Lucha contra el fraude fiscal

La Inspección recurrirá a datos de paraísos fiscales

Colaborará con Andorra, Panamá y Antillas Holandesas

La crisis internacional elevó la presión sobre los paraísos fiscales que, para desaparecer de las llamadas listas negras, se han lanzado a firmar convenios fiscales. España, en el último año, alcanzó acuerdos con, entre otros países, Andorra, Panamá, Antillas Holandesas o Bahamas. Ahora, el Gobierno de Mariano Rajoy quiere utilizar esos pactos para "obtener información de la máxima relevancia en la lucha contra el fraude fiscal".

A pesar de todo, hay que tener en cuenta que territorios como Andorra -un país tradicionalmente atractivo para depositar capitales alejados de la mirada de Hacienda- no han eliminado el secreto bancario. La Administración andorrana solo se compromete a facilitar información siempre y cuando se produzca un requerimiento previo por parte de Hacienda y, además, existan indicios de delito.

En cualquier caso, el Ejecutivo de Rajoy asegura que tiene voluntad de explotar esa vía, lo que permitirá comprobar si realmente esos países están comprometidos con la lucha contra el fraude fiscal o, simplemente, han firmado acuerdos para abandonar las listas negras y reducir la presión de organismo como la OCDE o el G-20.

La legislación española cuenta, desde 1991, con una lista propia de paraísos fiscales que, inicialmente, incluía 48 territorios. Ello supone un lastre para las empresas que quieran hacer negocios en esos territorios ya que los beneficios fiscales o las reducciones tributarias por doble imposición no se aplican en operaciones con países que tengan la consideración de paraísos fiscales.

Andorra, Panamá, Antillas Holandesas y Bahamas ya han abandonado esta lista. Y, pronto también lo hará Hong Kong, que ya alcanzó un acuerdo con España. Más allá de la lucha contra el fraude, un convenio resulta beneficioso para la actividad de las empresas españolas en el exterior. Por ejemplo, el hecho de que Panamá estuviera en la lista española de paraísos fiscales dificultó la inversión de compañías como Sacyr, que participan en la ampliación del Canal de Panamá.

De hecho, hasta ahora, Hacienda mantenía conversaciones con una veintena de territorios para firmar convenios de doble imposición. Entre ellos, se encuentran Bahréin, Barbado, Bermudas, Chipre, Gibraltar, Jordania, Omán o Singapur.

En cualquier caso, como apuntan fuentes internas de la Agencia Tributaria, firmar un convenio es más fácil que cumplirlo.