Ideas para el desarrollo empresarial

Tu jefe te da 10 consejos para 2014

Los expertos sugieren aprovechar el potencial innovador de las nuevas tecnologías

El vicepresidente del Banco Santander, aconseja buscar la internacionalización

Tu jefe te da 10 consejos para 2014

La recuperación se atisba a la vuelta de la esquina en 2014. Pero el mercado saliente de la crisis económica no ofrecerá sus frutos a todo el mundo. Las oportunidades de éxito solo estarán abiertas a aquellos que sepan aprovechar las potencialidades de la economía posterior a la recesión. 

Para ayudarle en este objetivo, le ofrecemos los consejos de 10 directivos españoles de éxito. Líderes que se reunieron en la conferencia 10 ideas para 2014, organizada por la Asociación para el Progreso de la Dirección (APD) el pasado miércoles en Madrid.
Sugerencias que pasan por liberarse del pesimismo y confiar en el potencial de sus empresas. Por atraer y cuidar empleados brillantes, así como aprovechar el potencial innovador de las nuevas tecnologías. Recomendaciones que su jefe le daría para triunfar este año. 

Atraer y retener empleados brillantes a la empresa, una de las ideas clave

1. No tener miedo. Antonio Garrigues, presidente del bufete Garrigues Abogados y Asesores Tributarios, tiene claro que el éxito dentro de la empresa solo está al alcance de los valientes. Y hay que olvidarse de los prejuicios hacia España. Un ejemplo es la corrupción: “Pensamos que es muy española. Pero también han salido casos en China”. Otra creencia a evitar es el mito de que en otras partes del mundo están mejor. “En EE UU tienen un problema de radicalización política y en marzo va a haber problemas con la aprobación de los presupuestos”.
Pero tampoco hay que consolarse con los males ajenos. La clave, “tener una actitud positiva y ser consciente de los miedos”. Y a través de estas lentes, percibir las oportunidades de negocio en España y en el mundo entero. Una idea: “En África hay países que crecen y poblaciones con ganas de trabajar”.

Antonio Garrigues, presidente de Garrigues Abogados

"Hay que tener una actitud positiva y ser consciente de los miedos"

Matías Rodriguez, vicepresidente de Banco Santander

"Es necesario buscar la expansión internacional para crecer"        

Rodrigo Martín, presidente de Randstad

"Los directivos deben conocer su rol en la empresa; en qué son útiles"

Federico González, consejero delegado de NH Hotel Group

"Un plan de negocio debe ayudar a toda la organización a tomar decisiones"

Francisco Román, presidente de Vodafone

"Los jóvenes pueden desarrollar el potencial de las nuevas tecnologías"

2. Salir al exterior. Matías Rodríguez Inciarte, vicepresidente de Banco Santander, recuerda que el PIB mundial ha crecido un 3% en 2013 y la previsión para el año siguiente apunta a un ascenso del 3,7%.
Para aprovechar este nuevo escenario, aconseja “buscar la internacionalización”. No solo para crecer, también para protegerse contra futuras crisis. Aquellas compañías que exportan diversifican riesgos, son más fuertes. Pero para ello hay que aumentar el músculo empresarial, el tamaño de las sociedades. En España, más de un millón de empresas tiene menos de cinco trabajadores. Rodríguez aconseja “operaciones de fusión” entre ellas para competir en otros países. Asimismo, recomienda buscar la “gran liquidez procedente de fondos de inversión internacionales” para crecer.

Mezclar perfiles distintos de trabajadores pueden favorecer la innovación

3. Cuidar el talento. El mundo posterior a la recesión será uno en el que haya menos jóvenes y en el que los profesionales altamente cualificados escasearán. Rodrigo Martín Velayos, presidente de Randstad, cree que solo triunfarán las empresas que cuiden bien a sus trabajadores y eviten su huida.
Hay que crear “una buena imagen de la compañía”. Pero que sea realista. “No hay que prometer un lugar de trabajo que no se base en la realidad, porque esto genera depresión y rotación”. También hay que tener presente qué buscan los candidatos potenciales. “Los factores clave en el pasado eran la seguridad laboral y los salarios, pero ahora se trata sobre todo de un buen ambiente en el lugar de trabajo”.
Es esencial explicar los objetivos de la empresa a los trabajadores para conseguir su compromiso. “Y que conozcan su rol; en qué son útiles”.

4. Plan de negocio. Federico González Tejera, consejero delegado del NH Hoteles, opina que para buscar oportunidades en el extranjero hay que tener un buen plan de empresa. Que no sea simplemente un libro en el que se plasman unos objetivos. Requiere unos indicadores que puedan medir su cumplimiento. Y tener la inteligencia emocional para implantarlo. “Si tú cuestionas la manera en cómo un responsable funcional lleva a cabo ciertas medidas, puede pensar que no las hace bien y, en última instancia, que le estás cuestionando”.
No solo eso. Debe ser un esquema sencillo. “Que incluya decisiones tácticas. No solo poesía y estrategia. Porque va a ayudar a toda la organización a tomar decisiones”. Y, sobre todo, asegurarse “de que todo el mundo contemple el plan y pueda ver si se ha cumplido o no”. Solo así se podrá seguir su aplicación.

Daniel Carreño, presidente de General Electric

"La empresa del futuro deberá garantizar el flujo de datos"

Ignacio Eyres, director general de Caser

"El cliente querrá toda la información sobre sus compras a través de internet"

Carlos Torres, director de desarrollo corporativo de BBVA

"Hace falta incorporar talento externo. Empleados con ideas de fuera"

Francisco Juan Ros, consejero delegado de Grupo Ros Casares

"Los empleados deben asumir los riesgos de sus proyectos"

Mónica Deza, consejera de Natura Bissé

"No se innovará si no hay personas que conozcan distintos departamentos"

5. Aprovechar la tecnología. “Hay que apostar por la adopción de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC). Que la gente de los departamentos las puedan adoptar” e integrarlas en el día a día de las oficinas. Este es el consejo de Francisco Román, presidente de Vodafone

Para lograrlo, incorporar a los jóvenes es fundamental. “Ellos son más creativos que los mayores, buscan desarrollarse y tener un buen ambiente de trabajo. Es bueno acogerlos, porque son quienes más pueden desarrollar el potencial tecnológico de la compañía”. La clave reside en integrar en el lugar de trabajo “agentes de cambio” que comprendan la tecnología y que sepan prever las innovaciones de futuro. Aunque advierte contra simplificaciones. “No se trata de llenar la organización de community managers”.

6. Buscar la innovación. La recuperación económica está a la vuelta de la esquina. Pero para aprovecharla hace falta innovar. Y con ello, integrar la empresa a la “revolución industrial de internet”. Es el veredicto de Daniel Carreño, presidente de General Electric. Asegura que estas tecnologías permitirán “extraer datos de forma estandarizada” y mejorar la eficiencia de los procesos productivos. 

Pero conseguir que un departamento incorpore estas tecnologías no es sencillo. “La organización del futuro deberá garantizar el flujo seguro de información, pero también de una forma flexible, no limitativa. Para ello hará falta mano de obra cualificada, con conocimiento técnico y, cuando menos, capacidad para expresarse en inglés”.
¿Cómo conseguirlo? Desarrollando las capacidades técnicas de la propia plantilla, para que dominen la tecnología.

7. Conocer al cliente. Tras siete años de crisis económica, las empresas conviven con una demanda que no tiene nada que ver con aquella que vivió el inicio de la gran recesión. Ignacio Eyres, director general de la aseguradora Caser, afirma que conocerlo es esencial. En primer lugar, será una población más envejecida. “La edad media de España será 10 años mayor de aquí a 2040. Llegará a los 50 años. Será un tipo de cliente con menos ganas de gastar en viajes o en restaurantes”. 

Los hábitos de compra han cambiado hacia un mayor peso de internet. “El cliente aún no compra mucho por este canal, pero consulta con medios online como la tableta. Y querrá tener toda la información a través de esta plataforma”. Además, será una población más aversa al riesgo. Escarmentada del apalancamiento anterior a la crisis.

8. Aprovechar redes externas. Ante la infinita variedad de aplicaciones que ofrecen las TIC, Carlos Torres, director de estrategia y desarrollo empresarial de BBVA, aconseja a directivos y empresas que no intenten innovar solos, porque “en un medio ambiente creativo, lleno de nuevas ideas... es difícil que toda la innovación se pueda hacer desde dentro”.
¿Cómo se busca la creatividad fuera de la empresa? Sugiere algunos ejemplos. Una solución es “permitir que otros creen un negocio en base a tus plataformas, que innoven y experimenten con ellas”. Otra, establecer joint ventures con empresas rivales. “Es complicado porque se combinan resistencias al cambio de las compañías, pero si funciona, las sinergias son brutales”. Para acabar, traer sangre nueva a la empresa. “Hay que incorporar talento externo. Empleados que deberían traer ideas de fuera”.

9. Gestionar los riesgos. Y, sobre todo, convertirlos en oportunidades. Este es el lema de Francisco Juan Ros, consejero delegado del grupo Ros Casares. Asegura que la clave es desarrollar una estrategia empresarial que no se olvide de los riesgos que afectan las decisiones de la compañía. E incorporarla en el trabajo diario de los departamentos.
“En los recursos humanos hay que valorar adecuadamente los perfiles que se ponen al frente de proyectos, para que puedan asumir los riesgos de estos”. Y establecer estructuras de retribución que incentiven la asunción de los mismos. También hay que preverlo su impacto en el largo plazo. Tenerlo en cuenta en un futuro inmediato “solo penaliza determinados sectores e industrias”. Ros sostiene que los países que sí lo han hecho han salido favorecidos.

10. Mezclar perfiles profesionales. Mónica Deza, consejera de la empresa de cosméticos Natura Bissé, defiende que es fundamental mezclar disciplinas y perfiles dentro de las compañías, de los departamentos. “Las empresas deben trabajar como en la época de los Médici, cuando se reunía en una corte a artistas, escultores, ingenieros... Esa mezcla es la que propició la creatividad del Renacimiento”.
Un requisito es incorporar personas de distinto género, etnia o edad. Otro es incluir perfiles con un pie en cada área de la empresa. “No se innovará si no hay personas que incorporan un conocimiento amplio, de los distintos departamentos y que sepan establecer buenas relaciones entre ellos”.
Otra idea es gestionar las emociones. “Guían el 90% de nuestras decisiones; la empresa debe incorporarlas dentro de su estrategia de marca”.


Normas
Entra en El País para participar