Competencia

El Tribunal de la UE confirma la multa a una filial de Repsol por pactar precios

El Tribunal de Primera Instancia de la UE confirmó hoy la decisión de la Comisión Europea (CE) de multar a General Química, una filial de Repsol, con 3,38 millones de euros por participar en un pacto de precios para determinadas sustancias usadas en la industria del caucho.

La Corte europea desestimó el recurso presentado por la empresa contra la sanción que Bruselas le impuso en 2005 en el marco de una decisión que afectó también a la alemana Bayer, a la holandesa Flexsys y a la estadounidense Crompton, posteriormente llamada Chemtura.

Según la Comisión, estas tres compañías se pusieron de acuerdo para intercambiar informaciones y aumentar los precios de productos químicos para el tratamiento del caucho en los mercados europeos y a escala mundial entre 1996 y 2001, mientras que General Química se sumó a estos acuerdos en 1999 y 2000.

El importe total de las multas ascendió a 75,86 millones de euros, de los que más de 58 millones correspondieron a Bayer y 3,38 a General Química.

REPSOL 14,15 -0,25%

La CE consideró además que, pese a no haber formado parte del cartel, Repsol YPF y Repsol Química eran "responsables del comportamiento" de su filial General Química.

Los antidegradantes y los acelerantes producidos por las empresas sancionadas son productos químicos sintéticos u orgánicos que sirven para mejorar la fabricación y las características del caucho, sobre todo en la producción de neumáticos para automóviles y otros vehículos.

Según recordó hoy el Tribunal, estas sustancias químicas son las más importantes en términos de valor de mercado de todas las utilizadas en la industria del caucho.