¿Son extractivas las elites europeas?

Cuando la elite política y económica toma decisiones no en busca de la creación de riqueza en la sociedad sino en busca de extraer la riqueza que pueda tener el resto de la sociedad, estamos ante una elite extractiva. Es la tesis básica del popular libro “Por qué fracasan los países” de Acemoglu y Robinson. Los autores sostienen que la capacidad de estas elites para extraer rentas es un determinante clave de la falta de desarrollo, pues desincentiva el esfuerzo y la creatividad a favor del arribismo y el chalaneo.

Sorprende que una tesis tan razonable como esta haya resultado novedosa, aunque en cierto modo es un buen ejemplo de la torre de marfil en la que vive gran parte de la academia económica. No es que yo esté de acuerdo con todo lo que plantean Acemoglu y Robinson en el libro (sobre todo por su insistencia en explicarlo todo a partir de sus tesis), pero es muy recomendable. Sobre todo, porque se ajusta muy bien a la sociedad española, como contó en su día César Molinas en este artículo.

Claro que también me pareció ver un pequeño agujero en el artículo de Molinas (bueno, alguno más, pero no viene al caso). Y es que, por muy imperfectas, lamentables o mediocres (allá cada cual con el adjetivo) que consideremos las estructuras de poder en España, al otro lado de los Pirineos las cosas están bastante mejor, pero distan de ser perfectas.Especialmente (aunque no solo) cuando hablamos de las instituciones europeas, y cuando pensamos en cuáles han sido las prioridades a la hora de abordar la eurocrisis.

Las políticas aplicadas desde 2010 han sido diseñadas y/o decididas por el Banco Central Europeo, la Comisión Europea y el Eurogrupo/Ecofin. No es que yo crea en el sadismo del BCE, la Comisión Europea o el Eurogrupo, y que los daños infringidos por estas políticas a las economías del Sur de Europa hayan sido voluntarios. Pero tampoco creo que sean una fatalidad. Simplemente, son el precio a pagar por una decisión política que siempre ha priorizado otros aspectos.No es nada personal.

El blog Interfluidity clava el titular: “La depresión es una opción”. La preferencia a la hora de combatir la crisis ha sidoproteger al rentista y configurar una determinada política económica. La crisis de deuda se desató cuando los grandes inversores en bonos (rentistas por definición) empezaron a huir de algunos países de la zona euro. La respuesta europea para calmar a ese mercado se centró en dos aspectos: ajustes y reformas, reformas y ajustes, y rápido que los mercados aprietan. Sin embargo, no se quiso aliviar a los mercados con lo que más les gusta: dinero, y la expansión monetaria del BCE llegó solo como último recurso, una vez la primera opción se demostró insuficiente no ya para apagar el incendio, sino para evitar que se propagase como en una tarde de verano. Aquí, algunos bonitos hechos sobre los efectos en el mercado de la austeridad.


 Por decirlo de otro modo, los efectos sobre la economía real, los seis millones de parados, no han sido nunca prioritarios. ¿La razón? En Interfluidity comentan que las elites han preferido el daño seguro de la depresión económica a la incertidumbre que se abriría en otros escenarios; al fin y al cabo, la influencia política es directamente proporcional a la riqueza, y a medida que las personas son más ricas, sus preferencias personales son el mantenimiento del status quo, o de lo más parecido a él.

Es más, aun despejada la incertidumbre las preferencias de los votantes siguen sin estar claras. En Islandia, país que hasta hace poco era citado por muchos comentaristas (entre los que me incluyo) como una vía para salir de una gran crisis financiera, los votantes han expulsado del poder al partido que gestionó una salida de la crisis que, sin ser perfecta, si ha sido ordenada, poco traumática y alabada tanto por el FMI como por los manifestantes del 15-M. En su lugar, han vuelto al poder los partidos que llevaron la isla al desastre económico. Aquí hay un interesante artículo del ex ministro de Finanzas.

En el caso europeo hay un añadido, y es la defensa por parte de los gobernantes de las grandes empresas o entidades financieras de sus países (básicamente, lo mismo que hacen cuando negocian cuotas de pesca o acuerdos arancelarios). No hace falta explicar demasiado los esfuerzos de los sucesivos gobiernos españoles por mantener intacto el andamiaje bancario hasta el mismo borde del precipicio. Pero no es muy distinta la postura alemana de forzar el pago íntegro (a acreedores fundamentalmente germanoparlantes) de la deuda de bancos y estados de solvencia dudosa, cargando esa deuda sobre los contribuyentes (incluso sobre los propios contribuyentes alemanes, en el caso de los rescates), sumado todo ello al torpedeo de la supervisión bancaria única.

En esta otra entrada se plantean otros motivos tras el auge la austeridad, todos ellos verosímiles. Uno, es que la austeridad es realmente positiva en el largo plazo, y las elites se han dado cuenta de ello. Es posible. También es verosímil un planteamiento del tipo “lucha de clases”, según el cual una clase privilegiada teme que otro tipo de políticas, más redistributivas, dañe sus prebendas. También cabe la posibilidad (y esto es economía de comportamiento) de que sea el instinto de comer menos cuando la cosecha es escasa sea tan fuerte en nosotros que puede a cualquier otro análisis. La famosa paradoja de la frugalidad de Keynes es muy contraintuitiva.

Krugman sostiene, por su parte, que la austeridad se percibe como moralmente superior a otras respuestas políticas a la crisis. Y existe la opción de que las políticas de austeridad sean un modo de aprovechar la crisis para imponer una determinada agenda de política económica, cambios que no sería posible llevar a cabo en un contexto normal. La reforma laboral impuesta en España habría sido impensable en un contexto normal, pero sus planteamientos llevaban en la agenda política desde antes de la crisis. Ésta solo hizo políticamente posible su aprobación.

Yo creo, la verdad, que hay un poco de todo. Pero la idea principal es la misma que tenía cuando el “escándalo” por las hojas Excel de Rogoff y Rheinhart. La austeridad no es una opción económica que, partiendo de unos datos y unas determinadas suposiciones, se aplica para conseguir un objetivo de bienestar y/o estabilidad. Es algo mucho más complejo; una alternativa con componentes políticos, éticos y de intereses particulares.

Algo normal. Lo raro habría sido que en una crisis de extraordinarias proporciones en sociedades y sistemas financieros cada vez más complejos (con la complejidad añadida de la estructura política y económica de la zona euro), se encontrase una respuesta unidireccional y superior a todas las demás. Al contrario, una mezcla de miedo a lo desconocido, de complacencia con una depresión que apenas toca de refilón al establishment, el poder de convicción de colectivos muy poderosos y un notable aderezo moral han sido las bases de la austeridad. No es una conspiración, pero tampoco un modelo económico. Como tampoco lo fue en los años 30.

En fin, en España hay seis millones de parados y la zona euro está viviendo una recesión inacabable y que va a peor. Insisto, no creo en el sadismo; simplemente la política es una cuestión de prioridades y, en este caso, la prioridad no ha sido el crecimiento o el empleo. ¿Elites extractivas? Sí, pero solo parcialmente. La captura de rentas prima sobre otras consideraciones, como el crecimiento o el empleo. Pero no es solo eso.

Música contra la crisis. Creo que nunca puse Common People, de Pulp. Y si fue así, tampoco sobra. Nunca sobra

Sígueme en Twitter @Nuno_Rodrigo5 o pinchando aquí

Comentarios

Más o menos de acuerdo con el reportaje. Pero las élites no serán "extractivas" sino "extractoras".
05/17/2013 11:17:00 AM
Muy interesante el artículo.Europa en general está hiperregulada, y además la gente está esquilmada con impuestos, tasas, precios públicos, multas...Y gobernada por una élite burocrática no elegida por nadie, y por una casta política inmune a los programas electorales, como sabemos en España.En EEUU hasta 30 mil dólares de renta se paga el 15% en el impuesto sobre la renta. En España hasta los 33 mil se paga el 30%.En general no hay movilidad social como puede haber en Estados Unidos. Es más, hay una clase proletarizada que no tiene forma de salir del pozo, como es el caso de los 10 millones de alemanes que viven por debajo del umbral de pobreza, o los 6 millones y cuarto de parados españoles (cerca de 6 y medio si contamos la gente que se ha ido marchando al extranjero).
05/17/2013 12:15:31 PM
Despues de 5 anios con el Euribor a un 1% y la inflacion a mas de un 4% me encanta leer a un economista que abre su articulo diciendo que las politicas actuales benefician a los "rentistas".La realidad es que en la sociedad actual, especialmente con el envejecimiento de la poblacion, es imposible mantener el estado de bienestar como en los 70-80. La solucion al problema hubiese sido tener un superavit fiscal durante los anios de las vacas gordas cuando habian pocos ancianos (=poco gasto para el estado) y muchos trabajadores (=muchos ingresos para el estado). En lugar de esto lo que hubo fue una megaburbuja inmobiliaria alimentada por los gobiernos locales para financiar sus projectos sin sentido y ganar elecciones.Que podemos hacer ahora? La salida tradicional hubiese sido un default parcial mediante la devaluacion de la moneda y la consiguiente inflacion. Por suerte o por desgracia (dependiendo de si eres acreedor o deudor) esta opcion no es posible. A - Aumentar impuestos? Intentando recaudar mas, el problema es que con la globalizacion los capitales se pueden mover con facilidad a otros lugares y de esta manera la recaudacion no aumenta (los esfuerzos contra los paraisos fiscales van encaminados a evitar esto).B- Reducir gastos? Es casi imposible, con mas desempleo y mas jubilados...C - Reformar el sistema para intentar que sea mas competitivo a nivel internacional? En principio no tiene mucho coste finaciero pero tendria un coste social enorme en un pais que lleva mas de 50 anios acostumbrado al trabajo y casa de por vida...D- Salir del Euro, hacer un default, vivir X anios con inflacion, borrar deudas y ahorros y comenzar de cero? (ISLANDIA) Quizas llegue un momento en que haya que tomar esta opcion pero de momento creo que seria la mas dolorosa.
05/17/2013 08:07:08 PM
Siempre esa comparación con el 29 y la década de los 30 del siglo pasado, con la Gran Depresión, pero la comparación es errónea, pues las condiciones de partida eran muy distintas:1) Entonces, en los USA, en los 30 del siglo pasado, la deuda pública no llegaba ni al 40% del PIB....Sin embargo la crisis del 2008 pilló a los países de la UE y a USA con unos porcentajes de deuda pública en torno al 70% en los paises mejor colocados y en otros (como Italia) por encima del 100%. Y en Japón en casi el 200%. 2) Antes del 29, se llevaban varios lustros en los que lo habitual eran los superavits o las cuentas equilibradas y había pocos déficits.3) Las politicas de aumento del déficit tienen tanto más efecto cuanto más grande es el shock que generan y son más fáciles de financiar cuanto menos deuda hay en circulación en relación con el PIB y a largo plazo tienen menos repercusiones cuanto menor es el importe de intereses a pagar en el futuro.Pues bien es evidente que las condiciones de deuda mucho menor en terminos del PIB y déficit mucho menor en términos del PIB facilitaban mucho las cosas entonces.En fin, que los problemas actuales son en parte fruto del mantenimiento sistemático de déficits públicos en el pasado. Por cierto, si se aumentan impuestos directos, el efecto es aún más contractivo que el de la reducción de gastos corrientes.Eso sí, el problema de las reducciones de gastos es que una vez aumentados los gastos hay unas resistencias enormes a su reducción, pues los humanos, intuitivamente, agradecemos menos que nos regalen algo que, por el contrario, nos quejamos cuando nos quitan algo. Lo cual es un problema de naturaleza político-social de difícil solución.
05/19/2013 02:06:00 AM
Si se tiene en cuanta que Alemania resulta de los paises de Europa donde el patrimonio NETO percápita es menor, resulta cuanto menos atrevida la tesis de que los paises del sur le deben el dinero a Alemania....Pues resulta que en esa estadística están incluidos todos los ciudadanos alemanes (incluyendo los propitarios de los bancos).Además, si tenemos en cuenta que lo que más importa España es petróleo y materias primas y productos de electrónica de consumo, quizás una buena parte de los deudores esté en otro lugar.No, sencillamente lo que no quieren los votantes alemanes (ni finlandeses, austriacos, hlandeses) es pagar las deudas de los paises del Sur con terceros paises ni pasar a financiar al Sur el consumo de productos y materias primas procedentes de terceros paises. Es más, ¿Si no lo hacen ni los navarros ni los vascos, por qué han de hacerlo los fineses?
05/19/2013 02:16:47 AM
Si se tiene en cuanta que Alemania resulta de los paises de Europa donde el patrimonio NETO percápita es menor, resulta cuanto menos atrevida la tesis de que los paises del sur le deben el dinero a Alemania....Pues resulta que en esa estadística están incluidos todos los ciudadanos alemanes (incluyendo los propitarios de los bancos).Además, si tenemos en cuenta que lo que más importa España es petróleo y materias primas y productos de electrónica de consumo, quizás una buena parte de los ACREEDORES esté en otros lugares.No, sencillamente lo que no quieren los votantes alemanes (ni finlandeses, austriacos, hlandeses) es pagar las deudas de los paises del Sur con terceros paises ni pasar a financiar al Sur el consumo de productos y materias primas procedentes de terceros paises. Es más, ¿Si no lo hacen ni los navarros ni los vascos, por qué han de hacerlo los fineses?
05/19/2013 02:18:06 AM
Totalmente de acuerdo con Sherpa, lo que estamos descubriendo ahora es que reducir los gastos es una tarea practicamente imposible en una democracia.Los partidos politicos no pueden ganar unas elecciones prometiendo reducciones de gastos/subidas de impuestos, cuando llegan al poder no les queda mas remedio que implementarlos y para eso le echan la culpa a otros ("Los mercados", "La UE", "Alemania", "El BCE", "El FMI","La inmigracion", "El capitalismo", etc).Los partidos de la oposicion tienen dos opciones:a) Ser responsables y apoyar los recortes/reformas, en este caso comienzan a salir nuevos partidos que prometen lo contrario (Grillo en italia, Syriza en Grecia, UKIP en Inglaterra, etc.).b) Ser irresponsables y proponer politicas en las que no se recorta, no se suben los impuestos, no se reforma y lo que se hace es solo recortar "gastos innecesarios" que no afectan en nada al ciudadano (PP o PSOE en Espana cuando gobiernan los otros) Cuando ganan las elecciones normalmente la realidad de la aritmetica les obliga a incumplir todas sus promesas electorales y continuar recortando gastos y subiendo impuestos.Tampoco ningun partido va a ganar elecciones si propone recortar en Sanidad y Pensiones para aumentar el gasto en Educacion, I+D, politicas para fomentar el empleo juvenil (los beneficiados no votan y los perjudicados son mayoria).
05/20/2013 12:47:37 PM

Comentarios

Más o menos de acuerdo con el reportaje. Pero las élites no serán "extractivas" sino "extractoras".
Muy interesante el artículo.Europa en general está hiperregulada, y además la gente está esquilmada con impuestos, tasas, precios públicos, multas...Y gobernada por una élite burocrática no elegida por nadie, y por una casta política inmune a los programas electorales, como sabemos en España.En EEUU hasta 30 mil dólares de renta se paga el 15% en el impuesto sobre la renta. En España hasta los 33 mil se paga el 30%.En general no hay movilidad social como puede haber en Estados Unidos. Es más, hay una clase proletarizada que no tiene forma de salir del pozo, como es el caso de los 10 millones de alemanes que viven por debajo del umbral de pobreza, o los 6 millones y cuarto de parados españoles (cerca de 6 y medio si contamos la gente que se ha ido marchando al extranjero).
Despues de 5 anios con el Euribor a un 1% y la inflacion a mas de un 4% me encanta leer a un economista que abre su articulo diciendo que las politicas actuales benefician a los "rentistas".La realidad es que en la sociedad actual, especialmente con el envejecimiento de la poblacion, es imposible mantener el estado de bienestar como en los 70-80. La solucion al problema hubiese sido tener un superavit fiscal durante los anios de las vacas gordas cuando habian pocos ancianos (=poco gasto para el estado) y muchos trabajadores (=muchos ingresos para el estado). En lugar de esto lo que hubo fue una megaburbuja inmobiliaria alimentada por los gobiernos locales para financiar sus projectos sin sentido y ganar elecciones.Que podemos hacer ahora? La salida tradicional hubiese sido un default parcial mediante la devaluacion de la moneda y la consiguiente inflacion. Por suerte o por desgracia (dependiendo de si eres acreedor o deudor) esta opcion no es posible. A - Aumentar impuestos? Intentando recaudar mas, el problema es que con la globalizacion los capitales se pueden mover con facilidad a otros lugares y de esta manera la recaudacion no aumenta (los esfuerzos contra los paraisos fiscales van encaminados a evitar esto).B- Reducir gastos? Es casi imposible, con mas desempleo y mas jubilados...C - Reformar el sistema para intentar que sea mas competitivo a nivel internacional? En principio no tiene mucho coste finaciero pero tendria un coste social enorme en un pais que lleva mas de 50 anios acostumbrado al trabajo y casa de por vida...D- Salir del Euro, hacer un default, vivir X anios con inflacion, borrar deudas y ahorros y comenzar de cero? (ISLANDIA) Quizas llegue un momento en que haya que tomar esta opcion pero de momento creo que seria la mas dolorosa.
Siempre esa comparación con el 29 y la década de los 30 del siglo pasado, con la Gran Depresión, pero la comparación es errónea, pues las condiciones de partida eran muy distintas:1) Entonces, en los USA, en los 30 del siglo pasado, la deuda pública no llegaba ni al 40% del PIB....Sin embargo la crisis del 2008 pilló a los países de la UE y a USA con unos porcentajes de deuda pública en torno al 70% en los paises mejor colocados y en otros (como Italia) por encima del 100%. Y en Japón en casi el 200%. 2) Antes del 29, se llevaban varios lustros en los que lo habitual eran los superavits o las cuentas equilibradas y había pocos déficits.3) Las politicas de aumento del déficit tienen tanto más efecto cuanto más grande es el shock que generan y son más fáciles de financiar cuanto menos deuda hay en circulación en relación con el PIB y a largo plazo tienen menos repercusiones cuanto menor es el importe de intereses a pagar en el futuro.Pues bien es evidente que las condiciones de deuda mucho menor en terminos del PIB y déficit mucho menor en términos del PIB facilitaban mucho las cosas entonces.En fin, que los problemas actuales son en parte fruto del mantenimiento sistemático de déficits públicos en el pasado. Por cierto, si se aumentan impuestos directos, el efecto es aún más contractivo que el de la reducción de gastos corrientes.Eso sí, el problema de las reducciones de gastos es que una vez aumentados los gastos hay unas resistencias enormes a su reducción, pues los humanos, intuitivamente, agradecemos menos que nos regalen algo que, por el contrario, nos quejamos cuando nos quitan algo. Lo cual es un problema de naturaleza político-social de difícil solución.
Si se tiene en cuanta que Alemania resulta de los paises de Europa donde el patrimonio NETO percápita es menor, resulta cuanto menos atrevida la tesis de que los paises del sur le deben el dinero a Alemania....Pues resulta que en esa estadística están incluidos todos los ciudadanos alemanes (incluyendo los propitarios de los bancos).Además, si tenemos en cuenta que lo que más importa España es petróleo y materias primas y productos de electrónica de consumo, quizás una buena parte de los deudores esté en otro lugar.No, sencillamente lo que no quieren los votantes alemanes (ni finlandeses, austriacos, hlandeses) es pagar las deudas de los paises del Sur con terceros paises ni pasar a financiar al Sur el consumo de productos y materias primas procedentes de terceros paises. Es más, ¿Si no lo hacen ni los navarros ni los vascos, por qué han de hacerlo los fineses?
Si se tiene en cuanta que Alemania resulta de los paises de Europa donde el patrimonio NETO percápita es menor, resulta cuanto menos atrevida la tesis de que los paises del sur le deben el dinero a Alemania....Pues resulta que en esa estadística están incluidos todos los ciudadanos alemanes (incluyendo los propitarios de los bancos).Además, si tenemos en cuenta que lo que más importa España es petróleo y materias primas y productos de electrónica de consumo, quizás una buena parte de los ACREEDORES esté en otros lugares.No, sencillamente lo que no quieren los votantes alemanes (ni finlandeses, austriacos, hlandeses) es pagar las deudas de los paises del Sur con terceros paises ni pasar a financiar al Sur el consumo de productos y materias primas procedentes de terceros paises. Es más, ¿Si no lo hacen ni los navarros ni los vascos, por qué han de hacerlo los fineses?
Totalmente de acuerdo con Sherpa, lo que estamos descubriendo ahora es que reducir los gastos es una tarea practicamente imposible en una democracia.Los partidos politicos no pueden ganar unas elecciones prometiendo reducciones de gastos/subidas de impuestos, cuando llegan al poder no les queda mas remedio que implementarlos y para eso le echan la culpa a otros ("Los mercados", "La UE", "Alemania", "El BCE", "El FMI","La inmigracion", "El capitalismo", etc).Los partidos de la oposicion tienen dos opciones:a) Ser responsables y apoyar los recortes/reformas, en este caso comienzan a salir nuevos partidos que prometen lo contrario (Grillo en italia, Syriza en Grecia, UKIP en Inglaterra, etc.).b) Ser irresponsables y proponer politicas en las que no se recorta, no se suben los impuestos, no se reforma y lo que se hace es solo recortar "gastos innecesarios" que no afectan en nada al ciudadano (PP o PSOE en Espana cuando gobiernan los otros) Cuando ganan las elecciones normalmente la realidad de la aritmetica les obliga a incumplir todas sus promesas electorales y continuar recortando gastos y subiendo impuestos.Tampoco ningun partido va a ganar elecciones si propone recortar en Sanidad y Pensiones para aumentar el gasto en Educacion, I+D, politicas para fomentar el empleo juvenil (los beneficiados no votan y los perjudicados son mayoria).
Normas