Los ajustes torcidos de Mariano

Los ajustes torcidos de Mariano

Rumanía, Bulgaria, Irlanda, Grecia, Letonia, Lituania y Eslovaquia. Son los únicos países de la Unión Europea que recaudan menos impuestos que España, que está más o menos a la par con Portugal e Irlanda. Ayer salieron los datos de Eurostat y, más allá de de las cifras sobre tipos de impuestos, destaca la bajísima recaudación fiscal. En España el Estado ingresa en impuestos el 31,8% del PIB, con cifras de 2010, frente al 38,9% de la zona euro y el 38,4% de los 27.

No siempre ha sido así. En Nada es Gratis han publicado hoy una excelente entrada al respecto, con otros datos de Eurostat diferentes (y una fantástica errata en el titular del primer gráfico, "ingresos sector púbico"), pero la misma conclusión. Es el país de la zona euro que menos ingresa por impuestos. Según estas cifras, el 35% del PIB en 2011. En 2007 era el 41%.

Pero ¿cómo ha podido ocurrir esto si no se han producido cambios normativos relevantes en nuestro sistema impositivo? Lo lógico sería pensar que si no hay cambios en la fiscalidad la recaudación debería reducirse en la misma proporción que lo hacen las bases imponibles.

Es decir, si el PIB cae, los impuestos que gravan la actividad económica deberían caer a un ritmo similar. Explican la respuesta. La burbuja inmobiliaria. La compraventa de casas está gravada con un 7% (sea usada, ITP o IVA, cuando es nueva). El ITP perdió 12.000 millones de recaudación entre 2006 y 2011 y el IVA, 22.000. Casi nada. A eso hay que sumar la pérdida en impuesto de sociedades derivada de los menores beneficios del sector del ladrillo y la pérdida de ingresos procedentes del boom del consumo que acompañó a esta burbuja.

Frente a esta evidencia de una estructura procíclica y poco racional de los ingresos públicos, el Gobierno ha dejado de lado la imprescindible reforma fiscal (recordemos, entre otras cosas, que las multinacionales pagan bastantes menos impuestos que las pymes recién creadas, por no hablar de la sonrojante evasión fiscal de los patrimonios con más nombre del país) para limitarse a subir el IRPF. Y aplicar todo el ajuste por el lado del gasto, una decisión de profunda carga ideológica.

La entrada de Nada es Gratis urge a elevar los ingresos fiscales:

El problema no es situar nuestra presión fiscal en la media de otros países europeos sino de situarla allí donde los gastos públicos que tenemos estructuralmente comprometidos necesitan para financiarse. Además hay que hacerlo de manera tal que esta recaudación no pare el proceso de crecimiento económico.

Pero, ¿es mejor subir impuestos o bajar gasto? El FMI puede echar una mano para encontrar la respuesta. En su boletín de política fiscal de abril explica lo evidente: que los ajustes fiscales tienen más efecto sobre el PIB en las etapas de recesión que en las de crecimiento, y que en las etapas de mayor recesión, de hecho, los ajustes ni siquiera tienen mucho efecto en los mercados porque generan dudas sobre el crecimiento a futuro. 

Y, respecto a la cuestión que nos ocupa, inlcuye un interesante gráfico que explico abajo.

Los multiplicadores son la medida del efecto de un ajuste fiscal (aumento de ingresos o reducción de gasto) sobre el PIB. Un multiplicador de 1 significa que por cada euro que se ajusta, el PIB cae en otro euro. Eso no implica que el ajuste sea irrelevante; el déficit en términos de PIB baja, pero menos. El gráfico trata aumentos o reducciones del gasto (positive/negative spending shock) y bajadas o subidas de impuestos (positive/negative revenue shock). Y trata también cuándo se producen estos cambios, si en fases de expansión (negative output gap) o contracción (positive output gap).

Las medidas impositivas, las de la derecha, tienen mucho menos efecto sobre el PIB, es decir, son menos procíclicas (los multiplicadores son menores en todos los casos). Y, además, tienen un efecto casi neutro (tanto si son subidas como bajadas de impuestos) en épocas de expansión. En épocas de contracción el efecto positivo o negativo sobre la economía es mayor. Pero mucho más limitado que los ajustes en gasto.

También en este caso los aumentos o descensos de gasto público tienen más efecto en las etapas de contracción económica. Los multiplicadores son superiores a uno en los dos casos. Los aumentos de gasto exageran el ciclo cuando las cosas van bien, y los recortes enfrían la economía más que las subidas de impuestos.

En otras palabras, en una etapa de contracción como la actual en la que es necesaria la consolidación fiscal, recortar gasto es tres veces más dañino para el PIB que aumentar ingresos. Lo ideal sería elevar el gasto público para animar la economía (recordemos que el Plan E, por muy absurda que fuese la idea de levantar aceras y reponer aceras, reactivó la actividad), pero con un déficit del 9% es imposible.

Toca ajustar, pero lamentablemente, y después de haber sufrido una estructura impositiva que dependía de si se venden o no casas, España (o, mejor dicho, quienes dictan la política de España, que desde 2010 no son precisamente los elegidos por el Parlamento) ha optado por la vía de ajuste más dañina para la economía.Y mientras, nuestro Agencia Tributaria se codea con las de la Europa del Este para ver quién recauda menos. Pues muy bien.

Música contra la crisis Judy Clay & William Bell. Private Number

Sígueme en Twitter @Nuno_Rodrigo5 o pinchando aquí

Comentarios

Los numeros cantan. En epoca de boom hay que subir los impuestos, y mucho en España con fuertes cambios en la distribución, y ajustar los gastos. En epoca de deflación , si hay que hacer algo, subir ligeramente impuestos. Aunque creo que es mucho mejor no recaudar ni dejar de gastar. Creo que el deficit publico necesita subir al 12 o al 15% sobre el PIB. El Estado necesita endeudarse para que lo deje de hacer el sector privado. Por supuesto, lo mejor no es endeudarse si no monetizar toda la deuda extra del Estado durante una deflación. Es decir imprimir en tu propia moneda. Esta impresión tiene tres efectos muy positivos: -El mantener el gasto y no subir impuestos para que el sector privado se desapalanque -Enviar la señal clara que no se puede permitir que la inflación este por debajo del 2% -Enviar la señal que se imprimirá cuanto sea necesario para que el PIB Nominal siga la trayectoria necesaria para el pleno empleo. Como decia Krugman, el Banco Central ha de volverse loco para aumetnar las espectativas de inflación. Para eso necesitas tu propia moneda y un banco central inteligente. A excepción de Suiza, y tal vez Canada, no hay ninguno (los ingleses por los pelos, pues con el ajuste fiscal de Cameron yo estaria aceptando gatos como colateral). Nostros no tenemos moneda, y como dice Delong, en el BCE solo hay zombies. Asi nos va, al borde del abismo sin acabar de caer.
Mi opinión sobre el ajuste fiscal español es que en contra de lo que se dice, se está realizando en mucha mayor medida en el aumento de impuestos que en la reducción del gasto (los llamados recortes). Y resumo: 1.- Ha subido el IVA un 2% (que sobre 16 anterior supone un 12,5% de incremento del impuesto). Todo parece indicar que volverá a subir, incluso el de las chuches. 2.- Ha subido el IRPF (en porcentaje en todos los tramos, no se han ido deflactando las inflaciones acumuladas, inflaciones que por otra parte son exclusivamente resultado de la subida de los impuestos indirectos, han aumentado los tramos autonómicos en la mayor parte de las CCAA y se quitó la historia de los 400€). 3.- Se ha recuperado el impuesto de patrimonio (creo que salvo Madrid en todas). 4.- Se han aumentado varias veces los impuestos especiales al alcohol, tabaco, carburantes y electricidad. 5.- Se ha incrementado el ITP en casi todas las CCAA (creo que solo Madrid sigue pasando el 7% y que el resto se mueve entre el 8 y el 10%. 6.- Del IBI, tasas de basura, circulación de vehículos, licencias de obras (mayores o menores) y resto de tasas municipales, parkimetros, etc, etc, mejor no calcular el porcentaje de subida. 7.- El impuesto de matriculación para los vehículos más contaminantes. 8.- Tasas sobre el juego, tasas turísticas, ... dependiendo comunidades. Peajes, los que han subido y los que se van a poner. 9.- Se han limitado deducciones del impuesto de sociedades a las grandes empresas, que ya era hora, y que aún así, efectivamente pagan menos en porcentaje que las pymes. 10.- Y se suben los precios de los transportes públicos o el porcentaje a pagar en las medicinas, en las universidades, etc. A ésto se le llama recorte, pero en realidad es un aumento del porcentaje que paga el usuario sobre el coste total. Para mí un recorte sería que las CC.AA. dejarán de subvencionar, por ejemplo, los medicamentos de menos de 3€, o que en vez de subir la tarifa del transporte público recortaran líneas de autobuses muy deficitarias (que también se está haciendo, pero en mucha menor medida). Si descontamos el recorte en obra pública, que ese sí que es un recorte espectacular, la sensación que tengo es que el ajuste desde mediados de 2.009 hasta ahora se ha hecho básicamente por lo que nos cobran a los ciudadanos por impuestos o servicios prestados. Pero los servicios, salvo determinadas subvenciones desaparecidas, son prácticamente los mismos.
Por cierto, al releerme, me he dado cuenta que he puesto varias veces a la comunidad de Madrid como ejemplo de impuestos más bajos. Eso es así, pero no con ello quiero dar a entender que esté de acuerdo. De hecho, no lo estoy, mientras haya deficit y recortes de servicios, no se debieran bajar los impuestos.
Qué buen artículo !De todos modos opino de forma similar a Oscar : España lo que necesita son medidas fuera de la ortodoxia, es decir, antes que subir impuestos para minimizar los recortes, tenemos margen para gestionar mejor.1.- Gestionar mejor el gasto, como explica Oscar, eliminar duplicidades, empresas públicas deficitarias...2.- Creo que valdría la pena crear un ejército de funcionarios de hacienda (aunque me odieis por pensarlo). En España la economía sumergida supera el 25% del PIB, cuando la media europea ronda el 10%O nos tomamos estos dos puntos muy en serio, o es imposible que converjamos con europa, y por tanto deberíamos volver a la peseta, y a la pandereta.Salva
La lucha de Tea Party versus Obama dejó el tema muy claro. ¿De una situación de crisis se sale mejor haciendo recortes (Tea Party) o aumentando los impuestos (Obama)? Lo que ocurre es que la esencia de aquella lucha aparece ahora con más nitidez.Parece que desde el punto de vista del crecimiento es mejor aumentar impuestos, contrariamente a todos los mantras que se oyen continuamente.Que el gasto se ha de gestionar de forma rigurosa es imprescindible y debe darse ya por descontado si queremos una economía seria.Puede ser que hayan subido muchos impuestos pero el Gobierno debería racionalizar todo el sistema impositivo existente haciéndolo semejante a las grandes economías de la eurozona. Efectivamente el sistema impositivo derivado del ladrillo ya no sirve.Se ha de cambiar el sistema impositivo pero también el sistema productivo haciéndolo más eficiente y dirigido a la exportación. No podemos seguir un sistema diferente al alemán.Los recortes en Sanidad y Educación son demenciales. ¿Como vamos a exportar con personas que van a tener una formación tercermundista?
En el artículo que enlazas de Nada es Gratis, los autores se sacan de la manga que la mejor manera de aumentar la recaudación sin deprimir el consumo es bajar los impuestos directos (progresivos) y aumentar los indirectos. ¿Estás de acuerdo con esa apreciación? ¿Cómo puede afectar menos al consumo un impuesto que deja a los que menos tienen con aún menos dinero para gastar?
Una manera de subir los impuestos sería recortar desgravaciones fiscales. He oído que la vivienda en el IRPF supone un impacto negativo de 6000 millones, más de medio punto del PIB. ¿Es cierto?. De ser así, no estaría de más retirar esa desgravación para todos, ricos y pobres (las rentas bajas seguramente ya están desgravando mucho menos del límite de 9000 euros). Y no sería una medida retroactiva: retroactividad es devolver importes anteriores; simplemente sería adecuar la política fiscal. Además, como nos tengan que intervenir oficialmente, igual la Troika nos pone esta condición tarde o temprano.
En España falta COMPROMISO FISCAL, es decir, al margen de cual sea el marco impositivo, que en terminos de tarifa es muy similar al contexto europeo, se recauda poco o poquisimo, porque se evade mucha recuadacion y se persigue poco o nada.Culturalmente, esta bien visto engañar al fisco, precisamente lo contrario que sucede en otros paises. Hasta que esto no cambie: buen patriota = buen contribuyente, vamos mal
“Lo ideal sería elevar el gasto público para animar la economía (recordemos que el Plan E, por muy absurda que fuese la idea de levantar aceras y reponer aceras, reactivó la actividad)”Yo, no es por discrepar, o si, pero pienso similar a Jose Carlos Díez (crisis cambiaria), es un tema de PRODUCCIÓN (el 25% de parados lo deja bien claro).Y permítame refutar su falacia keynesiana (la ventana rota). Supongamos es cierto hacer y romper aceras, bueno. Bien, el Estado se endeuda para hacer y deshacer aceras. Para ello, eleva los impuestos (tratando de equilibrar algo) y cruzando los dedos recauda más, y lo destina a las aceras. Bien, mundo feliz.Podríamos seguir con mundo feliz de invertir para crecer, gastar, pero ello tiene un problema. Los demás también invierten y muchos de ellos con mucho menos interés. Osea a una tasa de fracasos empresariales (el capital no se transforma en producción demandada) similar ellos ganarán,...Resulta, las empresas exportadoras deben aportar ese sobrecosto y repercutirlo en el producto final que exportan, es decir, exportan zapatos, isopropanol,..., con aceras incrustadas (el caso del lobby de los coches es diferente pues reciben subvenciones a porrillo, una vergüenza). Lo cual les pone una “ventaja” competitiva para ser el que menos vende, y por ende también el que menos capital tendrá para mejorar sus procesos de producción. Resultado, la crisis se agrava (25% de la población, que no son 100 ni doscientos, son millones, creo no somos capaces de imaginar esta indignante situación, pasa al 50%).Debería usted dejar de pensar en dinero, pib, es un comecocos (el dinero lo inventan y el PIB lo calculan de forma bien extraña) y empezar a pensar en MERCADO. Esto es, cosas se venden y compran, la gente paga (producción-a-billetitos) por ellas. Sencillo y eficaz.No pienso refutar su idea de subir los impuestos influye menos en la economía, que bajar el gasto, porque, ambas tienen una base equivocada (desde mi punto de vista). Y es totalmente inútil refutar.Se podrían subir impuestos al lujo, al ocio,..., pero claro, recordemos España exporta turismo, y podría ser un suicidio. Lo seguro es bajar gasto, quizá reducir las pensiones máximas. Liquidar muchos cargos políticos, reducir funcionarios,..., y en general eliminar la losa-acera que lastra el sector privado. Incluyo en los impuestos normativas totalmente ineficientes. No estaría de más, ahora vemos somos bastante más pobres creíamos, atraigamos capital externo para que comience propiciar-bombear producción el mundo demanda.Pero no producción al tun-tun, buscar, eso solamente lo hacen bien los empresarios, inversores y todo ese tinglado conocemos del mercado.Producción, no dinero, si por dinero fuera ya tendríamos que haber devaluado hace tiempo,...Recuerdo, un corrosivo 25% de paro, creo la gente no sabe cuanto son millones de personas en situación socialmente excluyente.Quizá usted prefiera el modelo nórdico de crucificar al consumidor y al trabajador (casi son lo mismo) para favorecer la competitividad empresarial. Pero desde mi punto de vista primero va la libertad y después la economía,...,Y no por ser un Singapore con 50000$ de renta, y todo el tinglado pensado para produccir, para el productor, ..., va ser eso vivir, lo que dice “un grupito muy mandón”.Aunque, en general, la historia lo demuestra libertad y prosperidad van de la mano. Los impuestos (que un grupito decida hay que dar al otro) no es libertad....
Los debates sobre mas o menos gastos, ingresos o recortes son baladies. Lo que cuenta es la calidad del gasto. Hay que gastar pero no despilfarrar. Se puede gastar mas en educacion, en sanidad preventiva, en I+D, en politicas activas de empleo, etc. Lo que no se puede hacer es seguir gastando en empresas publicas no rentables, en subvenciones a actividades innecesarias, en servicios publicos por encima de nuestras posibildades, etc.
Normas