También ofrecen mantener el recorte salarial
Un trabajador de Isofotón manipula células fotovoltaicas.
Un trabajador de Isofotón manipula células fotovoltaicas.

La plantilla de Isofotón propone reducir la jornada un 25% para evitar los despidos

El comité de empresa de Isofotón ha propuesto a la dirección reducir la jornada laboral de los trabajadores un 25% durante dos años y evitar así los 365 despidos incluidos en el segundo Expediente de Regulación de Empleo (ERE) presentado por la compañía. En concreto, plantea una disminución de dos horas por operario en este periodo, lo que supondría un ahorro de 4,7 millones de euros.

Los trabajadores proponen, además, ampliar el Expediente de Regulación de Empleo Temporal (ERTE), que la empresa inició en 2009, hasta 2014, así como continuar con la congelación salarial en 2013 y el próximo año, lo que, según el comité de empresa, supondría un ahorro de 1,1 millones.

Así lo han informado este lunes en rueda de prensa el presidente y el secretario del comité de empresa de Isofotón, Juan Francisco Avilés y Daniel Martínez, respectivamente. Ambos han coincido en afirmar que con estas propuestas se evitarían los despidos.

“Nosotros creemos que con estas medidas la empresa puede salir adelante durante estos dos años en los que pensamos que estará la situación peor”, ha señalado Avilés, quien, además, ha añadido que “también aportamos otras medidas como las prejubilaciones voluntarias, las excedencias voluntarias y la recuperación total de las actividades externalizadas”.

Estas propuestas fueron presentadas por el comité de empresa a la dirección de Isofotón en la segunda reunión mantenida dentro del periodo de consultas y obtendrán respuesta en la próxima cita, que tiene lugar este martes.

El secretario del comité de empresa, por su parte, ha denunciado que durante el primer trimestre de 2013 el 73 por ciento de los módulos vendidos por Isofotón eran de origen chino. “A nosotros nos tienen parados en el INEM y ellos vendiendo módulos chinos; lo que está haciendo la empresa con este ERE es externalizar la producción y sustituir los módulos que hacemos en Málaga por otros chinos”, ha advertido.

Martínez ha denunciado, además, que con este ERE Isofotón “va en contra de la mujer trabajadora”, hecho que ha argumentado afirmando que “afecta a más del 80 por ciento de las trabajadoras de la empresa, al 80 por ciento de las que se encuentran en suspensión por maternidad, al 75 por ciento de las que están en reducción de jornada por cuidado de hijos y al 100 por cien de las que están en suspensión por cuidado ante enfermedad grave de hijos”.

Sobre los errores advertidos por la Junta, Martínez ha precisado que “en la documentación presentada por Isofotón hay parte de las cuentas que están incompletas; incluso, hemos observado que la empresa matriz lleva sin actividad dos años”. JUNTA DE ANDALUCÍA

En cuanto a este último asunto, la delegada territorial de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo de la Junta en Málaga, Marta Rueda, ha vuelto a pronunciarse este lunes y ha dicho que “no es obligatorio que Isofotón presente los criterios y los saldos positivos y negativos, pero eso abre a los tribunales una vía para declarar los despidos improcedentes o nulos en la mayoría de los casos, basándose en que el procedimiento legal no está completo”.

“No vienen los criterios y no vienen los saldos positivos y negativos, la empresa alega que no existen, por lo que no tiene que presentarlos, pero a nosotros sí nos los tienen que presentar porque tenemos que tener constancia de que ciertamente no existen esos saldos, aunque evidentemente nuestra labor no paraliza ni suspende el procedimiento”, ha explicado Rueda.

Con respecto a la Administración regional, el presidente del comité de empresa ha manifestado que “nosotros sabemos que siempre ha ayudado a Isofotón, incluso con incentivos y subvenciones”. “Lo que echamos en falta es una reunión con el consejero Antonio Ávila”, ha concluido.

Normas