Nuevo código de conducta

Irlanda limita la concesión de préstamos a ejecutivos y accionistas de los bancos

El Banco Central de Irlanda (ICB) publicó hoy un nuevo código de conducta para las entidades financieras nacionales encaminado a regular los préstamos concedidos a sus ejecutivos después de los abusos detectados durante los últimos años.

Según esta medida, a partir del próximo mes de enero todos los préstamos concedidos a directores, gerentes o accionistas que superen el millón de euros deberán ser aprobados primero por el ICB.

Un comité especial examinará también cualquier decisión tomada para, por ejemplo, cancelar la deuda de un individuo vinculado a una entidad en particular o para cambiar las condiciones de devolución de los préstamos.

El IBC indicó hoy que el código impedirá que los altos cargos y accionistas de bancos y entidades prestamistas puedan acceder a grandes cantidades de dinero en condiciones más favorables que el "cliente corriente".

Desde el estallido de la crisis económica en Irlanda en 2008, la Policía ha investigado al Anglo Irish Bank y el Irish Nationwide por ocultar préstamos concedidos a varios de sus directores y accionistas.

El nuevo código también limita a las instituciones financieras a prestar sólo un porcentaje de sus propias reservas.