Crisis financiera

Bancos y cajas niegan que "hayan cerrado el grifo" en la concesión de créditos

Los bancos y cajas españoles han asegurado que siguen y seguirán prestando dinero a los proyectos empresariales "solventes", y reiterado que el recorte en la concesión de créditos se debe a una "contracción" de la demanda y no a que el sector haya "cerrado el grifo".

Así lo dijeron hoy el secretario general de la Asociación Española de Banca, Pedro Pablo Villasante, y el director general de la Confederación Española de Cajas de Ahorro (CECA), José Antonio Olavarrieta, que intervinieron en unas jornadas del Ministerio de Industria para informar a las pymes de las medidas de apoyo ante la crisis.

Ambos reconocieron que se han elevado las exigencias respecto a otros años a la hora de conceder créditos, aunque lo achacaron a la crisis y a las estimaciones a la baja de las propias empresas. Subrayaron que las entidades españolas, a diferencia de otros países, son "solventes y rentables" y no han tenido que ser rescatadas ni ayudadas por el Gobierno, que sólo les ha dado liquidez "a precios de mercado".

"No creo que en un país donde hay una competencia en el sistema financiero tan importante como en España se deje una demanda de crédito solvente sin atender", aseveró Villasante, que descartó que la banca española necesite ser "recapitalizada".

Aseguró que la banca sigue haciendo su trabajo -prestar dinero y canalizar adecuadamente el ahorro- y apuntó que en cualquier proceso de análisis a la hora de conceder créditos hay que tener en cuenta las circunstancias de cada momento.

En este sentido, explicó que en la actualidad los proyectos que se están presentando incluyen unas perspectivas de retorno menores o una mayor fragilidad en sus planteamientos que deben ser tenidas en cuenta.

"No se trata de que se mire mejor ahora o se sea más exigente", afirmó Villasante, que apuntó que en España el análisis siempre ha sido riguroso "lo que nos ha llevado a estar en una situación de solvencia que, si se compara con el de entorno internacional, es muy favorable".

Respecto al llamamiento hecho desde el Banco Central Europeo a las entidades para que concedan crédito a empresas y familias, consideró que debe referirse a otros países en los que puede que haya habido una contracción en los préstamos porque la banca no es "solvente" y han tenido que ayudarla.

El director general de la CECA dijo que es impensable que ninguna entidad que tenga liquidez y proyectos solventes "no vaya a prestar dinero", y subrayó que en 2008 las cajas prestaron 56.000 millones de euros y renovaron créditos a empresas por valor de 80.000 millones, cifras que sumadas suponen el 6,8 por ciento más que en 2007.

"Hay una lógica contracción de la demanda, pero estamos interesadísimos en seguir prestando porque es a lo que nos dedicamos", afirmó Olavarrieta, quien apuntó que en años anteriores se criticaba a las entidades por conceder demasiados préstamos.

Aseguró que seguirán prestando dinero a los "prestatarios solventes" y negó que hayan "cerrado el grifo", a lo que añadió que es lógico que en época de crisis haya una mayor exigencia a la hora de dar financiación.