Trabajemos conjuntamente para conseguir el crecimiento económico

Trabajemos conjuntamente para conseguir el crecimiento económico

En la Zona Euro los deberes se están haciendo a nivel de política monetaria, de hecho tras el reciente anuncio del BCE, parece que estamos siguiendo la misma ruta iniciada en EEUU respecto a la compra de activos (bonos y titulaciones). Supone un decidido plan de acción para evitar riesgos de deflación y apoyar la recuperación económica. Sus nuevos movimientos son claramente pro-riesgo, positivos para acciones europeas, especialmente de países de la periférica y sector financiero.

Ahora bien, por mucha liquidez que se añada, con tramos de titulaciones de activos de mayor o menor calidad, la política monetaria por sí sola no es capaz de generar crecimiento. De ahí que el presidente del BCE haya hecho un llamamiento, quizá no desesperado, pero si muy fuerte, para que los gobiernos también hagan los deberes. No olvidemos que las tres mayores economías de la euro zona –Alemania, Francia e Italia- ya están pasando por dificultades. El mensaje de Draghi es: “trabajemos conjuntamente para conseguir el crecimiento económico”.

Por otra parte el referéndum de Escocia genera incertidumbre, que está afectando a los mercados. Desde el punto de vista económico, la realidad en Escocia es un déficit fiscal de casi 14% y consumo privado a la baja. Parece bastante complicado que sobreviva económicamente por sí misma. Mientras, en Reino Unido se debilita la divisa y el Banco de Inglaterra puede ser el primero de los bancos centrales de países desarrollados en subir tipos de interés.

Las últimas cifras de EEUU son de lo más alentadoras

Al mismo tiempo las últimas cifras de EEUU son de lo más alentadoras. Los fundamentales permanecen sólidos –hay mejora de la actividad de fabricación, crecen los beneficios con fortaleza y se recuperan algunas áreas de la vivienda, lo que sugiere crecimiento económico cerca de 2,5-3% anualizado-. Aunque el consumo no está aumentando tanto como se esperaba estamos empezando a ver a las empresas invertir de forma activa, con aumento de utilización de capacidad, hasta el punto que la inversión de capital puede aumentar 11% anualizado este año. Hay que tener en cuenta que desde 2009 la Reserva Federal ha implantado una política monetaria activa de compra de activos tóxicos de los bancos y el nivel de desempleo ya es menor del 6,5%.

Sin embargo las acciones de EEUU han llegado a máximos tras el fuerte crecimiento del PIB al 4,2% anualizado el segundo trimestre, de manera que en precio/beneficios esperados las acciones de EEUU son las más ajustadas en precio.

Ahora bien EEUU marca el ritmo de los mercados. Cualquier indicación de la Reserva Federal va a ser fundamental y hay que estar muy atentos, aunque en nuestra opinión seguramente no lleve a cabo una subida de tipos de interés hasta la primera mitad de 2015.

Conviene ser muy selectivos con las acciones

Globalmente estamos neutrales en acciones. Las valoraciones, por precio/valor contable, están justo encima de la media de 25 años, aunque hay espacio para mayores ganancias a medida que nos acercamos a una etapa más madura del ciclo empresarial, especialmente si el crecimiento de beneficios sigue fortaleciéndose.

En nuestra cartera de Renta Variable, hemos aumentado el peso de Europa respecto al índice a neutral y reducido exposición a EEUU. Nos mantenemos neutrales en Japón. Además mantenemos preferencia por acciones de mercados emergentes, aunque hemos reducido tácticamente la exposición –donde China sigue siendo nuestro mayor sobre-ponderación-. Los fundamentales de mercados emergentes siguen fuertes, pero hemos reducido la sobre-ponderación tras una fuerte recuperación en comparación con los mercados desarrollados desde marzo, en un momento en que el sentimiento inversor se ha vuelto más neutral. En cualquier caso por precio/beneficios vemos mayor valor en estas acciones, donde seguimos positivos a medio plazo, porque estas economías pueden recuperarse con la actividad global.

Además, en el entorno actual de bajos tipos de interés y volatilidad sobre-ponderamos deuda soberana y empresarial de mercados emergentes en divisa fuerte, atractiva para inversores en búsqueda de rentabilidad adicional, aunque nuestra posición en dólar se ha reducido tras el rally contra el EUR, hasta su nivel más alto en once meses. De hecho el diferencial de la deuda de mercados emergentes respecto a bonos del Tesoro de EEUU sigue alrededor de 280 puntos básicos y la rentabilidad de la deuda soberana en dólares ha llegado a ser del 10% desde comienzo del año, la mejor en renta fija. Por su parte el diferencial rentabilidad a vencimiento respecto a deuda del Estado de la deuda empresarial de mercados emergentes, unos 290 puntos básicos, también es atractivo, sobre todo teniendo en cuenta que muchas de estas empresas tienen grado de inversión y pueden beneficiarse de la mejora de la actividad a nivel mundial.

Gonzalo Rengifo, director general de Pictet AM en Iberia y Latam.


Normas
Entra en El País para participar