Quiere mejorar el soporte al usuario

El buscador ficha profesionales para impulsar su móvil Nexus One y crecer en redes sociales

No todos los negocios en los que entra Google se convierten en oro. Al menos, no inmediatamente. Mientras su buscador, su plataforma móvil (Android) y su navegador (Chrome) van viento en popa, y sus incursiones en los vídeos online, con la compra de Youtube, apenas si encuentran rivales reseñables, no parece irle igual de bien en el terreno de las redes sociales ni tampoco en el lanzamiento de su móvil Nexus One, que llegó al mercado en enero, presentándose como un killer iPhone.

La compañía, que recibió duras críticas por la falta de servicio de atención al cliente tras iniciar la comercialización de su móvil de forma directa vía internet, ha emprendido la búsqueda de profesionales que le ayuden a mejorar el soporte al usuario. Una medida que podría ayudarla a impulsar las ventas de su terminal Nexus One, que en su primera semana vendió, según algunas estimaciones, 20.000 unidades, una cifra muy lejana a la alcanzada por el iPhone (1,6 millones en siete días) o el Droid de Motorola, que en el mismo plazo vendió 250.000. En su anuncio, Google señala que los profesionales tendrán que estar especializados tanto en el citado terminal como en el sistema operativo Android, en el que está basado el equipo.

El buscador también está fichando a veteranos especialistas en redes sociales, según cuenta la publicación online Cnet. Entre ellos figuran Chris Messina, Vill Norris y Joseph Smarr. æpermil;ste último, que liderará el equipo de Google en las redes sociales, ha asegurado a la citada publicación que "éste va a ser uno de los negocios clave donde la compañía quiere poner foco durante 2010".

GOOGLE 1.466,71 -1,34%

Google apostó por su propia red social Orkut, que salvo en mercados como Brasil y la India, no ha tenido grandes oportunidades frente al empuje de Facebook. Durante los últimos meses, se ha especulado que la compañía estuvo a punto de comprar Yelp, una red social estadounidense famosa por tener usuarios muy fieles. Google podría haber ofrecido 500 millones de dólares, pero los directivos de Yelp rechazaron la oferta.