Indicador

El sector servicios en EE UU acumula 15 meses consecutivos de crecimiento

El sector de los servicios en Estados Unidos, responsable de más de tres cuartas partes de la economía en este país, encadenó en febrero quince meses de crecimiento, según los datos divulgados hoy por el Instituto de Gestión de Suministros (ISM, por su sigla en inglés).

El índice que elabora esa entidad para medir la evolución del sector servicios se situó en febrero en 59,7 puntos, 0,3 puntos sobre el nivel del mes anterior y por encima también de las previsiones de la mayor parte de los analistas.

Cualquier índice superior a 50 puntos refleja que el sector crece, mientras que por debajo es señal de una contracción.

El subíndice que mide la actividad de las empresas que prestan servicios en Estados Unidos avanzó en un mes 2,3 puntos y se situó en 66,9 puntos, lo que supone 19 meses consecutivos de crecimiento; mientras que el indicador que sigue la evolución del empleo se incrementó por sexto mes, en esta ocasión 1,1, hasta 55,6 unidades.

Por lo que se refiere a los nuevos pedidos, ese subíndice aumentó 0,5 puntos, hasta 64,4, al tiempo que el de los precios manejados en el sector se elevó 1,2, hasta 73,3 puntos.

Para elaborar este índice el ISM realizó encuestas entre directivos de las empresas del sector, que, en general, se mostraron positivos sobre las condiciones empresariales y la evolución de la economía nacional, según detalló la entidad privada de análisis.

Además, se observa que las empresas que empezaron a registrar una mejoría a finales del año pasado siguen en la misma senda en lo que va de 2011, y la mayoría de los empresarios aseguran detectar un aumento generalizado de la demanda.

Un factor que llamó la atención de los responsables de elaborar esta encuesta es el hecho de que los precios han acelerado su ritmo de crecimiento, especialmente por la presión que ejercen las materias primas.

La mejor evolución la registraron las empresas del ámbito inmobiliario y de alquiler de vehículos, de la restauración y servicios alimentarios, de la minería y las materias primas, y del ámbito científico y técnico.

Sin embargo, en febrero se contrajeron cinco subsectores: el de la agricultura, pesca y caza; la construcción; el cuidado sanitario y social; el arte, y el entretenimiento, y la información.