Seguridad informática

El virus informático colecciona 20 años de graves pérdidas

'I love you', 'Blaster', 'Melissa' y 'Conficker', entre los más dañinos.

A lo largo del tiempo, la historia se ha especializado en distintas ramas: política, económica, de las civilizaciones, del arte... Ahora parece que le ha tocado a la historia de los virus informáticos, más breve pero muy dañina por los millones de afectados y las pérdidas provocadas (cerca de 15.000 millones de euros anuales, según algunas estimaciones).

La compañía española Panda Security, que cumple ahora 20 años, ha establecido un ranking con los virus más famosos de estas dos últimas décadas recordando nombres famosos como Viernes 13, que a finales de los años 80, cada vez que se activaba hacía que todos los programas que intentaban ejecutarse se borraran; Barrotes, de origen español, por el que aparecían unas barras en el monitor del usuario; Cascade, que hacía que las letras de la pantalla se cayeran como en una cascada; Chernobyl, que sobre escribía sobre la información que había en los discos duros; el I love you que modificaba los archivos de un ordenador cuando el usuario abría un archivo adjuntado a un e-mail con el título "tengo una carta de amor para ti"; "el Klez, que falseaba al remitente; o el más reciente Conficker, capaz de contaminar dispositivos como las memorias USB. Luis Corrons, director técnico de PandaLabs, cree que el más dañino fue el I love you, que en el año 2000 infectó a millones de PC de todo el mundo, incluidos los de instituciones como el Pentágono, provocando unas pérdidas de entre 5.500 y 8.700 millones de dólares. "Sorprendió mucho a la gente, que no estaba preparada ante esta amenaza", señala.

Otro de los ataques masivos más recordados fue el generado por Blaster, llegado desde EE UU en agosto de 2003, que provocó unas pérdidas a los afectados de entre 2.000 y 10.000 millones. Melissa, el primer virus que llegó por e-mail (1999) generó unos números rojos de 1.000 millones, unas cifras similares a las provocadas por el Sobig, un malware creado en Rusia "que colapsó miles de servidores", dice Corrons.

El ejecutivo de Panda recuerda otro parecido, el SQLSlammer, que en enero de 2003 colapsó a medio millón de servidores SQL en cuestión de días a través de una avalancha de correos electrónicos.

El 'malware' evoluciona desde el disquete al e-mail

Luis Corrons recuerda que las formas de expansión de los virus han cambiado en los últimos años. El directivo recuerda que amenazas como Viernes 13 o Barrotes se extendían de un ordenador a otro a través de disquetes, dado que entonces internet apenas se había extendido. Corrons explica que el ritmo de contaminación era más lento, si bien el ciclo de vida era más largo. Este experto afirma también que en los primeros tiempos, los virus eran más "regionales" dado que en algunos casos no llegaban a sobrepasar las fronteras de los países de origen. Corrons indica que, con internet, los virus se pueden extender rápidamente por el mundo, y señala que muchos vienen de países como Rusia, China o Taiwán.