Descarta que afecte al turismo o la hostelería

Soria asegura que "se tocará" el IVA de algunos productos que aplican tipos reducidos

Plantea que bienes que tributan al 4% o 10% sean gravados al 21%

La Comisión Europea insiste en que España debe ingresar más por el principal impuesto indirecto

El ministro de Industria, José Manuel Soria.
El ministro de Industria, José Manuel Soria.

Un día después de que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, asegurara que no se planteaba una subida del IVA en el corto plazo, el ministro de Industria, José Manuel Soria, aseguró en una entrevista en televisión que algunos productos sí que sufrirán un aumento tributario ya que dejarán de aplicar el tipo reducido del 4% o el 10%y pasarán a gravarse al 21%. En cualquier caso, Soria aseguró que ello no afectará al turismo en la medida en que la hostelería y los servicios en bares y restaurantes seguirán aplicando el tipo del 10%.

En el último informe sobre España, la Comisión Europea señala que “todavía parece existir margen para seguir aumentando los tipos reducidos de IVA o limitando su aplicación”. Hacienda insiste en que no habrá un aumento de los tipos impositivos aunque aceptan que se realizará “una reflexión” acerca de qué productos bonificados son susceptibles de pasar a tributar al gravamen general.

Actualmente, aplican el gravamen del 4% los alimentos frescos (pan, leche, huevos, fruta y verduras, entre otros), los medicamentos, los libros y periódicos o la vivienda de protección oficial. Fuentes de Hacienda aseguran que ni se plantean la posibilidad de elevar el IVA a los alimentos. Los libros y revistas son los productos que, a priori, tendrían más posibilidades de encarecerse. Sin embargo, la mayoría de países europeos mantiene gravámenes reducidos en esos bienes y Soria señaló ayer que la idea es subir el IVAen aquellos bienes que en España tributan a gravámenes reducidos mientras que en la mayoría de países europeos son gravados al tipo general.

En este sentido, elevar la fiscalidad de productos que aplican el IVAdel 4% es limitada. Y lo mismo sucede con los bienes gravados al 10%. Dentro de este grupo se encuentran el agua, los alimentos elaborados, la vivienda, el transporte de viajeros, los servicios en restaurantes, bares y hoteles, los productos de higiene de mujer, la limpieza de vías públicas o la entrada en museos, entre otros. El Ejecutivo ya ha mostrado su negativa rotunda a subir el IVA a los bares y restaurantes para no perder competitividad en el sector turístico. Y fuentes de Hacienda señalan que tampoco existe intención de pasar al tipo general del 21% el transporte de viajeros o la vivienda.

Si las líneas rojas que se ha autoimpuesto el Gobierno se cumplen, el listado de productos susceptibles de subir el IVA es muy limitado y, además, se trata de bienes con una escasa repercusión en la recaudación. De hecho, en Hacienda insisten en que antes de adoptar ninguna medida, deben valorarse los efectos de la subida del IVAaprobada en septiembre del año pasado, cuando el tipo general pasó del 18% al 21% y el reducido subió del 8% al 10%. Fuentes de Hacienda señalaron que cuando Soria señaló que se tocaría el IVA de algunos productos se refería a los materiales sanitarios. Una sentencia del Tribunal de Justicia de la UE del pasado mes de enero obligará a subir del 10% al 21% el IVA que grava las lentillas y las gafas graduadas. Le legislación española incluye ambos productos entre los artículos de uso para los discapacitados, una interpretación que Bruselas considera excesiva.

Por otra parte, los productos sanitarios que sirven para “prevenir o diagnosticar” enfermedades ya no podrán, a instancias de la Comisión Europea, aplicar el gravamen del 21%. Ello afecta, por ejemplo a los aparatos de rayos X o escáneres. El Ejecutivo tiene intención de cumplir con la sentencia a partir del próximo primero de enero. Son los únicos productos que, con toda seguridad, verán incrementado su IVA en 2014, año en que el Ejecutivo se plantea abordar una reforma en profundidad del sistema tributario. Por otra parte, para este año, está pendiente un aumento de los impuestos especiales sobre el tabaco y el alcohol. Además, también se suprimirán deducciones en el impuesto sobre sociedades.

 

Normas
Entra en El País para participar