Hasta las 38.372 personas,

Los trabajadores afectados por ERE no pactados hasta abril suben el 317,5 %

Los trabajadores afectados por un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) no pactado entre enero y abril han aumentado el 317,5 %, hasta las 38.372 personas, cuatro veces más que en el mismo período de 2011, según el Boletín de Estadísticas Laborales (BEL).

En los cuatro primeros meses del año se autorizaron o comunicaron (con la reforma laboral, en vigor desde el 12 de febrero, se ha suprimido la autorización administrativa) 10.379 ERE, el 57,5 % más que un año antes.

Del total de trabajadores afectados por un ERE no pactado a 6.962 les incluyeron en uno de extinción (el 148,9 % más), a 22.912 en uno de suspensión (el 334,7 % más) y a 8.498 de reducción (el 696,7 % más).

También en los cuatro primeros meses de 2012 ha habido 96.214 asalariados (el 14,5 % más) a los que se les ha aplicado un ERE pactado entre la empresa y los representantes de los trabajadores.

Para 17.199 de ellos fue uno de extinción (el 3 % más), para 59.185 de suspensión (el 32,5 % más) y para 19.830 de reducción (el 12,4 % menos).

Si se suman las personas englobadas en los ERE pactados y los no acordados el total ascendió a 134.586, el 44,4 % más que entre enero y abril de 2011.

De ellos 24.161 perdieron su empleo (el 24 % más), a 82.097 les supuso una suspensión temporal (el 64,4 % más) y 28.328 una reducción de su jornada (el 19,1 %).

En cuanto a la causa alegada para presentar un ERE, para 20.241 trabajadores fue problemas de tesorería o financiación (el 40,2 % más), para 9.434 restricción de demanda y rescisión de contratos (el 5,5 % más), para 113 quiebra, suspensión de pagos, deudas; para 3.564 baja productividad (el 1.331,3 % más) y para 55.994 aplicación de medidas económicas (el 114,7 % más).

Para 988 personas se presentó un ERE por razones técnicas (el 24,4 % menos), para 92 por ruinas u obras inmuebles y falta de materia prima (el 42,8 % menos), para 43.184 por causas organizativas o de producción (el 7,7 % más) y 903 por fuerza mayor (el 24,6 % menos).