Reforzar su estructura financiera

Abengoa estudia sacar a Bolsa sus filiales Solar y Bioenergía

Abengoa trabaja sobre la conveniencia de sacar sus filiales Abengoa Solar y Bioenergía a cotizar a Bolsa para lograr financiación si es necesario. La compañía, que logra un 31% de sus ventas con su actividad en España, estima que en tres años su primer mercado será EE UU.

Abengoa "está trabajando" en la posibilidad de reforzar su estructura financiera a través de la salida a Bolsa de sus filiales Abengoa Solar y Bioenergía y una posible ampliación de capital de Befesa, que ya cotiza en el mercado continuo. El director financiero, Amando Sánchez Falcón, admitió ayer que le están "dedicando tiempo a esta posibilidad", aunque aún "es prematuro hablar de plazos o de valoraciones".

Respecto del mercado idóneo en el que cotizar, el financiero no confirmó si elegirían España o EE UU, mercados principales para su negocio solar y de bioenergía. Su filial Telvent cotiza en el Nasdaq de EE UU. Señaló, al respecto del desempeño de la filial, que "España no va a ser el primer mercado solar para Abengoa y menos en energía termoeléctrica".

Tanto el director financiero como el secretario técnico de la compañía, José Domínguez, avanzaron que, de llevarse adelante los proyectos termosolares estadounidenses de Solana (Arizona) y Mojave Solar (cerca de Los Ángeles, California) para los que todavía están cerrando la financiación, "supondría una inversión de más de 2.000 millones de euros". La planta de Solana tendrá una capacidad de generación de 280 megavatios (MW) y la de Mojave tendrá 250 MW instalados. "Si estos proyectos se desarrollan conforme a lo previsto, en unos tres años el 30% de la facturación provendrá de EE UU", afirmaron.

La empresa tiene inversiones comprometidas por 2.437 millones

Actualmente, el 31% de las ventas de Abengoa, que superaron los 4.000 millones en 2009, se producen en España. "El país irá perdiendo peso equilibradamente, porque las ventas crecerán en otros lugares", explicó Sánchez Falcón.

El financiero apuntó, en relación a las salidas a Bolsa y el desarrollo de los proyectos, que "las necesidades de financiación de la compañía no son acuciantes ahora que hemos tenido acceso al mercado de capitales". En los últimos 12 meses, Abengoa ha emitido deuda por valor de 1.250 millones. Tienen un programa de inversiones comprometidas para sus líneas de negocio de 2.437 millones, de los que 1.727 millones se consiguen mediante deuda y alianzas con socios. Por eso, "decidirnos a sacar a Bolsa estos activos tendría más que ver con la cristalización del valor, con demostrar lo que valen, que con una necesidad de financiación", explicó. "No podemos adelantar valoraciones porque ahora somos bastante exigentes", estimó.

La venta de Telvent no se descarta, pero no es prioritaria

"Actualmente sería absurdo afirmar que nunca más vamos a valorar la venta de nuestro 40% de capital en Telvent o incluso de una parte", afirmó ayer el director financiero de Abengoa. La empresa tomó "una decisión de desinversión" en el capital de Telvent en octubre de 2008 "porque queríamos ser cautos y no arriesgar en cuestiones de liquidez. Es el negocio que menos sinergias tiene con el resto", aseguró Sánchez Falcón. Sin embargo, "no encontramos un precio razonable y preferimos vender una parte y mantener el resto", explicó.

Aunque no descartan seguir vendiendo, ahora mismo "estamos cómodos con nuestra parte y queremos mantener el status quo en la empresa", aseguró. Telvent es una filial relevante para Abengoa en términos de generación de caja y como proveedor crítico de servicios.

La cifra

37% creció el Ebitda de Abengoa en 2009 y un 21% el beneficio. El director financiero aseguró que se sienten "cómodos" con ese ritmo de crecimiento.