Trichet no descarta una nueva subida de tipos

El BCE levanta las restricciones sobre la deuda portuguesa

El Consejo de Gobierno del BCE ha decidido eliminar las restricciones de rating mínimo sobre la deuda portuguesa. Así, a pesar de la degradación de la nota de solvencia que ha sufrido el país en los últimos días, el BCE admitirá sus títulos como colateral en las próximas emisiones.

Jean-Claude Trichet, presidente del BCE
Jean-Claude Trichet, presidente del BCE

El presidente del BCE, Jean Claude Trichet, ha explicado esta mañana que "valora muy positivamente" las medidas de austeridad asumidas desde Lisboa. La subida de tipos anunciada hoy beneficiará principalmente a las entidades financieras que tienen en sus balances deuda lusa. Estos bancos podrán seguir utilizándola como aval para buscar liquidez en el mercado, a pesar de que sean consideradas como 'bonos basura' por la troika de las calificadoras.

Además, Trichet se ha pronunciado de forma implícita sobre el plan francés para la reestructuración griega. "No admitiremos un impago selectivo", ha declarado de forma tajante a las preguntas de los periodistas. Una afirmación que pone en peligro la intención de Sarkozy de que los bancos e inversores privadas asuman de forma voluntaria parte de las pérdidas en el ajuste de la deuda helena. Sin embargo, no ha terminado de aclarar qué implica esta definición, ni si esta será únicamente resultado de la decisión de las agencias. De hecho, en relación a este punto ha aclarado que deberán participar en la decisión todos los Gobiernos implicados.

En lo que se refiere a la política monetaria, no se ha despejado la duda sobre una nueva subida de tipos durante 2011. El banquero ha insistido en que, independientemente de que los mercados descuenten determinadas palabras, estas previsiones pueden ser modificadas en cualquier momento y ha insistido en que no se saquen conclusiones anticipadas, no descartando nuevos aumentos. "Todavía estamos en niveles históricamente bajos", ha avisado.

Mientras tanto, los mercados reaccionan positivamente a las noticias relativas a la deuda lusa con la prima de riesgo cayendo por debajo de los 270 puntos y el Ibex subiendo por encima del 1%. Habrá que estar atento a la evolución de la situación ya que es bastante habitual que las decisiones de Trichet en política monetaria generen comportamientos dispares en los parqués.

En marzo de hace cuatro años, el BCE elevó los tipos al 3,75%. El Ibex cedió un 2,72%, pero el susto le duró poco. Se recuperó en las dos sesiones siguientes. Las dos siguientes ocasiones no hubo mucha diferencia. Disgustos que duraban apenas 24 horas, a lo sumo 48, y recuperación rápida con el selectivo instalado en altos niveles. De hecho, las esperadas bajadas, que no se iniciaron hasta finales de 2008, fueron mucho peor acogidas por los operadores.

Por su parte, el euríbor a doce meses ha superado hoy en tasa diaria el 2,19%, algo que no ocurría desde febrero de 2009, acusando la subida de tipos de interés llevada a cabo por el Banco Central Europeo.