Ecología

Medio siglo de la vida de Doñana, en internet

El CSIC digitaliza las crónicas de 30 biólogos que han explorado el patrimonio del parque nacional.

Caballos salvajes en las marismas de Doñana
Caballos salvajes en las marismas de Doñana

Un halcón fue encontrado muerto en Arrozal de Cantarita. Está anillado y seguramente fue víctima de un disparo". El suceso ocurrió en noviembre de 1986 en el Parque Nacional de Doñana, al sur de la reserva. El ornitólogo y anillador de aves de oficio Luis García Garrido lo registró en uno de sus 35 cuadernos de actas que escribió sobre Doñana, de más de 350 páginas cada uno. Los diarios de Luis el Anillador, como se le conoce, recogen información sobre las diferentes especies de aves y marismas del parque desde 1970 hasta 2007. Sus observaciones manuscritas han sido digitalizadas, así como las de otros seis autores, y están hoy disponibles en internet (www.cuadernosdedoañana.es) para la comunidad científica internacional.

La web, puesta en marcha por el Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) con fondos de la Fundación BBVA, gestiona una base de datos de 200.000 registros de más de 200 cuardernos de campo de naturalistas y biólogos. Los testimonios -acompañados de ilustraciones a lápiz- se concentran, específicamente, en la Reserva Biológica de Doñana, el corazón del parque de 7.000 hectáreas. Los autores son una treintena en total, aunque en principio la página solo muestra las crónicas de siete. "La información que aportan los cuadernos pone en evidencia la evolución de las poblaciones en el tiempo. Desde la conducta de los animales hasta la hidrología de marismas y lagunas. Son indispensables para su conservación", señala Juan Calderón, director del proyecto.

El pulmón andaluz protegido y Patrimonio de la Humanidad, en Almonte (Huelva), alberga un poco más de 4.000 especies animales y vegetales. La actividad humana en su entorno es, sin embargo, una amenaza constante.

Los datos son claves para la conservación de la reserva y generar una mayor conciencia social

La catástrofe de hace 12 años en Aznalcóllar (Sevilla) -cuando el vertido de desechos tóxicos de una mina de cobre afectó a 4.000 hectáreas- no ha reducido el apetito por la zona. La extracción de agua, mediante pozos ilegales y el desarrollo de infraestructuras, como el último debatido proyecto de construcción de un oleoducto desde Huelva hasta Extremadura y que está pendiente de aprobación por la Junta de Andalucía, son los peligros más recientes, según el CSIC.

El dragado del río Guadalquivir por la actividad portuaria y la salinización paulatina de sus aguas son otros dos grandes problemas. Pero las mayores lluvias del invierno pasado han dificultado, por ejemplo, la conservación del lince: la falta de comida, en concreto de conejo, por las inundaciones de las zonas bajas hace que las hembras echen a las crías y mueran posteriormente al cruzar la carretera, cuenta Calderón.

Con todo, Doñana sigue siendo el lugar predilecto de las aves migratorias europeas que en invierno hacen su usual escala en la reserva antes de volar a África. Por eso desde el CSIC piden una mayor conciencia social y la creación de una cultura ambiental y científica, además de un mayor apoyo del sector privado, como reclama la ministra de Ciencia e Innovación, Cristina Gardenia.