Cierre de sesión

Wall Street extiende los números rojos

Jornada de altibajos en la Bolsa de Nueva York. Después de encajar este lunes la peor caída en los últimos 30 días, la desconfianza volvió a ser el leit motiv en el parqué. La agitación de los inversores por la falta de acuerdo respecto a la ampliación del techo de gasto y los últimos acontecimientos de la crisis europea va en aumento cada día que pasa sin determinaciones. Sólo la posibilidad de un nuevo estímulo de la Fed tiró al alza de los selectivos, aunque el efecto quedó diluido al cierre.

El Dow Jones pierde un 0,47% (12.446 enteros); el S&P 500 cede un 0,44% (1.313 puntos), y el Nasdaq anota un recorte del 0,74% (2.781 unidades).

La publicación de las actas de la última reunión de la Reserva Federal (Fed) que tuvo lugar entre el 21 y el 22 de junio ha revelado la división de opiniones ante el fin de los estímulos para la economía norteamericana, lo que ha alentado expectativas respecto a la posibilidad de un nuevo plan de apoyo con el objetivo de incentivar la creación de empleo. Esto ha animado sensiblemente a Wall Street y ha hecho que durante unos minutos los índices cambiaran la corriente bajista por las compras. Solamente el tecnológico Nasdaq conservó las caídas.

Al acabar el día, sin embargo, lo que podría haber sido un salvavidas apenas sirvió para minimizar los daños. Y es que la desconfianza persiste en el parqué neoyorquino, azuzada especialmente por la falta de acuerdo para la extensión del techo de deuda del Gobierno federal de Estados Unidos.

DOW JONES 29.398,08 -0,09%

La comparecencia del presidente Obama ayer no ha servido para tranquilizar a los mercados que, con la vista puesta en el 2 de agosto, esperan -y desesperan- mientras republicanos y demócratas tratan de encontrar un punto de consenso.

En la agenda macro del martes, se publicó el déficit comercial, que alcanzó los 50.200 millones de dolares en el último mes debido a una ligera caída de las exportaciones (0,5% menos respecto a abril) y a un aumento más pronunciado de las importaciones (un 2,6% más).

Otro de los factores que pesa en la corriente bajista es la reedición de la crisis de deuda en Europa. Las plazas del Viejo Continente comenzaron la jornada a la baja. No obstante, los rumores sobre la posibilidad de que el BCE estuviera comprando deuda soberana de países periféricos y el aceptable resultado de Italia y Grecia en las subastas de esta mañana mejoraron su comportamiento. Al cierre las bolsas europeas acumularon pequeñas pérdidas.

Empresas

Ayer comenzó la campaña de resultados empresariales en Estados Unidos. Alcoa fue la encargada de dar el pistoletazo de salida. El fabricante de aluminio presentó un beneficio de 32 centavos por acción, en línea con las previsiones. Pese a las ganancias, el valor baja un 1,26%.

Otro de los protagonistas de la jornada fue Cisco Systems. Algunas informaciones sugieren que la firma podría despedir a 10.000 trabajadores como parte de su reestructuración. Las acciones de la tecnológica subían este martes un 1,10%, favorecidas por la noticia.