Inversión

Los pequeños valores del parqué deslumbran a los grandes

En un momento complicado en el que la crisis global lleva a las grandes compañías a acumular pérdidas, los pequeños y medianos valores se alzan como los ganadores del parqué gracias a su escasa vinculación con el ciclo económico.

"Tardan bastante en reaccionar después de un mercado bajista. Son poco líquidos y sufren bastante el ciclo económico". Estas palabras de Nicolás López, director de análisis de M&G Valores, definen a las compañías de pequeña y mediana capitalización. Sin embargo, desde que comenzó el año, estos valores le están ganando la partida a los grandes del parqué.

Cuando las cosas vienen mal dadas para las Bolsas, con la volatilidad como ingrediente de un mercado no apto para inversores que huyen de los riesgos, los expertos optan por recomendar valores de peso con buenos resultados y elevado flujo de caja que garantice los pagos de dividendo. Sin embargo, la teoría no funciona y los valores con menos capitalización han sido los reyes de enero.

A punto de cerrar el primer mes del año, el Ibex 35 cae un 8% mientras que el Ibex Small Cap avanza un 3,7% y el Medium Cap apenas cede un 0,85%. Entonces, ¿dónde está el secreto de los valores pequeños y medianos? Los expertos tienen sus teorías. Javier Barrio, analista de BPI, considera que "estas subidas responden a la irracionalidad de las caídas brutales de septiembre y octubre" que se cebaron con los más pequeños del parqué. Si la caída del Ibex en 2008 fue del 43%, las del Ibex Small Cap se acercaron al 60%.

CAF 41,70 -0,36%
EBRO FOODS 18,81 0,11%
TÉCNICAS REUNIDAS 22,62 -0,53%
GRIFOLS 23,89 0,38%

"Están corrigiendo lo mal que lo hicieron el pasado año", asegura Ignacio Cantos, de Atlas Capital. El experto cree que "han llegado a niveles de valoración bastante atractivos; por eso suben".

Por su parte, Sergio Ruiz, de Caja Madrid Bolsa, cree que es una cuestión de diversificación, ya que los índices de pequeños y medianos cuentan con empresas de muchos sectores y el peso de éstos está más repartido, mientras que en el Ibex 35 pesan mucho dos sectores: banca y telecomunicaciones.

A la hora de valorar si estas compañías lo seguirán haciendo bien en los próximos meses, los expertos consideran que pueden seguir recuperando posiciones, aunque creen que en estos momentos de elevada volatilidad en las Bolsas y de crisis económica prima la prudencia y, sobre todo, la selección de valores.

Los expertos hacen sus apuestas

Banif considera que "dependerá más de los resultados individuales que del tamaño de la compañía". Aunque no se los recomienda a sus clientes, cree que a la hora de diversificar cartera es interesante tener Enagás, Gamesa, Grifols, OHL, Técnicas Reunidas y Ebro Puleva.

Y es más, Ebro Puleva, Viscofan y Grifols forman junto con Telefónica, la cartera recomendada por Caja Madrid Bolsa para este año. Sergio Ruiz, analista de la firma, señala que estas compañías "pertenecen a sectores defensivos que lo pueden hacer bien".

Grifols está presente, no sólo en la cartera de Caja Madrid, sino en la de muchos expertos. A pesar de que forma parte del Ibex 35, su pequeña capitalización lleva a los analistas a colocarlo en el grupo de los pequeños y medianos del parqué. BPI es uno de ellos. La entidad portuguesa cree que el fabricante de hemoderivados es un "perenne candidato a pertenecer a este club de elegidos ya que conjuga un perfil defensivo (industria oligopolística en crecimiento de escasa vinculación con el ciclo económico) con un importante potencial de crecimiento, siendo prácticamente la única compañía del sector que incrementará sensiblemente su producción en los próximos años".

El grupo catalán es el mejor valor del Ibex en lo que llevamos de año. A pesar de ello, BPI ve un potencial del 45%, al fijar el precio objetivo en 20,5 euros. La acción de Grifols experimentó en noviembre y diciembre un fuerte retroceso como consecuencia, principalmente, de la realización de beneficios de fondos que acumulaban importantes plusvalías.

La única apuesta de Nicolás López, de M&G Valores, es CAF ya que tiene una "buena visibilidad de ingresos para los próximos años". El fabricante de trenes, que perdió el pasado año sólo un 9,62%, tiene un potencial del 20% respecto al precio objetivo de 256 euros que le da el consenso de analistas de Bloomberg.

Este valor también es de los preferidos de Ignacio Cantos, de Atlas Capital. "Tiene una presencia importante en la construcción de los próximos trenes Ave", asegura. En su cartera de pedidos para los próximos dos años se encuentra el suministro de trenes de alta velocidad y ancho variable para Renfe, unidades diésel para Argelia, coches tranvía para Edimburgo (Gran Bretaña) y Antalya (Turquía), además de Vitoria y Sevilla.

Técnicas Reunidas, por su parte, es la niña bonita de los analistas aunque no tanto de los inversores. La ingeniería petroquímica se cuela en el 'top pick' de BPI. La compañía cotiza actualmente con "múltiplos tremendamente atractivos" con una rentabilidad por dividendo del 10%. Aún así, el precio objetivo de 31,40 euros "resulta además conservador, asumiendo dentro de nuestra valoración una caída en el orderbook en 2009, alcanzándose el pico de beneficios en 2001-12, momento a partir del cual los ingresos caerían en torno a un 40% en 2013-14 como consecuencia de la caída en la actividad de exploración y producción y en el sector de petróleo y gas".

Con todo ello, los analistas de BPI estiman una tasa de crecimiento anual 2007-2011 de los beneficios y del Ebitda (beneficio antes de impuestos, amortizaciones e intereses) del 11% y del 13% respectivamente, niveles que se encuentran por debajo de las previsiones de consenso.

En la última semana, la compañía ha dado buenas noticias a sus inversores. Y es que se ha adjudicado un proyecto en los Emiratos Árabes con la compañía Abu Dhabi Company for Onshore Oil Operations (Adco), parte del grupo Adnoc, para el desarrollo del proyecto de campos Sahil y Shah en Abu Dhabi. Tal y como ha explicado Técnicas, la terminación del proyecto está prevista para finales de 2012 y tiene un valor aproximado de 1.300 millones de dólares.

Oportunidades en el sector de la alimentación

El sector de alimentación será, a juicio de los expertos, uno de los que mejor se comporte en los próximos meses, al ser uno de los pocos que no se verá afectado por la bajada del consumo. En este grupo, Fortis apuesta por Ebro Puleva, mientras que BPI se decanta por Campofrío.

La firma belga-holandesa incluyó en su cartera de valores para 2008 a Ebro Puleva pensando que la compañía podía beneficiarse de varios factores. En primer lugar, de la exposición al mercado americano -que supone un 20% de sus ventas- y que le permitirá unas mejores cifras en un contexto de apreciación del dólar. En segundo lugar, de la "sólida posición financiera" tras la venta de su división de azúcar que le llevará a reducir su endeudamiento y, en tercer lugar, porque la compañía "sigue ganando cuota de mercado".

En cuánto a Campofrío, el valor vuelve a repetir en la lista de privilegio de BPI tras la última propuesta del pasado septiembre. "Campofrío, tras su fusión con Smithfiled, se ha convertido en el líder europeo de procesamiento de carne, reduciendo además su exposición a una economía en claro retroceso como la española y accediendo a importantes sinergias gracias a esta fusión", explican estos expertos. BPI tiene un precio objetivo de 12,10 euros.