Solo cuatro lo han visto

Los 86 de la lista recibirán sus extractos

Tarjetas de Caja Madrid
Tarjetas de Caja Madrid REUTERS

La estrategia de defensa de muchos de los 86 consejeros y directivos que dispusieron de tarjetas opacas de Caja Madrid entre 2003 y 2012 pasa por manejar la información de sus movimientos en dicho periodo para tratar de justificar sus gastos. Unos archivos que Bankia ya remitió a la fiscalía pero que, de momento, solo cuatro personas de las 86 de la lista han podido ver.

Se trata de Rodrigo Rato, Ildefonso Sánchez Barcoj, Matías Amat y José Manuel Fernández Norniella, a quienes, por recomendación de los asesores jurídicos del banco, la entidad reclamó que justificaran los 197.459 euros que gastaron ya bajo el cuño de Bankia. Los cuatro devolvieron dicho dinero. El resto, que cobraron directamente de Caja Madrid, salvo Moral Santín, que además siguió como consejero en Bankia, no ha recibido aún el desglose de sus gastos, precisamente por el debate jurídico sobre si es Bankia o la Fundación Caja Madrid quien debe facilitar esta información de acuerdo a la ley.

Fuentes conocedoras del proceso aseguran, sin embargo, que una u otra firma terminarán entregando el material a los interesados. El paso supondría un impulso para las investigaciones abiertas por partidos, sindicatos y patronales, algunas de las cuales esperan a ver los gastos para decidir si expulsar a sus afiliados, y ayudará a construir la defensa de los imputados.