A fondo

¿Cambio en la cúpula de Cisco?

John Chambers vivió la pasada semana uno de los momentos más duros de los que ha tenido que pasar desde que es consejero delegado de Cisco Systems. Y acaba de cumplir 16 años en el puesto. Las acciones del líder global de las redes de internet se hundieron casi un 15% en el Nasdaq dentro de un mar de dudas sobre el futuro del grupo entre inversores y analistas. Unas incógnitas que, por momentos, se volvieron en duras críticas a la gestión del propio Chambers. El directivo, por ahora, no ha sido capaz de enderezar la evolución en Bolsa de su empresa, que acumula una bajada del 20% en el último año frente a un avance superior al 26% del Nasdaq en este mismo periodo de tiempo.

En la cadena de televisión CNBC, algunos gestores llegaron a pedir la dimisión de Chambers y un cambio en la dirección del grupo. En este mismo canal, Dan Niles, analista de Alpha One Capital, afirmó que Cisco es "dinero muerto" indicando que el crecimiento de los ingresos se está desacelerando, los márgenes se están contrayendo y nadie dice cuando la compañía tocará fondo.

Pero, ¿por qué una empresa como Cisco que todavía fue capaz de elevar sus ingresos en un 6% en el último trimestre y batir las previsiones del mercado recibió tan duro castigo? Los analistas coinciden en el imparable debilitamiento de los márgenes de la empresa. Así, por ejemplo, los márgenes brutos en el área de productos se redujeron en 300 puntos básicos en el último trimestre con respecto al anterior. El motivo, según explica el analista de Stifel Nicolaus, Sanjiv Wadhwani, no es otro que el cambio estructural que está sufriendo la industria a causa de la guerra de precios que está manteniendo Cisco con Juniper y HP. Parece que, por primera vez, la gran afectada es la compañía de Chambers, que se puede ver obligada a rebajar los precios de algunos de sus productos de alta gama. No es el único. Richard Gardner, de Citi, y Shebly Seyrafi, de Capstone Investment, también coinciden en destacar la competencia agresiva de Juniper y HP.

Estos analistas han recortado bien el precio objetivo de las acciones de Cisco bien sus recomendaciones sobre los citados títulos. Así será difícil reaccionar. Pero, lo que es peor, algunos de sus competidores del ámbito de las redes de internet sí están recibiendo la bendición del mercado. Así, mientras Cisco se hundía en Bolsa, F5 Networks, Riverbed Technology y Juniper Networks registraban fuertes subidas. Las acciones de esta última, por ejemplo, están flirteando con sus precios máximos de los últimos nueve años.

Movimientos

En estas circunstancias, las quinielas sobre posibles movimientos de Cisco han proliferado. En los mercados ya se comenta que la empresa podría acelerar su política de adquisiciones.

Aunque también hay quien no está de acuerdo con la estrategia de diversificación de Cisco, que le ha llevado a entrar en actividades que van desde la videoconferencia con la compra de Tandberg a las cámaras digitales, pasando por los tablets. En EE UU, hay quien dice con cierta maldad que Cisco se ha convertido en el Procter & Gamble de las redes, porque la compañía de consumo tiene más de 70 marcas comerciales diferentes. Y recuerdan que las empresas que se han enfocado en actividades específicas se han comportado mejor en Bolsa.

Chambers, que defiende la estrategia y asegura que su empresa sigue siendo ganadora, ha querido buscar un acercamiento a los inversores. En el último trimestre, Cisco destinó 1.800 millones de dólares a recompra de acciones y todavía tiene pendiente la recompra de títulos por 12.700 millones dentro del programa autorizado por el consejo. Además, la empresa ha señalado que está en línea para empezar a pagar dividendos a final del actual ejercicio fiscal. Un movimiento que anunció en otoño y con el que la empresa pretende devolver a los inversores parte de los 40.000 millones que tiene en su caja.