Destinará 826 millones en avales a pymes emprendedoras

Reino Unido activa un plan exportador para seguir la estela alemana

El Gobierno del Reino Unido acaba de elaborar un documento que pretende ayudar a los pequeños y medianos exportadores del país e impulsar su comercio exterior como uno de los pilares que ayudará a remontar la crisis económica.

Downing Street quiere "poner fin a una larga tendencia de 20 años en que el país no ha hecho más que poner trabas a su comercio exterior", según Lord Green, ministro de Comercio e Inversión., "Hasta ahora, nuestros competidores en Francia, Alemania y Noruega están recibiendo mucho más apoyo de sus estados", añade, en referencia al poderío exportador alemán.

Se trata de un plan de ayudas que refuerza la tendencia del Gobierno de David Cameron a eliminar las barreras del mercado. En abril se pondrá en marcha, con el nombre de Plan de Garantías a la Exportación, y facilitará el acceso a créditos y bonos. Contará con un fondo de 700 millones de libras (826 millones de euros) para avalar a las compañías exportadoras cuya facturación anual no supere los 25 millones de libras (unos 29 millones de euros). Serán los bancos quienes presten el dinero, pero podrán estar tranquilos porque si la empresa fracasa el dinero del Estado estará allí para devolver su préstamo. El Gobierno va a hacer una oferta mejorada de productos para pymes en los que trabajará codo con codo con los bancos para dar mejor acceso al capital que necesitan los empresarios con el objetivo de no dejar pasar ninguna de sus oportunidades", afirma Green.

Lobby en Bruselas

Además, Reino Unido "utilizará su influencia" para hacer lobby dentro de la Unión Europea y persuadir que el mercado de los 27 ha de seguir liberalizándose. Lord Brittan, el asesor del primer ministro en el área de Comercio, pide más desregulación y añade que la UE sigue teniendo "obstáculos" dentro de su mercado interior. Reino Unido también ha comenzado a trabajar con la Organización Mundial del Comercio para desarrollar nuevos intercambios en los países en desarrollo. La clave está en la rapidez con que lleguen las ayudas.

Apoyo de la patronal de la industria

El director de la Confederación Industrial Británica, John Cridland, da la bienvenida a estas medidas, "esperadas" durante mucho tiempo. "Muchas de ellas ya están en marcha en la mayoría de los países del G-8. Ahora lo más importante es que el Gobierno se asegure de ayudar a compañías con capacidad exportadora y que los bancos estén preparados para hacer llegar los préstamos con rapidez", indica Cridland.

El lanzamiento del documento coincide con la publicación de una estadística de la Cámara de Comercio Británica que dice que tan solo un tercio de las 8.000 pequeñas compañías del país encuestadas conocía las ayudas existentes del Gobierno a la exportación, y apenas una de cada diez las había solicitado.