“La política monetaria ya ha hecho mucho", explicó

El Bundesbank avisa que el BCE no puede resolver la crisis de la eurozona

Tres días después de que el BCE anunciara que se mantendrían los tipos en mínimos

El presidente del Bundesbank, Jens Weidmann.
El presidente del Bundesbank, Jens Weidmann. REUTERS

El presidente del Bundesbank y miembro del Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE), Jens Weidmann, ha advertido este domingo de que la institución no puede resolver por sí sola la crisis de la eurozona, apenas tres días después de que el BCE anunciara que se mantendrían los tipos de interés en mínimos históricos.

“La política monetaria ya ha hecho mucho para absorber las consecuencias económicas de la crisis, pero no puede resolver la crisis”, ha señalado Weidmann en un acto con economistas en Aix-en-Provence, en Francia. “Este es el consenso del Consejo de Gobierno. La crisis ha sacado a la luz deficiencias estructurales. Por ello, se necesitan soluciones estructurales”, ha indicado.

Weidmann, considerado el miembro del BCE más reacio a una política monetaria expansiva, rechaza intervenciones drásticas y aboga por una profundización de las reformas impulsada por los Gobiernos. “Para dar rienda suelta plenamente al potencial de la moneda única, se han de hacer esfuerzos en dos frentes: reformas estructurales así como la abolición de las garantías implícitas para bancos y (bonos) soberanos”, ha añadido.

Aunque no ve apoyo suficiente en la eurozona para que los gobiernos cedan soberanía en cuestiones impositivas para forjar una unión fiscal, Weidmann les presionará para endurecer las normas europeas en este terreno. “Además de normas más estrictas, necesitamos asegurarnos de que en un sistema de control y responsabilidad nacional, el rescate soberano es posible sin hundir el sistema financiero. Sólo entonces acabaremos con la garantía implícita de los soberanos”, ha afirmado.

El responsable del Bundesbank también ha pedido que los gobiernos de la eurozona corten lo que describe como los “lazos excesivamente estrechos” entre bancos y gobiernos. Para Weidmann, los gobiernos tienen demasiados bonos propios.

Por ello, ha defendido imponer normas para que se tengan en cuenta el riesgo y los niveles de exposición. “Sólo así los bancos podrán afrontar las repercusiones de un 'default' de la (deuda) soberana”, ha argumentado.

 

Normas
Entra en El País para participar