Bolsas +30% en 2 meses, ¿y ahora qué?

Bolsas +30% en 2 meses, ¿y ahora qué?

Los estímulos monetarios en EEUU, Europa y Japón han provocado una significativa reducción de la prima de riesgo que a su vez ha sido el causante del fuerte rebote de los activos de riesgo.

En los últimos informes de distribución de activos por parte de los inversores, se observa un incremento de la inversión en renta variable europea desde niveles muy deprimidos desde el punto de vista histórico. También es verdad que no parece que exista mucha convicción, lógico si tenemos en cuenta que todos los estímulos monetarios de las últimas semanas vienen precedidos de una desaceleración del crecimiento global muy significativa y preocupante.

Los inversores son reacios a comprar bolsa porque mientras los precios de las acciones has estado subiendo en el en torno del 20%, los analistas de estas mismas empresas han estado revisando a la baja sus estimaciones de beneficios tanto para los meses que nos quedan de 2012, como para el 2013, básicamente por la debilidad del crecimiento y la presión de los márgenes empresariales a nivel mundial (no solo en Europa).

De hecho, es muy significativo que tanto el QE3 de la FED como el QE del Banco de Japón, obedecen a la debilidad del mercado laboral y al endeble crecimiento económico. El caso de Europa es diferente, en tanto en cuanto, la crisis soberana está causando un credit crunch y desequilibrios en la asignación de riesgos de financiación sin precedentes.

¿Qué es lo que nos encontramos a finales de septiembre? Un re-rating doble: por un lado los beneficios empresariales estimados han sido rebajados en casi un 10%, y por otro lado las cotizaciones han subido más de un 20%. Conclusión: la renta variable europea está un 30% más cara que hace dos meses.

También llama la atención que a pesar de la revisión a la baja de los beneficios esperados para 2013, el consenso de mercado sigue esperando que éstos crezcan un 13% el próximo año con la economía europea en recesión y el resto de áreas geográficas que ya no aportan al crecimiento como antes. Se antoja muy exigente desde mi punto de vista.

Los números hablan por sí mismos. Si el PER de 2012 era menor a 10x en julio, hoy estamos en un PER de 12x, es decir, a los niveles de la media histórica. Para que podamos justificar precios superiores de la renta variable europea, es necesario que la crisis de deuda soberana se solucione y/o que la senda de crecimiento mundial vuelva a tasas por encima del 3% y no del 2,5% como se estima hoy en día para 2013.

Javier Galán, Gestor de fondos de Renta 4 Banco

@javiergalan77

Normas