Los analistas le dan un potencial de entre el 10% y el 20%

El Ibex ampliará este año su racha alcista con el apoyo de la recuperación

El Ibex ampliará este año su racha alcista con el apoyo de la recuperación
EFE

El inicio del año se presenta para los mercados financieros bajo los buenos augurios que propiciaron un cierre de 2013 exultante. El Ibex ha sido la segunda mejor Bolsa de Europa con un alza del 21%, solo por detrás de la alemana, y Wall Street cotiza en máximos históricos, después de haber cosechado su mejor balance anual en más de dos décadas. Y la euforia de esta remontada, que en el caso español pone fin a tres años de caídas, no se verá interrumpida en los próximos meses. Aun al contrario, la opinión unánime de las firmas de análisis es que la renta variable será la apuesta clara de inversión para 2014 y seguirá dando alegrías, con revalorizaciones que en el Ibex podrían estar incluso en línea con lo conseguido en el año que acaba de terminar.

La causa no es otra que el tono de recuperación que se respira para el conjunto de la economía mundial y el hecho de que, con tipos de interés en mínimos históricos –con su consiguiente efecto en una exigua rentabilidad para los depósitos– y con la deuda soberana ya en un entorno de normalización, la Bolsa sea el activo en el que, si bien a costa de asumir mayores riesgos, las expectativas de obtener rendimientos a la inversión sean mayores. Y no hay que olvidar que los mercados internacionales aún se mueven con la inercia alcista que les inyectó durante la crisis la política expansiva de la Reserva Federal estadounidense y también el Banco de Japón, que ha hecho posible que el índice Nikkei se haya disparado en 2013 el 56,7% y figure también en las previsiones de los analistas como una de las Bolsas más prometedoras para 2014.

La Fed ya ha iniciado el pasado diciembre el tapering o retirada de estímulos, síntoma del inicio de la recuperación de la economía del país. Y si bien esa mejora económica es reconocida a nivel global por los inversores, este año será también el momento en que las economías deban demostrar la solidez suficiente para caminar sin el apoyo de los bancos centrales. “Las Bolsas subirán más en 2014 a la vista de que el mundo regresa a la normalidad, con un mayor crecimiento global y el fin de los estímulos en EE UU”, señalan la gestora Robeco, que también advierte de la dificultad para que se repitan las revalorizaciones de 2013.

Las previsiones para el Ibex son el ejemplo de las dudas de que pueda calcarse en 2014 lo logrado en 2013. Después de todo, la fuerte subida obtenida en la segunda mitad responde al punto de inflexión alcanzado por la economía del país, que salió de la recesión pero con un mínimo crecimiento del 0,1% en el tercer trimestre que deberá consolidarse en los próximos meses.

Potencial entre el 10% y 20%

Las previsiones para el Ibex oscilan entre quienes dan un potencial más modesto, como Banca March, que ve un alza entre el 7% y el 15%. Y las estimaciones más optimistas de firmas como Bankinter, que calcula un alza del 18%, o de Inversis, que ve al selectivo entre los 11.500 y los 12.000 puntos. En BBVA_la apuesta es a medio plazo, con alza de entre el 30% y el 40% a tres años y el Ibex en los 11.000 en 2014.

High yield, la apuesta en renta fija

En el ámbito de la renta fija el año se presenta con ciertas novedades. La deuda soberana de la periferia europea, que focalizó las ventas en masa de los inversores internacionales en los momentos de más cruda desconfianza hacia la viabilidad del euro, se consolidó en 2013 como una apuesta segura de rentabilidad, toda vez que la actitud de Mario Draghi, presidente del BCE, en cerrada defensa de la moneda única marcó el punto de inflexión que alejó a la zona euro progresivamente del abismo.

La deuda soberana periférica ha dejado jugosas ganancias a medida que se moderaban las primas de riesgo. Así, la española pasó de los 394 a los 220 puntos básicos, con la consiguiente revalorización de las carteras. Pero ese recorrido de mejora ya se ha consumido en gran parte y los expertos apuntan a otro tipo de activos en renta fija como apuestas para 2014, en los que aspirar a mayor rentabilidad aun asumiendo más riesgo.

Es el caso de los bonos de alto rendimiento o high yield, de emisores con una baja calificación financiera, inferior al grado de inversión. En opinión de Robeco, los bonos high yield son la mejor apuesta en renta fija para 2014. “Los bonos soberanos de Estados Unidos y Alemania están aproximadamente 100 puntos básicos por debajo de lo que debería esperarse de acuerdo con las actuales expectativas de tipos de interés, inflación y crecimiento”, añade la gestora, lo que es anticipo de subidas en su rendimiento y, en consecuencia, bajadas en el precio, lo que hace más aconsejable buscar activos de mayor riesgo. Firmas españolas como BBVA o Inversis también apuntan a la búsqueda de bonos high yield en detrimento de los habituales activos refugio.

Normas
Entra en El País para participar