El Ibex ha cedido un 0,83%

El maremoto bursátil queda reducido a una tormenta en una taza de té

Abrió mal, se puso peor a media sesión y al cierre la situación se calmó, al menos en la Bolsa española. El Ibex ha cerrado con un descenso del 0,83%, en los 10.329,7 puntos. El resto de los parqués europeos no tuvo tanta suerte y cerró con pérdidas más abultadas.

La confusión es la dueña de las Bolsas en los últimos tiempos. El patrón de la sesión de hoy es similar al de ayer, pero a la inversa. En el peor momento del día, en torno a las 14.30 (hora española), el Ibex ha llegado a hundirse un 3,26%. Al cierre, el descenso ha quedado reducido a un relativamente moderado 0,83%. El lunes, llegó a subir un 2,3% y las malas noticias de Japón dejaron el alza en un mínimo 0,17%.

La apertura de Wall Street tampoco fue lo que puede denominarse positiva, aunque los inversores europeos se esperaban una violenta avalancha de ventas que, a la hora de la verdad no ha sido de tanta intensidad. Las pérdidas del Dow Jones, del S&P y del Nadaq rondaban el 1% en los últimos compases de negociación en el Viejo Continente.

El gran hándicap de la Bolsa española desde el estallido de la crisis ha jugado hoy a favor del Ibex. La banca ha sacado fuerzas de flaqueza y ha tirado del Ibex. Las empresas dedicadas al negocio de las energías renovables, las únicas que habían aguantado el tirón durante las caídas de la mañana, han cerrado con avances en la mayoría de los casos y, especialmente, Abengoa, que se ha disparado un 6,87%%.

La banca ha salido al rescate del índice español. BBVA, Santander, Popular, Bankinter y Popular, después de registrar importantes caídas a lo largo de la sesión, han concluido con avances de entre el 0,23% y el 0,89%. La prima de riesgo de la deuda española frente a la española ha contrarrestado las malas vibraciones provenientes del horror japonés. Al cierre, se situaba en 206 puntos básicos (100 equivalen a un punto porcentual). Indra, Sacyr, Técnicas Reunidas, Criteria han sido los farolillos rojos, con descensos de entre el 2,13% y el 3,13%.

La japonesa ha sufrido en las dos últimas sesiones un golpe fatal. El Nikkei se ha desplomado un 16,1% y se han evaporado más de 210.000 millones de dólares de capitalización, según los cálculos del estratega de Asia Pacífico de Citi. Hoy el selectivo nipón se ha hundido un 10,55% en su mayor caída diaria desde octubre de 1987. Los parqués europeos, sin tanta dependencia de la banca como el Ibex y con más peso del sector industrial, han terminado con retrocesos abultados. El Euro Stoxx 50 ha cedido un 2,07%; el Cac francés, un 2,12%; y el Dax alemán, un 2,96%.