Caídas del dólar, petróleo y Bolsas asiáticas

El oro se marca récord histórico por encima de los 1.700 dólares

Caída de las Bolsas, desplome del petróleo y subida de los activos refugio. El huracán provocado por el recorte del rating de Estados Unidos ha pasado por los mercados asiáticos, pero el BCE y el G7 consiguen revertir la situación en el Viejo Continente. El oro marca un récord histórico por encima de los 1.700 dólares.

Fuerte inestabilidad en los mercados en la primera sesión tras el recorte de rating de Estados Unidos. A pesar de las medidas anunciadas por el G7 y el BCE para asegurar la estabilidad de los mercados, las Bolsas asiáticas han sufrido fuertes caídas, el dólar se debilita hasta las 1,43 unidades desde las 1,42 del viernes y el oro se dispara por encima de los 1.709 dólares por onza, máximo histórico.

Las Bolsas asiáticas, así, registraron notables pérdidas en la sesión, si bien esquivaron los desplomes marcados el domingo por los mercados de Oriente Medio, los primeros en reaccionar al recorte de rating. El índice Nikkei cerró la jornada con un desconso del 2.2% en 9.097 puntos. El S&P/ASX de Australia descendió el 2,4%, el Kospi de Seúl el 3.4% y el Hang Seng de Hong Kong un 3,7%. Mayor fue la caída en los mercados chinos. El Shangai Composite llegó a bajar el 4,9%.

El recorte del rating estadounidense por parte de S&P ha jugado en contra del dólar, que en todo caso no se ha desplomado. Cayó hasta 74,85 céntimos de franco suizo a primera hora de la mañana en Londres, sin embargo a mediodía se recuperó hasta los 76,11. También bajó frente al yen, hasta 77,89 yenes, y contra el euro, al cotizar en 1,443 dólares por euro. El Dollar Index, que mide el comportamiento de la divisa contra una cesta de monedas, bajó un modesto 0,5%. La intervención de los siete países más poderosos del mundo, el G7, durante la madrugadas española, dejó la puerta abierta a una intervención en el mercado de divisas, al habla de actuaciones contra movimientos desordenados en las monedas.

La búsqueda de refugio, paradójicamente, benefició a la deuda cuya calificación fue rebajada por S&P. Los tipos de interrés de la deuda de Estados Unidos a distitnos plazos bajaron algunos puntos básicos; el bono a 10 años cotiza en el 2,49% y la deuda a dos años en el 0,26%.

El miedo de los inversores a que los problemas financieros castiguen la recuperación se notó, y mucho, en los mercados de materias primas. El precio del petróleo baja el 3% en Nnueva York hasta la zona de 83 dólares, mínimo en ocho meses. Otros metales como el cobre han caído con fuerza. Por el contrario, el oro se sigue beneficiando de la incertidumbre y marca nuevo récord en los 1.709 dólares por onza.