Joel McConell. Financial Aid Officer de IE Business School

"La enseñanza vive en una burbuja"

El responsable de ofrecer soluciones de financiación a los alumnos de IE Business School, una de las escuelas más prestigiosas y también una de las más caras, precisa que la educación superior se encuentra en uno de sus mejores momentos, ya que la recesión económica ha incrementado el deseo de los profesionales de mejorar su perfil académico.

¿Qué posibilidades tiene a su disposición el alumno que no puede financiar un programa de posgrado?

La mayoría de los alumnos accede a la escuela a través de tres vías de financiación. La primera son las becas de la Fundación IE o de otras entidades. La segunda son los créditos educativos, muchos de los cuales son concedidos por entidades financieras que han firmado un acuerdo de colaboración con el IE. Finalmente, muchos recurren a sus ahorros u otros recursos propios.

¿Existen otras fuentes de financiación?

Sí, una parte de nuestros alumnos, sobre todo los de programas executive o a tiempo parcial, cuenta con el apoyo de la empresa donde trabaja, que puede financiar desde el 10% al 70% del coste del programa. Normalmente son profesionales que llevan más de 6 o 7 años en la compañía y por cuya formación la universidad obtiene ciertas ventajas fiscales.

¿El propio IE Business School otorga algún tipo de becas?

Sí, la Fundación IE entrega entre 65 y 75 becas al año. Esta fundación obtiene sus fondos de antiguos alumnos, de entidades que cooperan con la escuela y de otras instituciones. Además, son ayudas que están especialmente orientadas a alumnos nacionales.

¿Qué solución de financiación prefieren los alumnos de la escuela?

Entre los alumnos que yo trato, que son los que deciden solicitar ayudas u otros sistemas de financiación que no son los recursos propios, las opciones preferidas son las becas y los créditos bancarios. Sin embargo, intentan reducir al máximo el recurso a estos últimos, puesto que contraer una deuda con una entidad siempre supone ciertas limitaciones. Por ejemplo, limita el acceso a una hipoteca.

¿Cómo ha evolucionado el número de matriculaciones desde el inicio de la crisis?

Nosotros vivimos en una burbuja, porque estamos funcionando mejor que nunca. Si no estás trabajando o si no consigues el primer empleo, es el momento perfecto para volver a estudiar. Asimismo, una parte importante de nuestros alumnos son extranjeros, por lo que no nos afecta solo la situación en España.

¿Destaca el IE por delante de otras instituciones en materia de financiación?

Creo que sí, porque somos una de las escuelas que mejor comunica todas las opciones disponibles.