Acuerdo de las tres aerolíneas

Iberia no sacrifica ningún 'slot' en Barajas para unirse con British y AA

Iberia no ha ofrecido la cesión de ningún slot en el aeropuerto de Barajas para obtener la aprobación comunitaria a su acuerdo de colaboración en el mercado transatlántico con British Airways y American Airlines. Estas dos compañías, según las condiciones provisionales anunciadas ayer por la CE, cederán turnos de vuelo en Londres y Nueva York.

Iberia no sacrifica ningún 'slot' en Barajas para unirse con British y AA
Iberia no sacrifica ningún 'slot' en Barajas para unirse con British y AA

Las tres compañías han presentado una propuesta de cesión de turnos de vuelo para despejar los problemas de competencia que, según la Comisión Europea, planteará el estrechísimo acuerdo de colaboración con el que pretenden operar en el mercado transatlántico, donde se concentran algunas de las rutas más frecuentadas del mundo.

Las aerolíneas han rechazado el análisis de Bruselas, pero están dispuestas a sacrificar hasta 42 slots semanales en algunas de sus rutas transatlánticas para facilitar la entrada en el mercado de otros competidores. De manera significativa, ninguna de esas cesiones se producirá en el aeropuerto de Barajas, a pesar de que la dirección general de Competencia de la CE había advertido en el pliego de cargos enviado a las compañías que su acuerdo de colaboración restringiría el mercado en las rutas desde Madrid a Miami y Chicago. Las compañías sólo ofrecen a los competidores ciertos acuerdos de combinación de tarifa o de prorrateo para la ruta entre la capital española y Miami. Y en las rutas hacia Chicago no ofrecen nada.

Bruselas parece conformarse con esta oferta, aunque la autorización definitiva de la Comisión Europea (CE) al acuerdo todavía tardará unas semanas en llegar. El organismo comunitario abrió ayer un periodo de consulta de un mes para que terceras partes se pronuncien sobre las concesiones ofrecidas por las tres compañías.

BA y AA perderán derechos de vuelo en EE UU y Reino Unido

Virgin Atlantic, la gran rival de British Airways en el mercado transatlántico, ya ha calificado las concesiones ofrecidas como "lamentablemente inadecuadas". Richard Branson, presidente de la compañía, se reunió a principios de semana con el comisario europeo de Competencia, Joaquín Almunia, para intentar convencerle del daño que puede hacer a los consumidores la alianza entre BA, AA e Iberia.

Virgin asegura que la compañía británica y la estadounidense establecerán una posición prácticamente de monopolio en algunas de las rutas más frecuentadas y rentables entre EE UU y Londres. La aerolínea de Branson subraya, además, que sus rivales tendrán el 47% de los slots en Heathrow, un aeropuerto que, según Virgin, "está prácticamente lleno, lo que impide que ningún competidor desafíe el dominio de British y American".

En Londres se concentran, precisamente, la mayor parte de las concesiones ofrecidas por BA, AA e Iberia, aunque no todos los slots se cederán en Heathrow, sino que en algunos casos los competidores deberán volar desde Gatwick.

Las compañías proponen a la Comisión la cesión de turnos de aterrizaje y despegue suficientes para permitir siete frecuencias semanales entre Londres y Dallas; 14 entre Londres y Boston; siete entre Londres y Miami; y 14 entre Londres y Nueva York. También proponen la cesión de derechos en el aeropuerto John Fitzgerald Kennedy (JFK) de Nueva York para vuelos con destino a la capital británica.

Por último, están dispuestas a ceder en 2013 los slots que no hayan utilizado en los aeropuertos de Londres, suponiendo que ese sea el caso, para las rutas con Dallas y Miami.

Vinculantes

Si la Comisión da el visto bueno definitivo a la propuesta de las compañías, las concesiones adquirirán carácter vinculante en virtud del artículo 9 del Reglamento comunitario sobre normas antimonopolio. Deberán nombrar, y pagar, un supervisor independiente que verifique el cumplimiento de las condiciones pactadas. A cambio, evitan que la CE dictamine si su acuerdo supone o no una infracción de las normas de competencia.

Bruselas confía en abrir el mercado de EE UU

Los ministros de Transportes de la UE analizarán hoy en Bruselas, bajo presidencia española, las negociaciones en marcha con EE UU para liberalizar por completo el mercado aéreo transatlántico. La UE confía en lograr un acuerdo antes de fin de año que permita eliminar las restricciones de EE UU a la inversión en el sector y a la actividad comercial de las compañías europeas en aquel país. Las leyes estadounidenses prohíben que un inversor extranjero controle una aerolínea estadounidense y limita el derecho de voto de los accionistas extranjeros al 25% del total.

Además, Washington no permite que las aerolíneas europeas cubran rutas nacionales en EE UU, ni que dispongan de un centro operativo (hub) en el país. En 2008 se firmó un primer acuerdo de liberalización, que puede revocarse si no se amplía este año el proceso de apertura.

La alianza

Iberia, British Airways y American Airlines anunciaron en 2008 un acuerdo de cooperación en el mercado transatlántico que les permite pactar horarios de vuelo, capacidad y tarifas, así como repartirse los ingresos. Bruselas abrió en 2009 una investigación sobre el acuerdo.