Ecoemprendedores

Reciclar más con menos dinero público

El principal problema en la gestión de los residuos sigue siendo el uso masivo de vertederos, pese a los avances en las políticas de reciclaje. Tras la separación de plásticos, vidrio y papel, siempre queda una fracción junto a la basura orgánica imposible de separar y que termina quemándose en los vertederos. Para esa porción de desechos, la fracción resto,

como la llaman en la jerga del sector, la empresa Ecohispánica ha inventado una solución sencilla: crear una planta de tratamiento que limpia todos los residuos en origen, sin necesidad de separarlos, hasta convertirlos en materia

prima nueva lista para su aprovechamiento.

La de Ecohispánica, una empresa que llegó a este sector en 2009, es una solución al elevado coste del transporte

de residuos hacia los vertederos y a la contaminación fruto de la incineración. "El 80% de los países con políticas de

tratamiento de residuos no separa la basura en origen. Nosotros hemos creado una planta que limpia y separa la

basura desde el principio, ahorrando costes", explica Carlos Alonso, presidente de la compañía, que dispone de

tecnología propia. La empresa ha invertido cerca de 10 millones de euros en tecnología para lanzar la primera planta de estas características en el municipio de Rivas Vaciamadrid, en la Comunidad deMadrid, que arrancará en breve. "La basura

es un tema insoslayable para cualquier alcalde y hay que darle una solución, sobre todo por el gasto tremendo de llevar tanta basura a los vertederos e incluso exportarla a otros países", matiza Alonso.

La de Rivas estará entre las primeras plantas de tratamiento de residuos autosuficiente, ya que el proceso solo

funciona a base de vapor de agua, que se obtiene de la que suelta la basura orgánica.

La óptima separación de los residuos también provee biomasa, que sirve de combustible para alimentar las

necesidades energéticas de la planta.

Una vez limpia en origen, la basura se reduce hasta en un 30% de su volumen inicial, en un formato que hace muy fácil separarla y obtener nuevas materias primas. La biomasa, por ejemplo, también se vende a otras empresas como combustible, así como los plásticos, que salen del proceso transformados en bolas macizas con gran poder calorífico para generar energía y combustibles. La solución de Ecohispánica también da una respuesta a los materiales inertes, como cascotes, gomas o material textil, que pueden reciclarse o utilizarse como relleno en las obras públicas. Otra de las ventajas de obtener residuos más limpios es que las nuevas materias primas como el aluminio y los componentes férricos mejoran

su precio en el mercado.

La compañía está en negociaciones con varios países para la construcción de plantas como la de Rivas, la primera de este tipo en España. Al ser plantas rentables, "muchas empresas municipales se interesarán por la tecnología porque da solución a un gasto tremendo". Una vez en el mercado, Ecohispánica se encargará del mantenimiento de las instalaciones. La explotación

correrá a cargo de operadores locales, "aunque en algunos lugares las gestionaremos juntos".