Linkedin contrata a tres bancos para su OPV

Las redes sociales devuelven al mercado la fiebre 'puntocom'

Facebook, Twitter, Linkedin... Las redes sociales han invadido internet hasta el punto de convertirse en el bocado más apetecible para inversores y fondos de capital riesgo. Las valoraciones se duplican en menos de un año en una fiebre que trae ecos de la burbuja de 2000.

Las redes sociales devuelven al mercado la fiebre 'puntocom'
Las redes sociales devuelven al mercado la fiebre 'puntocom'

Los 50.000 millones de dólares -38.000 millones de euros- en los que se valora la red social Facebook tras la entrada de un vehículo de inversión de Goldman Sachs han devuelto al mundo financiero sensaciones no experimentadas desde 2000. Empresas que se miden por sus usuarios, por su crecimiento o por su capacidad de servir como portal de entrada a internet. Y un desmesurado interés de los inversores por participar en el capital de éstas. Linkedin, red social especializada en contactos profesionales, estudia su salida a Bolsa. ¿Es la burbuja 2.0?

Facebook es la más grande, pero no la única empresa en atraer el interés de los brókeres. Ni dicho interés es nuevo. Goldman permitirá invertir indirectamente en Facebook a sus más selectos clientes -la inversión mínima es de dos millones de dólares- vía una sociedad en Caimán. Pero, tras distintas operaciones realizadas sobre el capital de Facebook en los últimos meses, algunas firmas de EE UU ya compraban acciones de Facebook para colocar derivados a grandes clientes. Siempre sin superar los 500 inversores que, según la ley, obligarían a la red social a presentar sus resultados como una cotizada. La salida o no salida a Bolsa de Facebook es, de momento, la gran incógnita del sector.

Linkedin, centrada en los contactos profesionales, ha contratado a Bank of America, JP Morgan y Morgan Stanley para llevar a cabo la OPV. Según las compraventas en mercados paralelos, valdría 2.200 millones de dólares (1.700 millones de euros), y tiene 85 millones de usuarios, según la empresa, frente a los 500 de Facebook. Según fuentes del sector citadas por Reuters, la decisión de Facebook de trabajar con Goldman puede espolear a otras empresas a salir a Bolsa antes que el gigante.

Zynga, empresa de videojuegos creadora de Farmville -un juego solo para Facebook e iPhone que tiene más de 80 millones de usuarios- está valorada en 5.500 millones de dólares, más que el otrora gigante del sector Electronic Arts. Y la red de mensajes cortos Twitter valdría estaría en los 4.100 millones. Todas estas valoraciones se derivan bien de operaciones de recapitalización por parte de inversores o fondos de capital riesgo, bien de ofertas privadas de acciones realizadas por firmas de inversión. Pero dejan claro un hecho que el apetito de los inversores por las redes sociales es difícilmente saciable. Las valoraciones de estas dos empresas se han duplicado en menos de un año.

Con todo, solo Facebook puede considerarse está entre los gigantes del sector; su valoración sería claramente superada por Google o Amazon, y superaría la de los gigantes chinos Baidu -buscador- o Tencet -cuyo modelo de negocio es similar al de Facebook-. También en China, Oak Pacific, propietaria de la red social Renren, ha contratado a bancos para su OPV. Y la empresa de compras por internet Groupon rechazó una oferta de Google por 6.000 millones de dólares, y en su financiación la valoración puede superar los 7.500.

Los ejemplos de MySpace, que tras ser adquirida por News Corporation ha despedido a un tercio de su plantilla, o Deliciuos, que tras ser adquirida por Yahoo en 2005 será puesta a la venta, no desaniman a los inversores. La fiebre puntocom ha vuelto. Y las empresas ni siquiera tienen que salir a Bolsa para captar dinero. El dinero se pelea por ellas.

Un valor de 25 veces los ingresos

Con los 2.000 millones de dólares en ingresos que, según los analistas, obtiene Facebook, la valoración de la compañía estaría en 25 veces las ventas. Mucho más cara, por ejemplo que Google -su valor es nueve veces sus ingresos-. Aplicando un generoso margen sobre ingresos del 25% o el 30%, el PER de Facebook rondaría las 80 o 100 veces.

Pero con otras ventajas que, a juzgar por los precios pagados por sus acciones, los inversores valoran mucho. Principalmente, que es una gran fuente de tráfico y que sus 500 millones de usuarios pasan mucho tiempo delante de Facebook -para lamento de sus empleadores-. Gracias a ello, es una empresa que sirve como plataforma para el desarrollo de otros negocios o aplicaciones que puede convertir en dinero. Eso es la teoría de los más optimistas. Los escépticos replican que en internet las modas -el Messenger, el IRC, los blogs, los foros- son muy volátiles. Además, la valoración de Facebook está condicionada por un mercado ilíquido, donde la oferta de acciones es muy escasa y tras una transacción por el 1% del capital, por lo que el precio puede no ser extrapolable.

¿Publicará Zuckerberg sus cifras?

La investigación de la SEC sobre la operación de Goldman puede terminar por obligar a Facebook a desnudarse delante de los inversores aun sin realizar una salida a Bolsa propiamente dicha. El supervisor de las Bolsas investiga, según The Wall Street Journal, si con el acuerdo con Goldman la empresa superará los 500 inversores. De acuerdo con la normativa, de darse este caso una empresa debe hacer públicas sus cifras, independientemente de si está admitida a negociación en un mercado oficial. Paradójicamente, la empresa que ha invitado a medio mundo a olvidarse de la buena parte de su intimidad para compartirla con listas infinitas de amigos apenas ofrece información sobre su negocio, más allá de los 2.000 millones de dólares en ingresos y de algunos datos que circulan por la Red. En la página de la empresa no hay cifras disponibles. Aunque no parece necesario, dado el ferviente interés de los inversores. Si Facebook sale a Bolsa, Goldman Sachs parece colocada en una excelente posición para la OPV con más glamour desde Google. Aunque eso no pasaría antes de 2012.