Se cambia a 81,75 yenes cada dólar

El yen apenas varía

El yen apenas varió a lo largo de una jornada marcada por la fuerte caída del Nikkei que cedió un 10,55%, su tercer mayor descenso de la historia. Después de que las autoridades japonesas alertaran de una alarma nuclear tras la explosión en la planta de Fukushima la moneda nipona se cambia a 81,75 yenes cada dólar desde los 81,63 anteriores.

Estos días los inversores japoneses están trayendo el dinero de regreso al país en un momento en el que la alarma nuclear atemoriza a la población. El terremoto del viernes, acompañado del posterior tsunami, causó una destrucción al país equivalente al 8% de su PIB, según algunas estimaciones.

El dólar se ha fortalicido al ser considerado un valor seguro frente a las monedas de los países emergentes. Además, la reunión de la Reserva Federal ha reconocido que el mercado laboral se está recuperando y que la fabricación en la región de Nueva York ha crecido a un ritmo más rápido, en concreto, el mayor desde junio.

El incremento de la radiación tras la explosión y el incendio ocurridos esta madrugada en la central nuclear de Fukushima han disparado los temores. El primer ministro japonés, Naoto Kan, ha comparecido en televisión pidiendo calma a los ciudadanos y asegurando que el gobierno está realizando todo lo que puede para evitar una fuga radioactiva. No obstante, como medida de precaución ha pedido a las personas que viven a menos de 30 kilómetros que no salgan de sus casas.

Ante las fuertes caídas bursátiles, el Banco de Japón (BOJ) ha realizado una nueva inyección de liquidez que asciende a los tres billones de yenes (26.228 millones de euros). Con esta son ya dos las inyecciones llevadas a cabo por el BOJ después de que anunciara la puesta a disposición del mercado de cinco billones de yenes (43.761 millones de euros) para garantizar la estabilidad financiera.