Gastronomía
Plato de nécoras.
Plato de nécoras.

Tiempo de nécoras y otras delicias

En Noja presumen de pescar las mejores nécoras, manjar muy apreciado en las fiestas navideñas

La gastronomía española sigue posicionada como una de las más interesantes del mundo, los triunfos de este año pasan por el galardón a mejor restaurante del mundo en el caso de El Celler de Can Roca y la tercera estrella Michelin a DiverXO, que implica que el restaurante madrileño adquiera la categoría de cocina excepcional.

Estas dos piezas componen un engranaje más inmenso todavía, que es el de proyectar de cara al exterior unos valores culinarios únicos.

Dentro de las delicias que se pueden disfrutar a lo largo y ancho de España, es importante mencionar el marisco, siempre apetecido en esta época. Uno de los crustáceos más apreciados es la nécora o andarica y para conocerla mejor, nos desplazamos hasta Noja, una villa situada en Cantabria que presume de ser el lugar donde mejor se puede pescar este crustáceo.

A medio camino de Santander y Bilbao, Noja goza de una ubicación excepcional que hace del pueblo un lugar único.

Cantabria acumula cinco estrellas Michelin, la segunda comunidad que más tiene

El entorno que rodea a este paraje norteño se caracteriza por ser especialmente natural, las marismas, bosques y playas con galardones de calidad turística rodean el entorno. Fue allí donde tuvimos la oportunidad de comprobar cómo se pescan las nécoras y mantener después una cata-debate con Pepe Barrena, premio Nacional de Gastronomía en 2004 y gran amante del cine.

A lo largo de un completo fin de semana, fue posible recorrer las playas de Ris y Tregandín, un paseo costero en el que bosque y playa se mezclan y donde las áreas rocosas permiten imaginar un paisaje crepuscular, también conocer un recién inaugurado observatorio de aves donde aficionados y no aficionados de la ornitología pueden disfrutar de 50 especies diferentes y además caminar por el casco histórico.

Estas y otras son las actividades que trata de promover la marca Noja Escapada, dentro del Plan de Competitividad Turística, que busca convertir a Noja en un destino turístico más allá de la temporada estival.

Para ello, la Oficina de Turismo ha sellado un acuerdo con la agencia de viajes Rumbo y en palabras de su consejero delegado, Francesco Signoretti, “su clima benigno y la proximidad de lugares tan emblemáticos como las cuevas de Altamira y El Soplao o el Parque de Cabárceno convierten a Noja en un destino turístico de primer orden en cualquier momento del año”.

Cantabria es uno de los bastiones gastronómicos de España, es la segunda comunidad con más estrellas Michelin del país (son cinco los restaurantes que cuentan con este reconocimiento). Su topografía es variada, así como su gastronomía.

Si en el relieve se encuentran contrastes como montaña, costa y valles, en la gastronomía ocurre algo similar; por un lado, se puede disfrutar de deliciosas carnes y, por otro, del marisco y el pescado, que gozan de la misma buena fama.

La economía nojeña está basada en el sector servicios y en la pesca de la nécora, que vive su mejor temporada entre los meses de noviembre y febrero. Aunque en palabras de un pescador local, “el momento más álgido es diciembre”.

Mientras habla del oficio de la pesca y de cómo es necesario compaginarlo con otros trabajos “para poder vivir bien”, entramos en la mar para sacar unas redes que han permanecido con cebo durante toda la noche y que ya están listas para ser cogidas.

De vuelta a tierra, Javier Ruiz, propietario y chef del restaurante Sambal preparó este marisco al papillote, una receta sencilla y sabrosa.

Las nécoras son el producto estrella de la región, su importancia es tal para la vida del pueblo que desde 2012 se entregan los Premios Nécora, que premian la comunicación gastronómica y viajera.

En cualquier caso, en Noja también se puede disfrutar de otros platos, como el asado de buey o el cocido montañés, un buen recurso para el clima frío. La enología también tiene un espacio; el vino Cantabricus funciona como el mejor acompañante de pescados por su carácter dulce y joven.

En época estival las actividades del pueblo se basan en el golf y en el surf, por eso el objetivo el resto del año es atraer un turismo orientado sobre todo a familias o parejas con curiosidad por la gastronomía y que busquen un ambiente tranquilo.

Noja puede servir como vía de escape si lo que se busca es una estancia tranquila, no obstante su ubicación permite el desplazamiento a otros parajes, como Santoña o Solares o las ya mencionadas cuevas de Altamira.

Exquisiteces navideñas

Plato de nécoras.
Plato de nécoras.

El marisco no tiene rival en esta época. Es el plato más demandado y basta hacer un pequeño muestreo para que haya una posición unánime: gana de lejos y las formas de tomarlo van desde el cóctel hasta la crema.

El foie también es un favorito, bien en hojaldre acompañado con carne o bañado en chocolate blanco. El salmón noruego y el caviar no faltan.

Y de postre es sugerible aprovechar la fruta de temporada, unas manzanas asadas con vainilla o un pastel pueden ser un buen recurso.

Normas
Entra en El País para participar