Juan santana. Consejero delegado de Panda Security

"Panda estudia hacer una gran compra fuera de España en 2011"

Con el objetivo de acelerar el crecimiento en el exterior, el directivo asegura que Panda planea una gran adquisición. Santana señala que la OPV será el movimiento natural de los inversores que entraron en la empresa en 2007, aunque cree que todavía quedan dos o tres años.

"Panda estudia hacer una gran compra fuera de España en 2011"
"Panda estudia hacer una gran compra fuera de España en 2011"

El sector de la seguridad informática vivió en 2010 otro año intenso por el avance de las amenazas que proceden de la red, cada vez más sofisticadas y amparadas en la ingeniería social. Para Panda fue un año en que amplió su presencia internacional, de donde obtuvo ya el 74% de sus ingresos. La compañía abrió, entre otros movimientos, una oficina en Silicon Valley centrada en el estratégico negocio del cloud computing.

¿Qué balance hace de 2010?

El sector ha crecido poco, entre el 1% y el 3%, y Panda Security está en esa línea. Luego, depende de las regiones, porque estamos en 61 países. Así, mientras en Latinoamérica hemos crecido más del 20%, en Asia-Pacífico un 40% y en EE UU y Europa del Norte entre un 5% y un 6%, en el sur de Europa hemos decrecido. Ello evidencia que la economía en esa zona va por detrás de la recuperación que vemos en EE UU y en el resto de Europa.

¿Puede interpretarse que estos países son menos seguros?

No. Significa que en esos países la economía va mucho peor, y hay muchas empresas, especialmente pymes, donde la preocupación mayor es si a final de mes podrán pagar la nómina. Eso ha hecho bajar los precios. En España está habiendo caídas del 20-25% y muchas de esas empresas están migrando a soluciones de seguridad gratuitas. Nosotros, de hecho, tenemos una solución gratuita (Cloud Antivirus), que tratamos de monetizar de otra manera. La crisis se aprecia también en la web; tenemos las mismas campañas y promociones en todos los países y, sin embargo, el ratio de conversión de las personas que entran es mucho menor en el Sur de Europa que en EE UU o el norte de Europa.

¿Cómo se repartieron los ingresos de Panda el pasado año?

Uno de los grandes esfuerzos que hicimos el año pasado fue maximizar los ingresos de fuera de España, porque queremos diversificar geográficamente y ser un jugador global. En 2009, el 37% de nuestros ingresos provenía de España y, en 2010, la cifra cayó al 26%. Tras Inditex somos la empresa española con más presencia internacional, en número de países. Gracias a ello hemos logrado crecer y sortear la crisis.

Una apuesta clave de Panda el pasado año fue el cloud. ¿Por qué?

Porque el cloud supone detección y gestión desde la nube, y ambas cosas son clave. En la detección, porque con la cantidad de virus que hay (acabamos 2010 con 60 millones de virus en nuestro laboratorio) o detectas desde la nube o si no es imposible proteger correctamente los equipos de tus clientes sin impactar en su rendimiento. En cuanto a la gestión, porque la nube permite a nuestro canal ofrecer servicios de seguridad usando nuestra plataforma sin necesidad de ir físicamente al cliente y sin que éste ponga su infraestructura, así que este tipo de soluciones son más baratas para el cliente final.

¿Y cómo les fue en ese terreno?

Tuvimos un crecimiento de más del 55% en todo lo que son soluciones en la nube. Y estas -más allá de nuestra diversidad geográfica- nos permitirán seguir creciendo en 2011. Otra clave para este año será seguir teniendo un modelo eficiente desde el punto de vista de ventas y de costes; es clave que logremos economías de escala con modelos escalables de distribución de ventas. Lo que resulta muy caro a futuro es una gestión de venta directa, así que nos apalancaremos en el canal y en internet, especialmente fuera de España. En Panda ahora casi todo va ya por el canal, es una de las grandes transformaciones que hemos hecho. Hemos diseñado nuestros productos cloud para que se vendan por canal y eso nos permitirá tener más pegada que si mantenemos relaciones uno a uno.

¿La apertura de la oficina de Silicon Valley a qué responde?

Justo a esto. Hemos creado una unidad de negocio solo dedicada al cloud y que empujará esas soluciones para consumo y para empresas. Hemos llevado empleados de España allí y hemos contratado gente de Silicon Valley.

¿Hay planes en Panda de dar entrada a nuevos socios? Siempre se habla de su posible salida a Bolsa.

Mikel Urizarbarrena vendió el 75% del capital en 2007. Ahora se van a cumplir cuatro años y sabemos que la permanencia media de los inversores que tenemos es de cinco a siete años. Creo que aún es pronto para que salgan, aunque lo harán en el medio plazo y la forma natural será una salida a Bolsa en España, que es nuestro mercado natural y con la ventaja de que aquí somos muy conocidos. Pero para afrontar esa operación aún nos quedan dos o tres años y antes quiero consolidar la compañía en el exterior.

¿Se plantean alguna compra?

Una de nuestras principales estrategias para 2011 pasa por acelerar nuestro crecimiento con compras en el exterior más grandes de las que hemos hecho hasta ahora (en los últimos cuatro años hemos adquirido nueve compañías fuera de España, pero básicamente eran distribuidores de Panda). En un sector que se está consolidando estamos obligados a mirar todo lo que podamos fuera, porque por mucho que crezcamos en el exterior más de un 15%, tenemos que acelerar ese ritmo con compras que nos permitan ir más rápido. No es descabellado que algo suceda en 2011, y ahora, el tamaño de lo que vamos a mirar es más grande; invertiremos más de lo que nos hemos gastado hasta ahora.

"Afrontaremos mejor el mercado de EE UU desde Silicon Valley"

Juan Santana explica en pocas palabras por qué Panda ha logrado sobrevivir en una industria que está sufriendo un gran proceso de concentración; la última operación destacada, la compra de McAfee por Intel el pasado agosto. "Ha sido gracias a que hemos sido capaces de resolver el problema de la seguridad de una forma distinta, adaptada a las nuevas amenazas que surgían".

El directivo presume, por ejemplo, de que Panda fue la primera en hacer detección de malware por comportamiento. "Fue en 2004, mientras gigantes como Symantec no lo hicieron hasta 2007". También destaca que hace cuatro años empezaron a hablar de detección desde la nube, "algo que McAfee, Symantec y Trend Micro no hicieron hasta fin de 2008". Para el ejecutivo, el modelo de Panda es más similar al de su rival ruso Kaspersky. "Somos empresas más pequeñas, flexibles, muy tecnológicas y rápidas en innovación". Su firma dedica casi el 30% de los ingresos a innovar, "una cifra altísima para una empresa tecnológica", dice. Y de sus 750 empleados en todo el mundo, 70 están dedicados solo a esa tarea.

Respecto a sus clientes, el 50% son empresas y el otro 50% particulares, un mix que quieren mantener porque "para proteger bien de las amenazas hay que estar en los dos lados", apunta Santana. El directivo cuenta, no obstante, que les cuesta mucho hacerse un hueco en el mercado estadounidense. De hecho, allí su cuota de mercado es del 0,1%, mientras en España, Portugal y Latinoamérica es del 20-30%, y en el mercado mundial es del 3%. Pero eso esperan que cambie. "Ahora, gracias a la nueva oficina de Silicon Valley nos aproximaremos mejor al mercado americano; diseñaremos allí el producto y la campaña de marketing y luego lo exportaremos al resto del mundo".

El directivo también confía en el éxito del go to market por el que ha apostado la compañía, apoyado en el movimiento Freemium: Panda ofrece un antivirus básico gratuito para dar a conocer su producto y, luego, apoyándose en él, vende otra versión de pago más completa. "Con este modelo te evitas tener que invertir grandes sumas de dinero en marketing y logras llegar a muchísima gente. Concretamente, nuestra solución Cloud Antivirus ha tenido más de 20 millones de descargas en un año", señala.