Cierre de sesión

Con el susto en el cuerpo

Los hedge fund en los últimos días tienen a todos sus matemáticos aplicados a meterse arriba y abajo en un mercado nada fácil de seguir el de los spreads de crédito. La ventaja de que la eurozona no tenga un eurobono común, lo permite, y nos ha abierto una vía de agua impresionante. Todos nos pasamos el día haciendo de calculistas con los dichosos spreads.

La mañana ha empezado con un auténtico ataque de pánico en Europa al ver como los spreads famosos se desmadraban por completo, ante la absoluta falta de capacidad de reacción de la desUE, que tras la reunión de ayer solo fueron capaces de llegar a una mera declaración de intenciones, sin fecha, y sin voluntad clara de que al final se lleve a cabo.

Posteriormente corría el rumor de que el BCE estaba comprando bonos de España y de Italia, y se producía un rebote enorme desde mínimos del día. Hay que tener muy presente siempre que en los procesos bajistas, estos rebotes a la contra, incluso mucho más violentos, no son una excepción , es la forma normal de moverse, así que cuidado con sacar demasiadas conclusiones.

Al final todo ha quedado en una bajada lejos de mínimos, con una volatilidad tremenda, pero todo el mundo ha quedado con el susto en el cuerpo. La desUE no hace nada, y los ataques contra Italia y contra España, pueden seguir. Si al final los mercado tumbaran a estos dos países, se acabó el euro y la desUE, esperemos que al final se consiga vencer este nuevo trance difícil. Los países deben tomar más medidas de austeridad, Alemania tiene que mostrarse con una actitud muy diferente, y hay que instrumentar algo para dar señales a los hedge que pueden perder mucho dinero si venden a ciegas, como de hecho están haciendo.

Esto recuerda mucho a la crisis asiática de los noventa. Los países asiáticos iban cayendo como fichas de dominó... hasta que H. Kong plantó cara. Se pasó dos semanas yendo a la contra de los hedge, que al final perdieron hasta la camisa. No siempre se puede conseguir, pero evidentemente Europa puede manejar cantidades ingentes. Y es que se ha visto hoy, simplemente con ese rumor de la compra de bonos periféricos.

No estamos en una situación para bromas. Si caen España e Italia, el euro se ha terminado. Muchos alemanes parecen desearlo y soñarlo, pero cuidado no se conviertan los sueños en realidad. Recuerdo los artículos recientes en los que he comentado cuales serían las previsiones de una ruptura del euro, y desde luego Alemania no saldría beneficiada.

Estamos de acuerdo, Alemania ha hecho las cosas bien, no siempre, porque hay que recordar que fue el primero en romper el pacto de estabilidad, pero bueno sí, desde hace tiempo, y nosotros hemos hecho las cosas mal. De acuerdo. Pero el mantra de Merkel, de que esto se arregla con más planes de austeridad ha fracasado, como se ve en muchos países que ya han caído. Algo más habrá que hacer.

Eso no quiere decir que no haya que seguir tomando medidas de austeridad, por supuesto, pero algo más habrá que hacer.

Muchos economistas, algunos como Paul de Grauwe, que ya advirtieron en 1.998, que esto podría pasar, claman por la solución que parece más fácil. El eurobono. Ya Juncker la propuso hace meses, con coste variable según países, para salvaguardar a los que lo han hecho mejor. Pero ayer Alemania lo negaba con vehemencia, y hoy el ministro de finanzas austríaco, ha dicho que no lo ven conveniente por motivos económicos y fiscales...Sigue el incendio, y siguen sin mandar a los bomberos, a ver si hay suerte y por lo menos llueve.