Las regiones con mayor actividad fueron País Vasco y Navarra

El INE rebaja cinco décimas el aumento del PIB en Madrid, Murcia y Baleares

La economía española creció tres décimas menos de lo estimado inicialmente en 2008, según la revisión de la Contabilidad Regional hecha pública por el INE. Todas las comunidades, excepto Aragón y Navarra, han sufrido revisiones a la baja en su PIB, que se elevan a medio punto porcentual en Baleares, Madrid y Murcia.

El Instituto Nacional de Estadística realizó el pasado mes de agosto la actualización de los datos correspondientes a la Contabilidad Nacional de 2008, que dio como resultado una revisión a la baja de tres décimas del PIB. Cuatro meses después ha realizado ese mismo ejercicio en las comunidades autónomas y el resultado ha sido muy significativo. Excepto dos regiones (Aragón y Navarra), el resto de las autonomías ha visto rebajado su crecimiento, en especial Madrid, Baleares o Murcia, en las que el recorte se ha elevado a cinco décimas de PIB.

Desde el INE justifican este cambio por la inclusión de estadísticas estructurales relacionadas con la industria, la construcción y los servicios, así como de las cuentas regionales de las administraciones públicas en el cálculo de la contabilidad regional.

Hasta 2008 sólo se utilizaban las estadísticas coyunturales, como la producción o la entrada de pedidos en el caso de la industria, las ventas al por menor o la ocupación hotelera para realizar una aproximación sobre la evolución económica de cada región. El cambio impulsado por el INE consiste en incorporar estadísticas estructurales, como la Encuesta Industrial de Empresas o la Encuesta Anual de Servicios, a través de las cuáles se tiene una información más completa sobre la evolución del número de empresas, el valor de la producción o la creación de empleo. La revisión realizada por el INE muestra que el deterioro económico en la mayoría de las regiones fue mucho más profundo que lo estimado inicialmente en marzo, lo que obligó al organismo a rebajar en agosto tres décimas el crecimiento del PIB de España, que pasó del 1,2% al 0,9% del PIB.

Las regiones ligadas a la construcción, las más perjudicadas

La estadística muestra ahora que las regiones que experimentaron un mayor incremento del PIB en 2008 fueron País Vasco y Navarra, con crecimientos del 2%, gracias a la fuerte implantación de la industria en sus territorios (aún no había comenzado a sufrir el impacto de la crisis mundial) y a la menor presencia de la construcción respecto a otras regiones.

La revisión de las cifras también revela las graves consecuencias que ha deparado la crisis de la construcción en algunas comunidades autónomas. En 2007, Castilla La Mancha fue la región que más creció en términos de PIB (un 4,2% en tasa interanual) mientras que en 2008 tan sólo lo hizo un 0,7%, lo que provocó un fuerte deterioro en las cuentas públicas y en el de las empresas.

Este mismo efecto se puede constatar también en la Comunidad Valenciana, que durante 2008 inició la construcción de más de 86.000 viviendas, según los datos del Ministerio de Vivienda, lo que representa más del 14% del total nacional. Además, esta comunidad fue la quinta más visitada por turistas extranjeros, coincidiendo con el momento en el que se empezaron a sentir los efectos de la recesión en Reino Unido, Francia y Alemania, los tres principales mercados emisores. Esos dos factores han provocado que se sitúe a la cola del crecimiento regional en España por segundo año consecutivo, con un avance de apenas el 0,3%. A este incremento habría que descontarle el impacto económico que tuvo la celebración de la Copa América de Vela.

Un descuento similar habría que realizar en el caso de Aragón, única región, junto a Navarra, cuyo PIB de 2008 no ha sido revisado. En ese ejercicio experimentó un crecimiento del 1,1%, fuertemente condicionado por la celebración de la Exposición Universal, lo que la situó como la comunidad que mayor incremento registró en las ramas de servicios.

Mayor brecha en renta per cápita con la UE

La revisión realizada por el INE también ha ampliado la diferencia en el PIB por habitante entre España y la Unión Europea. En el avance hecho público en marzo, el PIB per cápita de Espaañ se situaba en 24.020 euros, mientras que el de la UE lo hacía en 25.100, lo que suponía una diferencia de 1.080 euros.

Cuatro meses después, la distancia se ha ampliado hasta los 1.226 euros, ya que la riqueza por habitante en España se ha revistado a la baja hasta los 23.874 euros.

Esta clasificación también muestra las profundas diferencias que aún perviven entre comunidades, ya que el PIB per cápita de la región más rica dobla al de la más pobre. Las primeras en la clasificación son País Vasco (31.952 euros), Madrid (30.998 ), Navarra (30.402) y Cataluña (27.914), mientras que las últimas son Extremadura (16.714) y Castilla-La Mancha (18.222).

La cifra

3,59% fue el crecimiento experimentado por el PIB de Murcia entre 2000 y 2008, el mayor de España. La media nacional se situó en el 3,09%.