Asia

Tokio cierra el peor año de su historia con una caída del 42%

La Bolsa de Tokio cerró hoy con un alza de casi el 1,30% el que ha sido el peor año de su historia, en el que ha acumulado pérdidas del 42% arrastrada por la crisis financiera mundial.

En su última sesión de 2008, de media jornada antes de las vacaciones de fin de año en Japón, el Nikkei ganó 112,39 puntos, o un 1,28%, hasta los 8.859,56 enteros, mientras el Topix, que agrupa a todos los valores de la primera sección, subió 4,47 puntos, o un 0,52%, hasta las 859,24 unidades.

Tokio, segunda bolsa del mundo tras Nueva York, cerró así cuatro sesiones consecutivas de alzas que le han permitido recuperar la barrera de los 8.800 puntos, por primera vez desde el 11 de noviembre. Ello no ha impedido, como era previsible, que el selectivo tokiota haya cerrado el que ha sido el peor ejercicio de su historia, con una pérdida acumulada del 42,12% o 6.448,22 puntos.

El año pasado el Nikkei cerraba en los 15.307,78 puntos y el Topix en los 1.475,68 enteros, lo que en este último caso significa que ha perdido un 41,77% o 616,14 unidades. En la sesión de hoy los ganadores fueron la minería, las empresas de caucho y las de maquinaria de precisión, mientras perdieron las aseguradoras y las inmobiliarias.

Los analistas se mostraron divididos sobre la tendencia que tendrá la bolsa tokiota el próximo año, ante las diversas políticas que han decidido los Estados para hacer frente a la crisis.

Hiroichi Nishi, experto de Nikko Cordial, dijo a la agencia local de noticias Kyodo que "la debilidad de la economía real está teniendo un fuerte impacto en el sistema financiero, pero que desconoce cuándo se disipará la incertidumbre.

En la primera sección 1.152 valores ganaron terreno, por 425 que lo perdieron y 116 que se quedaron como estaban. El volumen de cotización se situó en los 853,97 millones de acciones, en comparación con los 1.241 millones de toda la jornada de ayer, y 575,61 millones de la sesión de mañana de ayer.