del crédito será clave para su evolución en Bolsa. Las nuevas medidas del BCE, en especial la compra de titulizaciones respaldadas por activos y las barras de liquidez barata condicionada a la concesión de créditos (TLTRO, por sus siglas en inglés), también se presentan como soportes para el sector financiero en Bolsa.

Poco a poco, se despejan temores pasados. “El riesgo que antes suponía la evolución de la morosidad y los niveles de provisiones es un elemento que ha pasado más a un segundo plano, en la medida en que el saldo de dudosos ha comenzado una tendencia a la baja”, añade Nuria Álvarez, analista de Renta 4.Pero no todo son ventajas para los bancos. Fernando Hernández, director de gestión de Inversis Banco, explica que “desde un punto de vista del inversor la gran clave está en atisbar cuándo podrán volver a rentabilidades estructurales y el tiempo que tardarán en hacerlo”. Hernández cree que tardarán aún en retornar a la rentabilidad de antes de la crisis. Además, la mayoría de los expertos consultados cree que las valoraciones del sector son muy elevadas, es decir, que cotizan por encima de su valor en libros.

Santander

El mayor banco de la zona euro por capitalización bursátil ha pasado con nota el examen. La entidad dispone de un ratio de capital del 11,1% en el escenario base (frente al 8% exigido) y del 10,2% en el escenario adverso (el exigido por el BCE es del 5,5%).

A la espera de futuras revisiones, en las que los test y los resultados trimestrales que publiquen el próximo jueves, el consenso de los analistas consultados por Bloomberg estiman un potencial de revalorización a doce meses del 1,7%. Santander, que sube un 8,4% en lo que va de año, cuenta con su fuerte posición de capital a favor para continuar con esos ascensos.

El gran lastre con el que se puede encontrar el banco es su exposición a Brasil, pues existen crecientes dudas sobre el crecimiento económico de aquel país. Por eso, Hernández afirma que “a medio plazo es un riesgo su presencia en Brasil. No es que pensemos que su exposición a este país vaya a ser un drama para la entidad, pero sí creemos que le puede generar más volatilidad en la cuenta de resultados”.

Aunque Brasil genera dudas, Nicolás López, analista de MG Valores, sostiene que Santander presenta un perfil más defensivo dentro del sector financiero porque “su fuerte diversificación geográfica es un apoyo importante”. Según los resultados de la entidad en el segundo trimestre del año, los últimos publicados, apenas un 13% de su beneficio atribuido procede de España. Reino Unido representa un 20%; Brasil, un 19%; Estados Unidos, un 9%; México, un 8% y Chile, un 7%.

Por su parte, Fernando Catalina, analista de XTB, considera que con las últimas caídas bursátiles, la entidad presidida por Ana Patricia Botín ha ganado atractivo. Este experto le otorga un precio objetivo a doce meses de 7,5 euros por acción, lo que supondría un potencial de revalorización en este periodo del 6,5%.

BBVA

La exposición de BBVA a México es el mayor atractivo que resaltan los expertos consultados sobre la entidad presidida por Francisco González. El país azteca es el principal motor de los resultados del banco. La fortaleza de la economía mexicana y su exposición a Estados Unidos, país del que se espera un crecimiento del entorno del 3% el próximo año, garantizan un apoyo sostenible para BBVA en Bolsa.

“Destacamos la ventaja que supone el hecho de que casi la mitad de los beneficios antes de impuestos son de sus operaciones en México, donde es líder”, indica Belén Aguiar, analista financiero de Abaco Capital, quien también cree que “la normalización de la calidad de los activos en España hará mejorar los resultados de sus operaciones domésticas”.

Por su parte, Álvarez explica que la entidad posee un “atractivo perfil geográfico, con su exposición a Argentina y Venezuela acotada y una política de dividendo sostenible, con dos dividendos en efectivo y dos con el formato del scrip dividend. Vemos más facilidad para volver al reparto de dividendos en su totalidad en efectivo y un posible incremento del mismo de cara a 2015”.

Laura Hernández, analista de renta variable de CaixaBank, añade a lo anterior otros puntos fuertes de BBVA como su confortable posición de capital o el hecho de que cotiza a múltiplos más asequibles que varios de sus comparables. Esta firma le da un potencial de revalorización a doce meses del 18%.

En un escenario adverso la entidad conservaría un ratio de capital del 9,5% frente al 10,2% del escenario base.

CaixaBank

De los bancos españoles, solo Liberbank despierta una mejor opinión en el mercado que CaixaBank. Según el consenso de los analistas recopilado por la agencia Bloomberg, un 55,6% de los expertos que siguen al valor recomienda comprar acciones, frente a un 25,9% que aconseja mantener y tan solo un 18,5% que cree que es momento de vender. La entidad catalana, a diferencia de Liberbank que aprueba gracias a las medidas puestas en marcha en 2014, consigue pasar la prueba sin problemas. Su ratio de capital en un escenario de crisis sería del 9,7% mientras que en el base se sitúa en el 10,8%.

Citi incluye a CaixaBank en su lista de valores europeos preferidos. Es el único valor español presente en esta cartera. La firma estadounidense recomienda comprar títulos de la entidad presidida por Isidro Fainé y le otorga un precio objetivo a doce meses de 5,2 euros por acción, lo que supondría un potencial de revalorización del 13%.

Los expertos de Citi creen que “CaixaBank puede ser un ganador de la consolidación del sistema financiero español”. Entre los argumentos que justifican esta visión optimista destacan que “la entidad tiene margen para optimizar su número de sucursales y sus costes, además de poseer uno de los mayores ratios de capital de todos los bancos españoles (12,7% en el tercer trimestre)”.

El mercado también valora la compra por parte de la entidad catalana del negocio minorista de Barclays por 800 millones porque “incluso después de la adquisición mantiene una ratio de capital por encima del 11%”, como indica Lola Jaquotot, gestora de Gesconsult.

Bankinter

El banco que preside María Dolores Dacausa ha sido uno de los que mejores notas ha sado, solo superado por Kutxabank. La solidez de las cuentas de Bankinter es lo más destacado por los expertos, mientras que su elevada valoración bursátil es su principal freno. El banco convence, pero está caro en Bolsa. Esa es la tesis más extendida. Los resultados presentados esta semana han estado en línea con lo esperado por el mercado y la buena nota esperada en los test de estrés podrían ser un catalizador para la entidad. En el escenario adverso su ratio de capital se mantendría en 11,6% y en el adverso, en el 10,8%.

Popular

Los esfuerzos acometidos por la entidad en ejercicios pasados para escapar a la intervención del FROB y reforzar su solvencia han tenido su reflejo en los datos publicados este domingo. La entidad que preside Ángel Ron resistiría a una situación de crisis con ratio de capital del 8,9%. Por su parte, en un escenario base este pasa a situarse en el 10,2%, al igual que Sabadell y BBVA.

El escenario de una progresiva recuperación económica con un descenso de la morosidad y un repunte de la concesión de créditos debería beneficiar en especial a las entidades financieras con más exposición al mercado doméstico como Popular.

En opinión de López, Popular podría ser una buena opción de inversión porque “todavía está por debajo de su valor en libros y, por tanto, tiene más potencial de revalorización desde este punto de vista. Pero también tienen más riesgo si la economía vuelve a flojear”. Es, junto a Sabadell, la entidad que más lejos está de volver a los niveles de rentabilidad de antaño, explica, por lo que tiene más margen de mejoría.

Bankia

La entidad presidida por José Ignacio Goirigolzarri acumula una revalorización bursátil del 18% en lo que va de año.Esta fuerte subida ha agotado en buena medida el potencial alcista de Bankia, que cotiza justo en el precio objetivo que le da el consenso de los analistas dentro de doce meses.

Aun así, Gemma Hurtado, co-gestora del fondo Mirabaud Equities Spain, apuesta por Bankia por “las buenas perspectivas para su margen de intereses en los próximos trimestres, la excelente calidad de su balance con una exposición muy baja al sector promotor y por sus muy confortables niveles de solvencia”.

La nacionalizada es la tercera que mejor nota saca con un ratio de capital del 12,3% en el escenario base y del 10,9% en el adverso.

Sabadell

Al igual que BBVA y Popular, el ratio de capital de la entidad catalana sería del 10,2% en el escenario base. En lo que no coincide es en la nota que obtendría en una situación de crisis. En ese contexto, su ratio sería del 9,3%. A pesar de estos buenos resultados, los expertos no creen que la entidad tenga tanto recorrido en Bolsa, de hecho es el banco español con una valoración más cara si se toma como referencia las recomendaciones de los expertos. Tan solo un 19,4% de los analistas que siguen al valor recomienda comprar, mientras que un 48,4% aconseja vender y el 32,3% restante, mantener.

Desde Citi, que recomiendan vender, explican en un reciente informe sobre la entidad que “su valoración es muy alta para la rentabilidad esperada en los próximos años”.

Pese a ello, Catalina considera que los títulos de la entidad ofrecen un interesante nivel de entrada y cree que, tras la última corrección vivida en el parqué, puede ser una inversión atractiva.“Vemos potencial hasta los niveles de los 2,50€ por acción (un 6,3% respecto al cierre del viernes”, explica. La entidad catalana está presente en la cartera de Gesconsult. Laura Hernández, analista de renta variable de CaixaBank, destaca “el potencial de mejoría de rentabilidad de las entidades adquiridas (CAM, Penedés, Banco Gallego y Lloyds) así como su menor exposición inmobiliaria gracias a su Esquema de Protección de Activos”.

Liberbank

El banco de moda para los inversores. Tal parece el título que ostenta actualmente Liberbank a juzgar por las recomendaciones de los analistas que siguen al valor y por la opinión de varios de los expertos consultados. Un 75% de los analistas que siguen al valor recomiendan comprar y solo un 8,3%, vender. Con todo, Liberbank es seguido por menos casas de análisis que el resto de bancos. Su potencial a doce meses sería del 22%.

Por su parte, Álvarez cree que “la recuperación de la rentabilidad se posiciona como la seña de identidad de la entidad de cara a la generación de beneficios, junto con el inicio del reparto de dividendos en 2015 y una buena posición de solvencia”.

A pesar de las dificultades, la entidad ha conseguido pasar la prueba aunque ha sido uno de los suspensos técnicos después de que con la aplicación del AQR su ratio de capital se redujera al 7,8%. Sin embargo, la ampliación de capital le permitió captar más de 600 millones de euros y acabar con el déficit de capital de 30 millones. Las medidas de refuerzo le llevan a obtener un ratio del 8,6% en el escenario base y del 6,6%, en el adverso.