Suministro

Gazprom amenaza con cortar el gas a Ucrania por impago de deudas

El consorcio gasístico ruso Gazprom amenazó hoy con cortar el suministro de gas a Ucrania desde el 1 de enero si hasta entonces ese país no salda sus deudas por el carburante recibido en noviembre y diciembre.

El portavoz de Gazprom, Serguéi Kupriánov, confirmó que Kiev ha transferido 800 millones de dólares por los suministros de octubre, pero denunció que los ucranianos también han avisado de que "no pagarán nada más hasta el Año Nuevo".

"Esto significa que a partir del 1 de enero no tendremos razones jurídicas para suministrar gas a Ucrania", afirmó Kupriánov, quien precisó que Ucrania debe a Rusia en concepto de los envíos de noviembre y diciembre más multas unos 2.000 millones de dólares.

La deuda contraída por Ucrania con Gazprom por el suministro de gas de septiembre a diciembre y en concepto de multa asciende, según la parte rusa, a 3.057 millones de dólares.

Kupriánov agregó que debido a esos impagos Gazprom en 2009 tampoco podrá firmar contratos directos con la compañía estatal ucraniana Naftogaz para vender gas al país vecino, renunciando a empresas mediadoras.

El vicepresidente de Gazprom, Alexandr Medvédev, señaló a su vez que el consorcio en sus negociaciones con Naftogaz ha propuesto "diversos esquemas de pago, teniendo en cuenta las dificultades económicas de Ucrania, pero todos fueron rechazados".

Desde Kiev, el portavoz de Naftogaz, Valentín Zemlianski, desmintió que su compañía haya decidido suspender los pagos, y declaró que éstos "avanzan según lo previsto, y la transferencia de los 800 millones de dólares es una prueba de ello".

Evitar una "guerra del gas"

Medvédev y Kupriánov aseguraron que Rusia quiere evitar a todo precio una repetición de la "guerra del gas" de enero de 2006, cuando el corte de los suministros a Ucrania por parte de Gazprom colocó en una delicada situación a los países de la Unión Europea, que reciben de Rusia una tercera parte de lo que necesitan.

En torno al 80% del gas que Rusia exporta a Europa pasa por territorio de Ucrania, y Moscú durante el anterior conflicto acusó al Gobierno de Kiev de sustraer ilegalmente de los gasoductos el carburante destinado a los clientes europeos.

Kupriánov adelantó que Gazprom hoy mismo avisara oficialmente a sus clientes sobre los problemas con Ucrania y las posibles interrupciones de los suministros.

El presidente de Ucrania, Víctor Yúschenko, anunció hoy que su país ya ha pagado a Rusia 800 millones de dólares por el suministro de gas y pagará en breve otros 200 millones, y el martes no descartó utilizar para ello un crédito del Fondo Monetario Internacional.

Moscú y Kiev alcanzaron en septiembre un acuerdo en virtud del cual Rusia no comenzaría a cobrar el gas a Ucrania según los estándares europeos de mercado hasta 2011, manteniéndole durante los dos próximos años un precio favorable, que actualmente es de 179,4 dólares por cada mil metros cúbicos de carburante.

Recientemente, el primer ministro ruso, Vladímir Putin, advirtió de que Rusia tendrá que "cortar el suministro" si Ucrania "no cumple con los acuerdos o, como el pasado año, sustrae ilegalmente gas".

Posible subida del precio

Además, en noviembre Moscú advirtió a Kiev de que, si no abona sus deudas hasta el Año Nuevo, el precio del gas para Ucrania en 2009 subirá de 179,5 a 400 dólares por cada mil metros cúbicos de carburante.

Medvédev recordó que en 2006 Rusia accedió a bombear más gas de sus reservas para compensar a los clientes ucranianos la cantidad sustraída por Ucrania, pero subrayó que no tenía la obligación de hacerlo.